22|11|2022

Datos oficiales: las mujeres trabajan más horas que los varones

01 de mayo de 2022

01 de mayo de 2022

El 91% del trabajo doméstico está en manos femeninas, mientras que el 73,9% es realizado por hombres. Los anuncios que se esperan del Gobierno.

El Día del Trabajo llega con diversas discusiones públicas sobre qué es empleo genuino y qué no, cómo se incluye a la economía popular en la conversación y cuándo se empieza a considerar trabajo al trabajo doméstico no remunerado. De acuerdo con los resultados preliminares de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo 2021, el 91,6% de las mujeres realiza tareas domésticas, mientras que en el caso de los varones lo hace el 73,9%. Esto no es novedad para la agenda feminista, pero los datos oficiales venían con demora ya que la última encuesta data de 2013. Los datos sobre Trabajo Doméstico y de Cuidados No Remunerado (TDCNR) permite conocer quiénes se encargan de los quehaceres del hogar, el apoyo escolar y al cuidado de personas, entre otras actividades básicas.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En 2020, la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género cuantificó el aporte del TDCNR al Producto Interno Bruto (PIB) y su variación en el contexto de la pandemia, lo que permitió tomar dimensión de que el sector de los cuidados es estratégico a la hora de pensar la reactivación económica del país. El análisis indicó que el aporte del TDCNR al PIB es de 15,9%, por encima de la industria y el comercio.

 

Los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) ofrecen más evidencia: sobre el trabajo productivo total –la suma de remunerado y no remunerado- las mujeres realizan un 94,6%, mientras que los varones un 90,2%. Conclusión obvia: ellas trabajan más horas que ellos.

 

En relación con el trabajo en la ocupación (remunerado), los hombres realizan el 55,5% mientras que las mujeres el 36,9%, “lo que indica que persiste la prevalencia masculina en el mercado laboral remunerado”, sostienen el informe.

 

Según explicó el director de Estudios de Ingresos y Gastos de los Hogares del INDEC, Gabriel Viú, “existe una diferenciación muy significativa en el acceso al trabajo de hombres y mujeres, ya que, a mayor nivel educativo de los varones, realizan más trabajo no remunerado. Mientras que, las mujeres, a mayor nivel educativo, más acceso al trabajo remunerado y menos trabajo no remunerado”. La responsabilidad doméstica representa también un obstáculo para el acceso a la educación y, por lo tanto, en el acceso al mercado laboral formal. Viú destacó que “en los hogares con demandantes de cuidado (menores de 14 años), para las mujeres implica un aumento en el trabajo no remunerado. En cambio, para los varones no varía significativamente y se mantiene el índice de empleo”. Es decir que en los hogares con hijos a cargo, quienes quedan fuera del mercado laboral son ellas (algo que se visibilizó aún más durante la pandemia).

 

Luciana Kirjner y Mora Vinokur analizaron los resultados preliminares de la encuesta para la organización Ecofeminita (cuyo trabajo se enfoca en la distribución asimétrica de los trabajos no remunerados y de cuidados): “Que las mujeres dediquen más horas del día al trabajo, entendido de forma amplia, pero que tengan mayor incidencia de la pobreza no tiene que ver con roles naturales ni capacidades diferenciales. Responde a estereotipos y roles socialmente asignados e históricamente reproducidos”, sostienen.  

 

Y agregan: "Esarealidad deja a las mujeres con menos tiempo para su ocio, formación e inserción en el mercado laboral pero también en la participación política. A su vez, dentro del mercado laboral, también son las mujeres la mayoría entre quienes se dedican a las tareas domésticas y de cuidado, que tienen peores condiciones y remuneración que otras actividades. Por estas razones, las luchas feministas ponen en evidencia que la distribución inequitativa de los cuidados constituye un nudo crítico de las desigualdades de género”.  

 

El cuidado prometido

En términos de políticas públicas destinadas a reducir las brechas de género relacionadas con el trabajo no remunerado, el Gobierno puso en marcha medidas aisladas como el plan del Anses de Reconocimiento de Aportes por Tareas de Cuidado. Y haciendo punta entre los municipios, el intendente de Hurlingham, Damián Selci, en el marco del anuncio de un aumento salarial de 55% promedio para todos los agentes municipales, incorporó un adicional por “tareas de cuidado” de $3.000 para las trabajadoras.

 

La desigualdad requiere de medidas más profundas. En su discurso de apertura de la Asamblea Legislativa, el presidente Alberto Fernández prometió enviar al Congreso un proyecto de licencias igualitarias y la creación de un Sistema Nacional de Cuidados. Según pudo saber Letra P, este lunes en la Casa Rosada habría anuncios en este sentido. Si esto se confirma, el proyecto para modificar y ampliar los días por paternidad y maternidad (que incluirían a monotributistas y régimen autónomo, además de adoptantes) y la iniciativa sobre el Sistema de Cuidados podrían entrar al Congreso en las próximas horas.

 

En el Congreso duermen más de 40 proyectos para ampliar los dos días de licencia por paternidad que rigen actualmente. La larga siesta de estas propuestas tiene que ver con las resistencias del sector privado. Por eso, Fernández advirtió que, esta vez, los costos correrán por cuenta del sistema de seguridad social.

 

El primer paso, entonces, es tener el sello de Mesa de Entradas en alguna de las dos cámaras del Congreso, algo que podría concretarse en las próximas horas. Después, habrá que quiénes respaldarán esas iniciativas a la hora del debate parlamentario. A priori, se supone que contarán con el aval de las feministas más allá de su pertenencia partidaria.