11|6|2022

Unidad sin Macri: quedó renga la mesa que JxC tendió para la foto

20 de mayo de 2022

20 de mayo de 2022

La alianza opositora tampoco tiene paz. El expresidente faltó a la cita de La Matanza. Avisó durante la semana, pero no toda la dirigencia estaba enterada.

“Buscar que baje la tensión”. Esa fue la explicación que primó en Juntos por el Cambio ante el faltazo, con aviso, del expresidente Mauricio Macri al primer encuentro temático de la mesa nacional de la coalición opositora, realizado este viernes en la república peronista La Matanza, provincia de Buenos Aires. Con el eje puesto en la cuestión social, las principales figuras de JxC comparecieron en el predio natatorio Acapulco, menos el exmandatario, que hace una semana había agitado: "La unidad por la unidad misma no sirve".

 

Pensado como una oportunidad para mostrar una foto de unidad, el evento en el populoso municipio bonaerense en el que, además, el PRO denunció la manipulación de los datos del Censo 2010, en la última reunión de la Mesa Nacional se acordó que en ese encuentro se plasmarían los proyectos sobre cuestiones sociales en las que venían trabajando la Fundación Pensar, la Alem, el Instituto Hannah Arendt y Encuentro Federal. 

 

Sin embargo, enrareció el clima la ausencia del expresidente, que había avisado hacía semanas que no iba a ser de la partida debido a su viaje a Arabia Saudita y Qatar por cuestiones vinculadas a su labor como presidente de la Fundación FIFA.

 

Después de que reprogramó ese viaje, sin fecha aún, se especuló con la posibilidad de que fuera de la partida en La Matanza, más todavía cuando ya dejó entrever que tiene pensado hacer recorridas por el conurbano bonaerense, pero se impuso la necesidad de bajar tensiones dentro de la coalición opositora. 

 

Así se lo hizo saber a un puñado de dirigentes encargados de la organización a mediados de semana. Este viernes, las preguntas sobre su inasistencia empujaron la dirigencia a bajarle el precio al faltazo. "Nunca estuvo confirmado que viniera", ensayó un vocero ante la consulta de este medio.

 

Las explicaciones quedaron cortas frente a la agenda política recargada que desarrolló Macri en las últimas horas. En ese raíd, que lo mostró hiperactivo, se destacó una visita a Santa Fe el jueves por la noche, cuando se encontró con el diputado nacional Federico Angelini, y la reunión que mantuvo este mismo viernes con el también legislador pero de UCR-Evolución Rodrigo De Loredo, en sus oficinas en Olivos.

 

En La Matanza no toda la concurrencia estaba al tanto de que el fundador del PRO no iba a asistir. Prueba de eso fue la sorpresa que se llevó, ante la prensa apostada en la puerta del complejo, el auditor general de la Nación, Miguel Ángel Pichetto, cuando lo consultaron sobre la ausencia de su excompañero de fórmula. Otro dirigente muy cercano a Macri, como es el exsenador Ramón Puerta, también se desayunó con esa noticia.

 

Como si se tratase de un juego de ajedrez, Macri calcula cada uno de sus movimientos. “La semana que viene empieza una gira mediática. Por eso, busca bajar un poco el perfil en estos días”, le dijo a Letra P uno de los dirigentes del PRO que fue a la cita y tiene dialogo fluido con el expresidente. Esas acciones coincidirán con las del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que avanzará también a partir del lunes en ese sentido. ¿Habrá pelea por el rating? En ambos equipos de comunicación desconocían la agenda del otro. 

 

La cuestión no es menor si se tiene en cuenta la disputa ya lanzada por la candidatura presidencial del PRO, que también tiene a la titular del partido, Patricia Bullrich, inscripta para correr. Sin embargo, esa competencia tiene sus apostillas de “compañerismo”, como sucedió después del encuentro en el que Bullrich hizo de “distracción” con la prensa para que Larreta saliera rápido, ya que tenía otro evento al que asistir.

 

Antes y durante el encuentro, todas las tribus de JxC pusieron énfasis en que hubo un acuerdo para plantear cuestiones básicas vinculadas a la problemática social. “No es común que logremos ponernos todos de acuerdo sobre cómo abordar esa cuestión”, remarcó uno de los encargados de elaborar el documento final. 

 

Del encuentro surgieron cinco postulados generales: 

 

  1. El Estado debe volver a tomar la dirección de la política social de manera directa.
  2. La mejor política social es el trabajo.
  3. Red de protección social para la igualdad y la libertad.
  4. Los programas sociales deben ser efectivos.
  5. Atacar la pobreza estructural.

Uno de los momentos más álgidos fue cuando tomó la palabra Pichetto, que cargó contra el dirigente social Juan Grabois. “Cuando volvamos a ser gobierno, no podemos darle dinero a Patria Grande, sino a los que juegan para nosotros”, bramó ante la mirada de algunos de los encargados de políticas sociales del espacio que mantienen buena sintonía con el amigo del papa Francisco.