16|5|2022

Tras protestas de ambientalistas, el Gobierno defiende la exploración off shore

06 de enero de 2022

06 de enero de 2022

Cruzó a ecologistas. El ministro Kulfas denunció “propaganda” de Greenpace. Su par Costa habló de “producción, ingreso y trabajo” detrás de la industria.

Después de las masivas protestas ambientalistas que el martes coparon las principales playas bonaerenses para rechazar la exploración en busca de petróleo y gas frente a la Costa Atlántica, el gobierno nacional y el gobierno bonaerense defendieron la “sustentabilidad ecológica” de una actividad que, destacaron, genera “producción, ingreso y trabajo”.

 

El principal vocero de la postura oficial fue el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien ratificó que el gobierno nacional está “absolutamente a favor del desarrollo de la actividad petrolera off shore con los resguardos ambientales necesarios” y cuestionó por “falaz” la puesta en escena de derrames petroleros por parte de ecologistas como Greenpeace en Mar del Plata.

 

“Nos parece absolutamente falaz esa imagen que circuló de gente empetrolada en una playa. Esta plataforma está a 300 y 400 kilómetros de Mar del Plata. Los riesgos ambientales son muy leves, son manejables. Río de Janeiro tiene plataformas a 200 kilómetros y la gente sigue yendo a la playa”, dijo el ministro. 

 

Kulfas ofició de vocero del gobierno después de la reunión convocada el miércoles por la mañana por el jefe de Gabinete Juan Manzur y de la que participaron, además, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié.

 

La reunión, difundida por Manzur vía Twitter fue la respuesta del gobierno a las movilizaciones que el martes se desplegaron en distintos puntos de la costa, con epicentro en Mar del Plata, para rechazar la habilitación del gobierno nacional de habilitar a la exploración off shore en mar bonaerense.

 

La polémica se disparó el 30 de diciembre pasado, cuando el gobierno nacional publicó la Declaración de Impacto Ambiental que formalmente habilita a hacer estudios sísmicos en tres áreas de exploración ubicadas en la Cuenca Argentina Norte (a 307 y 443 kilómetros de la costa de Mar del Plata).

 

Lejos de ser un fenómeno novedoso, la exploración marítima en Argentina lleva casi un siglo. Desde 1930 a hoy se perforaron más de 187 pozos en el lecho marino y se produjeron algunos hallazgos de interés, sin incidentes ambientales significativos, según destacó un reciente informe del Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG). En la actualidad, por ejemplo, el 17% del gas que se produce en el país viene de 36 pozos operativos en el mar, especialmente en la Cuenca Austral (Tierra del Fuego y sur de Santa Cruz).

 

El actual proyecto de exploración frente a las costas bonaerense, impulsado por la empresa Equinor en sociedad con YPF y Shell generó desde la semana pasada, sin embargo, una masiva reacción de organizaciones ambientalistas, en una movida que también incluye a partidos de izquierda y a sectores de la oposición.

 

Uno de los que se alineó a esos planteos fue el intendente marplatense Guillermo Montenegro, quien dijo que no estaba claro cuál podría ser la afectación ambiental para su ciudad y adelantó que irá a la Justicia para pedir que intervenga.

 

La respuesta a Montenegro llegó este miércoles de la mano del secretario de Energía de Nación. Martínez recordó que el gobierno de Cambiemos adjudicó 18 petroleras off shore en mayo de 2019. “Hay temas que la mente, por falta de memoria, olvida. Tal vez sea la cuota de demagogia que todo ser político debe tener, para decir ‘lo que el pueblo quiere escuchar’”, lanzó en la Casa Rosada, tras la reunión con Manzur, Kulfas y Cabandié.

 

Menos confrontativo que su par nacional Kulfas, el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, también se refirió a las resistencias de ambientalistas y si bien “celebró” el debate, sostuvo que la actividad se puede desarrollar de manera “sustentable” y que generaría “producción, ingreso y trabajo”.

 

Costa habló en Villa Gesell, donde un día antes también se produjeron protestas en las playas. Consultado por periodistas, aseguró que la explotación hidrocarburífera offshore “es una actividad que tiene una trayectoria importante en la Argentina” y en el mundo. Y se refirió específicamente al caso de Río de Janeiro donde “cerca tienen explotaciones muy importantes”.

 

Costa consideró que “la posibilidad de desarrollar actividad en las condiciones de seguridad que corresponden nos muestra que no ha habido situaciones que lamentar históricamente ni accidentes ni ninguna problemática severa para la sustentabilidad ambiental”.

 

“Es un debate importante que nos tenemos que dar, pero que tienen que considerarse los equilibrios necesarios que hay que alcanzar”, indicó.