PROYECCIÓN ‘23

Mónica Litza, la apuesta de Massa para pelearle Avellaneda a Ferraresi

Teje alianzas con enemigos del ministro. Abultado curriculum, pata territorial y butaca en el Congreso. Puentes con el sindicalismo, la universidad y la UCR.

LA PLATA (Corresponsalía Buenos Aires) Con una larga trayectoria a cuestas, la diputada nacional Mónica Litza va tras la intendencia de Avellaneda de la mano del Frente Renovador (FR) de Sergio Massa. “Si hay internas, va a competir”, aseguran dirigentes de su entorno. El territorio está hoy en manos de Jorge Ferraresi, intendente en uso de licencia y ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat. Si bien considera que no es tiempo de hablar de candidaturas, la dirigente con banca en el Congreso ya arma en el territorio y busca alianzas; las más resonantes son con dos enemigos internos de Ferraresi: el rector de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), Jorge Calzoni, y el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STMA), Hernán Doval.   

 

Litza, abogada y doctora en Ciencias Políticas, tiene una larga trayectoria política. Fue senadora bonaerense de 2003 a 2007, directora del Registro nacional de Reincidencia entre 2008 y 2013, concejal en 2015, diputada nacional entre 2016 y 2017 y vicepresidenta del Correo Argentino en 2020, hasta asumir, en diciembre pasado, una banca en la Cámara de Diputados nacional. Además, es la directora nacional de la Escuela de Gobierno del Frente Renovador. Pese a la variedad de cargos nacionales y provinciales que tuvo, siempre mantuvo el trabajo y armado territorial en su ciudad, Avellaneda.

 

El anuncio del presidente Alberto Fernández tras la derrota en la elección legislativa de abrir las internas, sumado a la decisión de Massa de instalar candidatos en los municipios para la elección ejecutiva en 2023 le abrieron a Litza la posibilidad cierta de competir en el distrito. “Soy la candidata natural del Frente Renovador a intendenta”, dijo al medio Política del Sur en enero pasado, aunque aclaró que lo será “siempre y cuando se den las condiciones necesarias dentro de la coalición”.

 

“Nosotros respetamos a todos, pero si el Frente Renovador va a tener sus candidatos, nosotros y Sergio (Massa) queremos que sea Mónica (Litza) y no es un capricho, creemos que Massa es el que más posibilidades tiene de ser presidente y que Litza es una muy buena candidata que tiene mucha experiencia”, aseguró una fuente de su entorno a Letra P.

 

Si bien la relación del sector con Ferraresi no es mala y sus representantes en el Concejo Deliberante defienden las iniciativas del gobierno local, en la última elección legislativa el FR no tuvo representantes en la lista distrital. Según pudo saber este medio, se debió a que al massismo no le pareció “aceptable” el lugar que se les ofreció, por lo que decidieron no participar.

 

Aunque fuentes del sector consultadas por Letra P aclaran que consideran que no es momento de hablar de candidaturas por la delicada situación social y económica que atraviesa el país y particularmente el conurbano, Litza trabaja hace tiempo en un armado propio promoviendo alianzas con otros sectores del peronismo del distrito que se encuentran dentro del arco del Frente de Todos, pero que no comulgan con el ministro conductor político del oficialismo distrital. “Hay varios sectores gremiales, del ámbito universitario y también algunos de procedencia radical con los que estamos charlando y tenemos reuniones. Vamos a hacer una presentación de la mesa de conducción en Avellaneda, pero va a depender de los tiempos políticos”, cuenta un integrante de la mesa chica de la diputada.

 

La alianza dentro del ámbito universitario está dada con uno de los enemigos internos de Ferraresi, el rector de la UNDAV. Litza se viene mostrando con él en diversas oportunidades, como en febrero pasado, en el marco de un encuentro con representantes de Cáritas en el distrito para formar facilitadores territoriales a través de un voluntariado. Calzoni, quien hasta principios de 2019 fue socio de Ferraresi, presionó con fuerza, pero sin éxito, en la última elección legislativa para presentarse a una interna local con el apoyo de Unidad Popular, el sector liderado por Víctor De Genero.

 

Al mismo tiempo, Litza tiende puentes con otro opositor al actual ministro nacional, el titular del STMA. Enfrentado históricamente a Ferraresi, Doval es uno de los opositores internos más acérrimos. Sin embargo, en su asunción a un nuevo período al frente del sindicato el pasado 2 de diciembre concurrieron tanto Litza como Calzoni. La foto fue contundente y mira 2023.

 

Javier Milei. 
El exintendente de Santa Fe, Emilio Jatón y el exsecretario general Mariano Granato.

También te puede interesar