21|11|2022

Larreta ensaya más cambios en su armado y su hermano gana terreno

21 de noviembre de 2022

21 de noviembre de 2022

El jefe de Gobierno volvió a tocar su estructura de campaña rumbo a 2023. Destinará más recursos. Asistentes territoriales, la nueva figura para el interior.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, terminó de recorrer todo el país por primera vez en su raid proselitista con visitas a Tierra del Fuego, Río Negro y Santa Cruz. Con la mirada puesta en las elecciones de 2023, su equipo de campaña sumó una nueva figura en su esquema, a la que denominan "asistentes territoriales".

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La nueva figura dentro del armado político tendrá como objetivo la construcción de la candidatura de Larreta, principalmente, en las ciudades del interior. La inclusión de asistentes territoriales que ya comenzaron a operar en diferentes distritos responde también a la necesidad del jefe de Gobierno de cambiar algunos nombres dentro de su equipo. 

 

“Hay que prepararse para una guerra y, para eso, hay que hacer cambios”, le dijo a Letra P uno de los armadores del jefe de Gobierno. En ese sentido, su hermano, Augusto Larreta, quien se sumó a la mesa de campaña el año pasado, empezará a tener una mayor visibilidad y más peso dentro de la estructura.

 

“(Augusto) Entiende mucho sobre cómo construir y tiene la mejor llegada a Horacio”, señaló otro de los funcionarios que trabajan para que el jefe de Gobierno sea presidente en 2023. Ese cambio fue pensado, según pudo reconstruir este portal, para darle mayor verticalidad al esquema de campaña. “Ya no se puede colocar dirigentes en lugares para evitar que se ofendan”, sostuvo la misma fuente.

 

Como contó Letra P, el esquema de trabajo del equipo larretista para cada provincia consta de un facilitador, que cumple las funciones de coordinador, más una persona encargada de fomentar la relación de los candidatos y las candidatas con los medios locales y nacionales. A su vez, una persona tendrá la función de tejer los acuerdos y alianzas. A ese esquema se le sumará ahora quien opere como asistente territorial. 

 

El master plan de Larreta buscará que los ejes de todo el trabajo proselitista se centre en una agenda de producción y de cercanía con el electorado, dos de las consignas que el PRO considera prioritarias. Se trata de una clara señal al expresidente Mauricio Macri, que venía reclamando que el partido que fundó recuperara su identidad “disruptiva”.

 

Con este nuevo esquema, el jefe de Gobierno tiene pensado recorrer dos provincias por semana, que se sumarán a sus visitas al conurbano que hace los jueves y los domingos. “Tenemos que darle un impulso federal a la campaña, aprovechando que ahora estamos más verticalistas que nunca”, sostuvo uno de los integrantes de la mesa chica de Larreta. 

 

Durante las últimas semanas, el alcalde porteño comenzó a ver con preocupación el estancamiento de su imagen en las encuestas que llegan a las oficinas de Uspallata. Para revertir esa situación, aplicará una receta que ya utilizó en 2019, después de las PASO: política territorial en cada metro cuadrado. 

 

“Muchos manejan el armado desde las oficinas de Uspallata o del Congreso. Hay que entender que vamos a una guerra y tenemos que estar en las trincheras”, afirmó uno de los funcionarios con despacho en el tercer piso de la sede del Ejecutivo porteño que vaticinó que habrán más modificaciones en los nombres encargados de negociar en cada provincia. 

 

La decisión apunta también a tener interlocuciones válidas para negociar alianzas, apoyos y los vínculos con el Círculo Rojo en cada provincia. “Tiene que ser un nuevo (Diego) Santilli, que dejó ese rol por su candidatura bonaerense”, remarcó la misma fuente.