15|8|2022

Carreras y ATE pulsean por la paritaria: paro de 48 horas y corte de puentes

03 de marzo de 2022

03 de marzo de 2022

Docentes y estatales impidieron el paso a Neuquén y se sacan chispas con el gabinete de la gobernadora por los sueldos de la planta política. 

En el segundo día del paro de docentes y estatales impulsado por ATE en Río Negro, escala la tensión entre el sindicato que comanda Rodolfo Aguiar desde la conducción central de esa organización y el gobierno de Arabela Carreras. Mientras el gremio impedía el tránsito en la principal vía de comunicación con Neuquén, las voces de la administración provincial ratificaron que se descontarán los días no trabajados, complicando un poco más la resolución del conflicto. El mismo se originó tras el rechazo a la propuesta de 21% de aumento semestral llevada por el Ejecutivo a la mesa paritaria.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Marzo arrancó con problemas para Carreras, que enfrenta una ruidosa medida de fuerza de 48 horas que postergó el inicio del ciclo lectivo, con una contundente adhesión del sindicato docente de UnTER y provocó un caos de tránsito en la ruta nacional 22 por el corte en el tramo que une Cipolletti con la capital neuquina. La acción sindical tiene de fondo un cortocircuito que afectó la buena relación que se había conformado en el último tramo del mandato de Alberto Weretilneck y se mantenía aceitada en el principio de este período.

 

El quiebre llegó en las últimas horas cuando, en el primer día de conflicto, el secretario general de ATE en la provincia, Rodrigo Vicente, furioso por las acusaciones que recibía desde Viedma por un supuesto acuerdo en la mesa salarial, denunció que el funcionariado rionegrino es el que más cobra en Argentina. Con un texto titulado “los sueldos de los funcionarios entre los más altos del país”, que se viralizó en la tarde del miércoles, reavivó la polémica.

 

ATE bloquéo el paso de Cipolletti a Neuquén.

“Es comprensible que a estos funcionarios les cueste dimensionar lo que estamos reclamando los estatales. Aparte de tener sueldos millonarios, no pagan alquileres, teléfonos, nafta y ni siquiera lo que comen. Su costo de vida lo afrontan los rionegrinos. Si analizamos lo que cobran mensualmente, podrían hacer mucho más por la provincia”, denunció Vicente, casi en una declaración de ruptura.

 

La respuesta surgió en el corazón del gabinete. Al igual que en las afirmaciones que vertió finalizada la sesión que inauguró el período legislativo, el titular de Gobierno y Comunidad, Rodrigo Buteler, desacreditó a la cúpula de ATE al arrojar la escueta cifra de adhesión: “Apenas el 1%”. Y agregó: “El escaso nivel de adhesión es una muestra de la opinión del empleado público que no avala la medida de fuerza dispuesta por el gremio ATE”.

 

En contacto con Letra P, Buteler ratificó la teoría de la baja convocatoria al igual que el enojo de las bases con la dirigencia. “(A los empleados públicos) no les cayó simpático quedarse sin el aumento previsto para marzo”, lanzó el ministro.

 

Este medio detalló el giro que dio ATE en la relación política con Juntos Somos Río Negro (JSRN). Pasó de sufrir embates de integrantes del gabinete y de espadas legislativas a mostrarse como aliado del partido provincial. El acuerdo fue fluyendo y traspasó los límites sindicales. La última versión de ese entendimiento se dio en General Roca, la ciudad de Aguiar, donde el número dos de ATE nacional trabaja por una candidatura a través del partido Unidad Popular (UP).

 

Terminada la protesta, se espera que la semana entrante las partes vuelvan a sentarse a negociar. El clima, sin embargo, parece el más complicado para un entendimiento.