Segundo tiempo

El mapa de los cruces seccionales que se vienen en la UOM

En algunos distritos habrá interna tras décadas. Cómo juega la tensión en el peronismo. Los caciques que renuevan, los que se alejan y los desafiados.

A un mes de las elecciones en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), aunque el camino está allanado para la reelección de Antonio Caló, se registra un intenso panorama de movilización en varias seccionales fuertes del gremio donde se darán cruces internos, algo inédito en algunos puntos donde, durante décadas, la estructura de conducción nunca fue desafiada.

 

Diversas voces sindicales abordadas por este medio ven que los sismos internos dentro del peronismo también repercuten en el pulso metalúrgico. Quienes son críticos del manejo de Caló, posan las quejas fundamentalmente en el aspecto salarial, aunque por el momento no ven sedimentado un polo de oposición fuerte. Sí estiman que el clima de debate interno en fábricas del conurbano es un caldo de cultivo para avanzar en la construcción de “una renovación”.

 

Como fuere, hay liderazgos que siguen intactos, como el del diputado provincial del FdT por la Segunda sección Naldo Brunelli (encabezó la última lista legislativa que quedó 17 puntos debajo de Juntos), quien –liderando lista única- se apresta a desandar su duodécimo periodo al frente de la seccional San Nicolás del gremio.

 

Brunelli es también el actual secretario administrativo de la mesa de conducción de Caló, donde también reporta como secretario de Relaciones Internacionales Francisco Gutiérrez, exintendente de Quilmes y titular de la seccional Quilmes-Varela-Berazategui de la UOM, quien también va por la reelección, aunque tendrá competencia interna, algo inédito en los últimos cuarenta años. Ahora, con su poder erosionado en el distrito que gobierna el kirchnerismo, tendrá que poner las barbas en remojo también en el gremio.

 

Enfrente estará la lista verde que lidera Adrián Pérez, exsubsecretario de Juventud durante parte de la intendencia de Gutiérrez de la mano del moyanismo. Por estos tiempos, Pérez sintoniza con la gestión de Mayra Mendoza e interactuó recientemente en el Frente de Unidad Sindical con la actual secretaria de Hacienda quilmeña, María Eva Stoltzing.

 

En medio de la disputa metalúrgica en este enclave, se agudiza la tensión por despidos en la planta de torres eólicas Gri Calviño. Ante eso, trabajadores de esa fábrica tomaron la sede de esta seccional de la UOM y, según detalla el portal Infogremiales, acusaron a Gutiérrez de hacer “oídos sordos” al reclamo y de pactar con la firma asentada en Varela. Aunque también desplegaron dardos hacia la lista verde.

 

En Avellaneda también se registra una fuerte disputa de poder gremial, pero allí responde en buena parte al estado de acefalía que dejó el fallecimiento, el año pasado a causa de covid, de su secretario general Armando Leyes, quien, a la vez, era adjunto de Caló en la mesa nacional.

 

En efecto, era casi una tradición que quien secundase al secretario general de la UOM a nivel nacional fuera el líder metalúrgico en Avellaneda. Eso sucedió con Luis Guerrero, que fue adjunto de Lorenzo Miguel, como así también con Juan Belén y Leyes, ambos número dos (en ese orden) de Caló. Con el fallecimiento de Leyes, quedó al mando de la seccional quien era su adjunto, Daniel Daporta, que ahora buscará consolidar su mando en las urnas encabezando la tradicional Lista Rosa de la agrupación Rosendo García.

 

Es la primera vez que en Avellaneda se da un escenario de internas. Según detallaron a Letra P voces sindicales, la fractura del esquema de conducción allí se disparó al conformarse la Junta Electoral seccional. El sector que se escindió del oficialismo arguyó “personalismos” de Daporta; aseguran que no respetó que sea una composición “mixta” de la Junta.  Eso abrió el espacio a una lista de oposición, la Celeste y Blanca, que es liderada por Felipe Anriquez, mediante la Agrupación Beltrán que alimentó su armado con varios delegados que no venían siendo parte del esquema oficialista, como trabajadores de Tenaris-Siat.

 

En Morón también será desafiada la conducción del actual secretario general, Sergio Souto, quien también es subsecretario de Promoción Económica del municipio de Morón, distrito al mando del sabbatellista Lucas Ghi. Enfrente estará su actual adjunto, Rubén Andrada, que planta interna con el aparato de la Agrupación José Ignacio Rucci.

 

A diferencia de otros caciques que buscan renovar por un nuevo periodo, el actual secretario general de la seccional La Matanza, Hugo Melo, decidió dar un paso al costado y dejar el mando tras dos décadas. Según comentaron a Letra P en su entorno, es una característica de la UOM matancera que aquel directivo que llega a los 65 años “debe jubilarse como se jubila cualquier trabajador”.

 

En eso, también se filtran críticas hacia algunos liderazgos “que están atados al sillón”. Con 64 años, Melo definió no ir por otro mandato y avanzar en una lista de unidad con los distintos sectores. Siendo Melo una de las voces más críticas a la conducción de Caló, en La Matanza estiman que la futura conducción siga la misma línea, sobre todo en lo relativo al posicionamiento frente a lo salarial.

 

Es coincidente en todos los distritos donde se registran disputas internas el alto grado de movilización “como hace mucho tiempo no se veía” por parte de candidatos y candidatas que visitan con creciente frecuencia los diversos enclaves metalúrgicos de sus seccionales.

 

“Es un proceso positivo que va a permitir mayor dinamismo y abre la puerta a futuros liderazgos”, observan voces que dan cuenta de esa mayor actividad en el territorio, en contacto con las bases.

 

Arabela Carreras espera el tiempo para un posible retorno.  Hoy se dedica a la docencia en San Carlos de Bariloche.
Los gobernadores de Juntos por el Cambio dudan de que se pueda avanzar con el Consejo de Mayo.

También te puede interesar