26|1|2023

El plan verano del Evita para reactivar el rescate de SanCor

05 de noviembre de 2022

05 de noviembre de 2022

La oficina que depende de la organización cocina una estrategia para fortalecer a la cooperativa, pero no habla del fideicomiso. El grupo empresario no se baja.

ROSARIO (Corresponsalía Santa Fe) Pasaron 10 meses desde que los socios de la cooperativa SanCor aprobaron por unanimidad la conformación del fideicomiso con el grupo empresario. Sin embargo, pasaron cosas, sobre todo en el Gobierno desde la salida del exministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, principal impulsor del plan. Ahora, la situación de la empresa láctea depende (en el Gobierno) de la Secretaría de Relaciones con la Sociedad Civil y Desarrollo Comunitario de la Jefatura de Gabinete, que está dirigida por Fernando Chino Navarro, y del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), que tiene como presidente a Alexandre Roig. Ambos son dirigentes del Movimiento Evita.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

En las últimas horas, la oficina que depende de la organización cocina un plan verano para la empresa láctea. La idea es darle la fortaleza para que atraviese el momento más crítico de la industria por cuestiones de menor rendimiento de producción de los tambos y también generar bases para un plan consolidado.

 

El martes, el ministro de Economía, Sergio Massa, convocó a una reunión con la cooperativa, a través del presidente José Pablo Gastaldi, y el gremio, con la presencia de Etín Ponce. También participaron Navarro, Roig y el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo. El titular de la cartera económica pudo conocer de primera mano la situación de SanCor por parte de la empresa y de los trabajadores. Durante el encuentro se habló bastante del plan verano y poco del fideicomiso.

 

Las oficinas que dependen del Evita propusieron elaborar líneas de trabajo para aliviar la situación de la cooperativa y pensar a largo plazo. En la reunión se planteó una línea para capital de trabajo, ver plazos de pago para los temas impositivos y analizar la llegada de aportes de capital. Otro punto de discusión fue que se reclame la deuda que Venezuela tiene con la cooperativa, que ronda los 18 millones de dólares.

 

El Gobierno busca poner en marcha este plan de “emergencia”, como lo nombran en los pasillos de la Casa Rosada, para que durante el verano la producción no caiga. Para ello, SanCor debe salir a buscar más litros, pero en Economía se niegan a un aporte directo de recursos. “No les vamos a dar un cheque en blanco”, señaló un funcionario al salir de la reunión. Para que la cooperativa se haga de recursos, además de realizar una nueva moratoria en materia impositiva, se prorrogarán los plazos crediticios con los bancos públicos.

 

“Lo que destina a pagar deuda, que vaya a la compra de leche”, apuntó a Letra P una fuente de Jefatura de Gobierno. La empresa láctea procesa alrededor de 700.000 litros diarios y sostienen que el objetivo es llegar a 1.500.000 litros.

 

El fideicomiso, mientras tanto, sigue frío. Un mes atrás, fue la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA) la que puso el grito en el cielo porque no había novedades sobre el salvataje. Navarro, en ese momento, respondió que el grupo empresario se había retirado. Sin embargo, en el entorno del grupo liderado por Marcelo Figueiras del laboratorio Richmond, José Urtubey de la empresa Celulosa Argentina, Gustavo Scaglione del grupo Televisión Litoral y el diario La Capital de Rosario, el abogado Leandro Salvatierra y Jorge Estévez, persona de la industria láctea, señalan que el fideicomiso está en pie.

 

Quienes conocen las negociaciones que hubo entre el Gobierno, el gremio y los empresarios, señalan que la pelota está en el Ejecutivo. Las promesas que realizó el exministro Kulfas de apoyar esta salida no se renovaron del todo, sin embargo hay calma en la pata privada, que se mensajea con Massa y dialoga con Navarro.

 

La dirigencia de la cooperativa saca pecho con los resultados que consiguió en los últimos meses. Cabe destacar que SanCor enfrenta una deuda de casi 300 millones de dólares, no exigible aclaran quienes conocen los pormenores de la cooperativa. Sin embargo, en el entorno de la empresa santafesina destacaron que el ingreso al fideicomiso se aprobó y que si aparece el financiamiento tomarán ese camino.

 

El recambio de gabinete generó nuevos aires en las conversaciones directas de la cooperativa con el Gobierno. Por otro lado, el fideicomiso espera por el compromiso del Gobierno que llegaría con la toma de Valores Representativos de Deuda (VRD), pero la misma administración nacional -destacan quienes negocian- es la que no aprueba la conformación de SanCor Capital (parte clave para esta etapa), la empresa que absorbería la parte industrial de la cooperativa.

 

Plan salvataje

La próxima semana habrá una reunión donde SanCor debe presentar un plan de trabajo. Si el Gobierno lo aprueba, se activaría el plan salvataje donde es necesaria la inyección de recursos. “Pueden ser privados o del Estado”, señaló una fuente del Ministerio de Economía.

 

El gremio, por su parte, resiste, pero acordó no entorpecer este plan en marcha. “Esto no se salva con parches”, manifestó una persona de la mesa chica de Ponce. Atilra espera que se implemente el fideicomiso y el contacto con los empresarios es permanente. El grupo que lo impulsó entiende que este plan verano no es un impedimento, sino todo lo contrario, ya que comenzarían desde otro piso.

 

El próximo paso es el mediano plazo. Los impulsores del plan verano descartan, por ahora, participar del fideicomiso tal como impulsó Kulfas. “Si ingresa (el Estado), formará parte de la mesa de decisiones”, apuntó una fuente de Economía. En esta línea lo confirmó Navarro a Infobae: “Si el Gobierno es parte de un salvataje también va a opinar. No vamos a poner recursos, para luego ser indiferentes al manejo y la gestión de la empresa”.

 

El fideicomiso sigue firme y el gremio buscará defenderlo. Todo dependerá de qué actores aparezcan en el proyecto a mediano plazo. Por lo pronto, SanCor presentará su plan la próxima semana y se suma el aval de Santa Fe, con la incorporación del ministro de Producción, Daniel Costamagna, en la negociación.