01|7|2022

Revés judicial al vidalismo: el juez se aferra a la causa Gestapo-gate

28 de abril de 2022

28 de abril de 2022

Kreplak ratificó su competencia y rechazó nulidades planteadas por el senador Juan Pablo Allan y el exviceministro de Justicia Adrián Grassi, entre otros.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) El juez federal de La Plata Ernesto Kreplak rechazó declinar su competencia y planteos de nulidad presentados por parte de las defensas de los 14 imputados en la causa en la que se investiga el funcionamiento de una “mesa judicial” durante el gobierno de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires para armar expedientes contra dirigentes gremiales.

 

El magistrado resolvió rechazar la declinatoria de competencia solicitada por la defensa del exfuncionario de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Juan Sebastián Destafano (ligado el expresidente de Boca Daniel Angelici) y del exsubsecretario de Justicia de la provincia de Buenos Aires Adrián Grassi, con el fin de llevar el expediente a los tribunales federales de Comodoro Py, donde el macrismo tiene clima favorable. Planteos similares fueron presentados por el intendente de La Plata, Julio Garro, y el senador bonaerense de Juntos Juan Pablo Allan.

 

Según la resolución a la que accedió Letra P, al confirmar la validez de su actuación en la causa el juez sostiene que, aunque “entre los funcionarios que participaron de los hechos imputados haya algunos que se desempeñaban como funcionarios públicos nacionales con asiento en la Ciudad de Buenos Aires, no es la sede de sus oficinas lo que define la competencia, sino el lugar de comisión de los hechos investigados”.

 

“En todo caso, la participación de funcionarios del gobierno nacional en ejercicio de esas funciones es lo que justifica la intervención del fuero federal, más no la remisión a los juzgados de la Capital”, remarca el juez en su resolución.

 

En cuanto a las nulidades, el magistrado asegura que “debe señalarse en contra de la pretensión nulificante que dicha regla de exclusión probatoria dista de resultar indiscutida y aplicable a todos los casos que tengan como antecedente una ilicitud”. Estos planteos fueron impulsados por las defensas de Grassi, Allan, Garro y del exministro de Infraestructura bonaerense Roberto Gigante.

 

De esta forma, el juez quedó ahora en situación de resolver la situación procesal de los empresarios, exfuncionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y del gobierno de Vidal que se encuentran imputados y fueron indagados.

 

El expediente se inició en diciembre pasado, cuando en instalaciones de la AFI se halló un video que registró una reunión que se llevó a cabo en junio de 2017 en la sede porteña del Banco Provincia y de la que participaron funcionarios del entonces gobierno de Vidal, agentes de la AFI, empresarios de la construcción de La Plata, el intendente Garro y el senador Allan, entre otros, donde se analizó la forma de impulsar acciones judiciales causas contra el extitular de la UOCRA platense Juan Pablo Medina y definir un curso de acción contra otros dirigentes gremiales.

 

De ese encuentro participó el entonces ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, quien -se ve en la grabación- les comunica a los presentes su intención de contar con “una Gestapo” –la policía del régimen nazi— para actuar contra los sindicatos.

 

La causa se inició por una denuncia que presentó la interventora de la AFI, Cristina Caamaño (fundadora de Justicia Legítima), ante la Justicia Federal de La Plata.

 

LO QUE VIENE

El expediente ingresó en una de sus etapas de definiciones. El juez deberá evaluar si habrá procesamientos o no y, en caso de haberlos, si son con prisión preventiva o con los acusados en libertad.

 

La última indagatoria se desarrolló el 5 de abril, ese día se presentó en sede judicial el senador platense Juan Pablo Allan quien se negó a responder preguntas de juez Kreplak y de la fiscal Ana Miriam Russo. A cambio dejó un escrito con su versión de los hechos. Luego de este trámite la querella del exgremialista Medina solicitó que sean procesados los exfuncionarios bonaerenses, los empresarios y los espías de la AFI que se reunieron en la sede porteña del Banco Provincia en 2017 para diseñar una estrategia para perseguirlo judicialmente, y reclamó que además se cite a indagatoria a la exgobernadora María Eugenia Vidal y al expresidente Mauricio Macri, entre otros.

 

"Consideramos que el múltiple elemento de prueba incorporado al proceso impone se disponga el procesamiento de Marcelo Villegas, Roberto Gigante, Adrián Grassi, Julio Garro, Juan Pablo Allan, Darío Biorci, Juan De Stéfano, Diego Dalmau Pereyra, Fabián Cusini, Jorge del Río, Ricardo Alconada, Guillermo Moretto, Marcelo Jarworsky y Bernardo Salszascky", sostuvo César Albarracín, abogado de la querella, en el escrito al que accedió Letra P.

 

La querella que agrupa a Medina y a otros miembros de su familia solicitó al juez que, además, sean también citados a indagatoria los exdirectores de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, el Procurador General de la provincia de Buenos Aires, Julio Marcelo Conte Grand, y el juez federal de Quilmes Luis Armella, uno de los jueces que ordenó la detención de Medina y parte de su familia.

 

El escrito de 115 páginas presentado por Albarracín enumera los hechos que él considera permiten reconstruir la "embestida" contra Medina. "En marzo del año 2017, Mauricio Macri adelantó a Gerardo Martínez (titular nacional de la Uocra) que embestiría contra Juan Pablo Medina", indica el escrito que luego recuerda que "el 4 de mayo de 2017 el expresidente se reunió en Casa Rosada con Gustavo Arribas, Patricia Bullrich, Jorge Triaca, Guillermo Dietrich y el exministro de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires Marcelo Villegas para tratar el tema de Juan Pablo Medina".

 

La reunión en Casa Rosada también fue relatada, a través de un escrito presentado en su indagatoria por el propio Villegas, quien sostuvo que ese día Macri le manifestó que le pidiera lo que necesitara a los que estaban allí presentes.