25|1|2023

La Cámara confirmó a Capuchetti, pero le ordenó seguir la “pista Milman”

25 de noviembre de 2022

25 de noviembre de 2022

Desestimó el pedido de recusación realizado por los abogados de la vicepresidenta. Dispuso avanzar en la línea investigativa sobre el diputado del PRO.

La Cámara Federal porteña confirmó este viernes a la jueza María Eugenia Capuchetti al frente de la investigación por el intento de magnicidio contra Cristina Fernández de Kirchner cometido el 1 de septiembre pasado, al rechazar una recusación que había sido planteada por la querella de la vicepresidenta. En tanto, la Justicia le ordenó a la magistrada avanzar con medidas de prueba en la denominada “pista Milman”, vinculada al legislador del PRO Gerardo Milman.

En dos resoluciones diferentes, el Tribunal de Apelaciones dispuso que Capuchetti ordene nuevas medidas de prueba para “corroborar o descartar” los dichos de un testigo que aseguró haber escuchado al legislador decir la frase “cuando la maten, yo estoy camino a la costa”, dos días antes del ataque frente al departamento de CFK ubicado en el barrio de Recoleta.

“En tal sentido, se evidencia como indispensable la convocatoria a prestar declaración testimonial al diputado Marcos Cleri, quien presentó al legajo una certificación notarial de una captura de pantalla”, en la que el testigo le refirió haber escuchado esa frase en el bar Casablanca.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

También “resulta necesario que se amplíe la declaración testimonial recibida a Jorge Alberto Abello, con el objeto de averiguar si, además del mensaje que le envió a Cleri, ha comentado lo que escuchó a terceras personas, ya sea en forma presencial” o “mediante un mensaje”.

Los camaristas Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens hicieron lugar así de manera parcial a un planteo de la querella de la vicepresidenta, representada por los abogados José Manuel Ubeira y Marcos Aldázabal, quienes habían reclamado que se periten los teléfonos celulares de dos asesoras de Milman que estuvieron con él en la mesa del bar cuando el testigo Jorge Abello dijo que escuchó la frase, el 30 de agosto pasado.

 

Los jueces dispusieron que antes de ordenar esta medida, se dispongan otras ante la “gravedad institucional” del hecho investigado, “el intento de dar muerte a la vicepresidenta de la Nación, Cristina Elisabeth Fernández”.

En otra resolución, el juez Bruglia rechazó el planteo de la querella para apartar a Capuchetti de la causa por no haber “por el momento” evidencia de riesgo de parcialidad.