JUNTOS EN EL BARRO

Grindetti y una reunión para bajar tensiones con Macri, el Cristina de JxC

En medio de la crisis del PRO bonaerense, el expresidente y el intendente se mostraron juntos y se diferenciaron de las palomas. Mauricio lidera, Mariu opera.

El expresidente Mauricio Macri y el intendente de Lanús, Néstor Grindetti, se tomaron este jueves una fotografía en medio de la crisis por la salida estrepitosa del alcalde de la mesa provincial de Juntos, portazo motivado, se dijo, por reproches del jefe comunal a los sectores macristas que le borraban con el codo los acuerdos con el oficialismo bonaerense que él escribía con la mano. La imagen buscó mostrar la estabilidad de una relación política que lleva varias décadas y una estrategia electoral conjunta hacia 2023 que, incluso, los pone en contraste con otras figuras nacionales del PRO como el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y la diputada nacional María Eugenia Vidal, principales exponentes del ala moderada de la oposición. 

 

La reunión había sido agendada, aseguran en Lanús, con algunas semanas de anticipación, es decir, antes de la crisis por la representación del PRO en la mesa de Juntos. Macri y Grindetti suelen verse al menos una vez al mes para analizar temas de coyuntura política y económica. El lugar elegido para esta ocasión fue nuevemante las oficinas que el egresado del Cardel Newman tiene sobre Avenida Libertador, en el exclusivo barrio bonaerense de Olivos, en el que suele recibir a la dirigencia política y empresaria. Pese a las tensiones de última hora o justamente por esa situación, decidieron hacer público el encuentro como un mensaje al interior del partido amarillo, tironeado por internas cruzadas. 

 

Según reconstruyó Letra P, durante el encuentro abordaron una de las principales preocupaciones que tiene el macrismo duro: la pérdida de identidad del PRO. “El partido se fundó para ir en contra del status quo y los privilegios, pero empezó a irse hacia otro lado. Hay que volver a las bases”, sostuvo una fuente al tanto de la conversación.

 

La decisión de exponer la fotografía en redes sociales tuvo que ver con la necesidad de ambos de buscar apaciguar las tensiones que se dispararon después de que se trabaran las negociacioenes con el oficialismo en la Legislatura bonaerense para ocupar cargos vacantes en organismos del Estado, como las sillas vacías en el directorio del Banco Provincia, la Defensoría del Pueblo y la designación de Federico Thea en el Tribunal de Cuentas, además de una reforma de una ley que impulsó Vidal durante su gobierno para ajustar la caja de jubilaciones del organismo de crédito público.

 

Como dio cuenta este medio, fue esa falta de una postura común en la oposición la que llevó a Grindetti a abandonar la mesa de conducción provincial de Juntos, con serias críticas a algunos de sus pares. "Su responsabilidad era garantizar esos acuerdos y defender los intereses de la mesa provincial, pero a último momento algunos cambiaban de parecer y el que quedaba mal parado era él... por eso decidió irse", aseguró un dirigente cercano al exministro de Hacienda de la Ciudad durante la administración de Macri.

 

"Se juntan una vez por mes, pero no suelen hacer fotos. Acá hubo una clara intención de mandar ese mensaje”, respondieron desde la mesa chica de Macri ante la consulta de este medio, sobre todo después de las versiones que indicaban que el intendente de Lanús había abandonado su silla en la mesa de decisiones por desencuentros políticos con el ala dura de la coalición.

 

En el entorno de Grindetti devolvieron gentilezas. "El líder indiscutido es Mauricio, más allá que Néstor pueda apoyar a Horacio en su carrera", avisaron.

 

Fue ella

A lo largo de la charla de más de una hora, en la que la política ocupó un 80% del tiempo, coincidieron en culpar a sectores vinculados a Vidal de “hacer operaciones de prensa” contra el jefe comunal.

 

Maximiliano Abad, senador de la UCR
Karina Milei junto a la rosarina Romina Diez.

También te puede interesar