Proyección '23

Bullrich, de campaña en Miami por el voto trumpista

Viajó a un evento académico, tras la foto Macri-Trump. La crítica a la democracia y las alusiones elípticas sobre las ultraderechas. El cuco de los populismos.

Luego del encuentro, con foto difundida, del expresidente Mauricio Macri con Donald Trump en Nueva York, la titular del PRO, Patricia Bullrich, volvió a Estados Unidos luego de visitar distintas ciudades de ese país hace un mes. Esta vez concentró su gira en el Estado de Florida, para participar de un foro sobre “Derecha e Izquierda en el Siglo XXI”, organizado por la universidad local, que reunió a otros dirigentes de derecha, como el jefe de la OEA, Luis Almagro y el expresidente Álvaro Uribe, un habitué de ese tipo de eventos, que suele reunir al voto trumpista de esa península, siempre en torno a la problemática latinoamericana y al antagonismo sin matices contra Cuba y Venezuela.

 

En este viaje no aceptó la invitación en soledad. Bullrich fue convocada por el Interamerican Institute For Democracy (IFD) y The Adam Smith Center For Economic Freedom, dos fundaciones vinculadas al partido Republicano. En esta oportunidad viajó acompañada por el exsecretario de Asuntos Estratégicos de la era Macri, Fulvio Pompeo, el extitular de la UIF, Mariano Federici, y el diputado nacional Fernando Iglesias

 

Este martes fue una de las oradoras del foro y repasó sus críticas contra el peronismo. "En la Argentina hemos tenido un drama con la izquierda y la derecha, porque el partido predominante que ha sido el peronismo por más de 70 años, fue de izquierda y de derecha, y ha ocupado el conjunto del sistema político, y para no dejar ningún espacio, también ocupó el centro", evaluó la jefa del partido amarillo, que en la juventud militó en la izquierda revolucionaria del PJ.

 

"Los demás partidos han ido creciendo como en las márgenes, era como un movimiento permanente, la lógica de ese movimiento generó un sistema político cuya base es endeble. Se han probado todos los sistemas, pero todos han desembocado en un sistema que es el populismo, sin generar ninguna posibilidad de futuro", arengó la exministra de Seguridad. "Con el gobierno del ingeniero Macri tratamos de cambiar esa dirección, hicimos mucho pero no pudimos terminar de cambiar ésta matriz de poder. Hoy sin embargo, el peronismo, de nuevo en el gobierno, ha generado un descreimiento de una base que desde hace 70 años los sigue con el 40 por ciento de los votos. Es la primera vez en la historia que ese partido está en una crisis tan profunda", retrató. 

 

"En consecuencia quiero poner en jaque esta noción, la de izquierda y derecha, a nosotros nos ha pasado que ha convivido en el mismo partido, que ha generado un no espacio para los demás, y ahora estamos como tratando de lograr separar con una delgada línea roja, para que la Argentina pueda tener claridad en lo que es un sistema democrático y lo que es un sistema autocrático populista.”, aseguró Bullrich luego de lanzar una dura crítica contra la democracia como forma de Gobierno. 

 

No aludió a la emergencia de las ultraderechas europeas y a la aparición en la escena doméstica del economista liberal Javier Milei, pero sus palabras parecieron apuntar a ese fenómeno. Según la exministra, se vive "una crisis muy seria, donde las democracias liberales están de nuevo en una crisis similar al año 19 del siglo XX, en el cual las democracias no generaban la capacidad de darle a las sociedades una respuesta adecuada, y el quiebre de la voluntad de muchos países generó los autoritarismos y los sistemas más brutales de la historia", explicó. 

 

"Por eso me parece importante el repensar las formas en que las instituciones hoy se van a mover, como se resuelven los problemas de las sociedades que piden el aquí y ahora de manera permanente, cuando el aquí y ahora tiene una contradicción fundamental con los tiempos institucionales, con los tiempos de los congresos, de la justicia, los tiempos de las sociedades basadas en el estado de derecho y en el sistema republicano", puntualizó Bullrich con tono académico, rodeada por las exministras María Paula Romo (Ecuador) y Beatrice Rangel (Venezuela). 
 

 

Marcos Ferrer encara una semana de negociaciones clave para definir a la futura conducción de la UCR.
El gobernador Maximiliano Pullaro y el intendente Pablo Javkin, en coordinación para pacificar Rosario.

También te puede interesar