30|6|2022

Kicillof y la coparticipación: "Sería grave que se resolviera por un vínculo judicial"

19 de mayo de 2022

19 de mayo de 2022

Ya sin mediaciones y a la espera del fallo judicial, denunció que “el macrismo está presionando” para mantener la "piñata" que "le repartió a la Ciudad".

A la espera del fallo judicial de la Corte Suprema que determinará la distribución de los fondos de la coparticipación, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, aseguró que sería “grave” que la disputa se “resolviera por el vínculo con el Poder Judicial” ya que, denunció, “el macrismo está presionando” para obtener una resolución favorable al alcalde Horacio Rodríguez Larreta

 

“El macrismo está presionando para llevarse la piñata que se llevó cuando (el expresidente Mauricio) Macri le repartió a la ciudad de Buenos Aires recursos a troche y moche de una manera absolutamente discrecional y sin ninguna explicación", declaró en diálogo con la agencia Télam al denunciar los nexos que existen entre el gobierno porteño y el máximo órgano judicial del país. 

 

El gobernador del distrito más poblado del país, y por ende uno de los más relacionados con la distribución de los fondos del Estado nacional a las provincias, hizo referencia a la disputa judicial que inició Larreta para dejar sin efecto el decreto del presidente Alberto Fernández que retrotrajo, en 2020, el aumento dispuesto por Macri de los fondos de coparticipación de la Ciudad del 1,4% al 3,75%. Durante las últimas semanas, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, mantuvo una serie de reuniones con representantes porteños para llegar a una solución consensuada, algo que finalmente no se logró y por lo cual se espera el fallo de la Corte Suprema. 

 

"Obviamente no le puedo decir a quien gobierna la Ciudad que no tienen derecho a necesitar o a pedir más recursos, pero es muy injusto en lo que representa la distribución federal", agregó Kicillof, quien calificó como “injusta e inadecuada” la política de Macri que elevó los fondos porteños. "Nuestro país es federal y eso implica que la distribución de los recursos hay que trabajarla en consenso con las demás provincias", profundizó.

 

En esta disputa económica, que ahora también es judicial, Kicillof se sumó al reclamo de 17 provincias que, a través de una carta, aseguraron que “el federalismo no se negocia” y en la cual, además, manifestaron su “profunda preocupación por la injerencia indebida” de la Corte Suprema en la disputa que enfrenta (una vez más) a la Casa Rosada con la sede de Uspallata.