09|5|2022

Seguridad: con Berni en la mira, intendentes radicales le reclaman a Kicillof

21 de enero de 2022

21 de enero de 2022

Advierten que el interior se ve perjudicado frente al GBA. Malestar por quita de agentes y patrulleros. Rispideces por la Policía Comunal. Piden más recursos.

Afloran tensiones entre el gobierno bonaerense y municipios bajo la órbita del radicalismo por la implementación de algunas acciones emanadas desde el Ministerio de Seguridad provincial que conduce Sergio Berni. A la batería de planteos persistentes en un área de continua centralidad en la agenda política, se suman algunas particularidades que encendieron la mecha de la discordia. Por caso, en Lincoln, el intendente Salvador Serenal denunció que la Provincia dispuso el envío a otros distritos de agentes del Comando de Prevención Rural (CPR) y arremetió contra “la falta de empatía con la realidad de los vecinos del interior” de la gestión de Axel Kicillof.

 

Tras dar cuenta del “deterioro de los móviles” y “la falta de efectivos” para cubrir las grandes extensiones del distrito, Serenal aseguró que el municipio “permanentemente” colabora con combustible, el arreglo de móviles y el acondicionamiento de las dependencias policiales. Frente a eso, en declaraciones publicadas en el medio local La Posta, el intendente linqueño aseveró: “Queremos una provincia sin diferencias entre el interior y el AMBA”.

 

En esa línea, este martes el bloque de Juntos en el Concejo Deliberante local impulsó un proyecto de comunicación solicitando a Berni y a Kicillof que revoquen la disposición de “enviar semanalmente a diferentes distritos bonaerenses un móvil con tres agentes de la dependencia Lincoln”, cuestionando además que “el traslado a otros destinos se realiza disponiendo del combustible que le corresponde para el trabajo de prevención en nuestra zona rural”.

 

En otro punto de la provincia, Brandsen, el intendente radical Daniel Cappelletti mantiene una tensión en el tiempo con la cartera conducida por Berni. Ahora, los cruces pasan por la remoción que la Provincia hizo de una cúpula policial que venía trabajando en sintonía con la comuna: “No cumplieron con la ley de Policía Comunal, puntualmente en el aspecto que marca que tienen que consensuar con el intendente tanto la remoción como el nuevo funcionario policial. Sin decirme por qué lo hicieron, removieron a toda la cúpula”, dijo el jefe comunal a Letra P. Disconforme con quienes puso Berni al frente de la policía brandseña, Cappeletti ya elevó varias denuncias a Asuntos Internos.

 

Sin diálogo con la actual cúpula de la Policía Comunal que asumió hace un mes y medio, el intendente brandseño se comunicó este martes con Kicillof: “Lo puse en situación de lo que me está pasando y el gobernador hizo que gente del Ministerio se comunicara conmigo para resolver la cuestión”. Ante eso, este miércoles Cappelletti mantuvo una reunión con el subsecretario de Formación y Desarrollo Profesional de la cartera de Seguridad, Javier Alonso. Puntualmente, el pedido del radical pasa por que se designen en el distrito autoridades policiales ya consensuadas entre el municipio y la Jefatura Departamental. “Después, sigue sin resolver el tema patrulleros y recursos. El año pasado invertimos 20 millones de pesos. Cuando el convenio establece que tenemos que poner el 30% y la Provincia, el 70% restante, fue al revés”, sentenció Cappelletti.

 

El intendente de Suipacha, Alejandro Federico, hizo hincapié en la necesidad de tener “una relación más directa” con la Provincia para tener “mejores recursos” y disponer la atención. “En el interior de la provincia, nos vemos perjudicados en la cantidad de efectivos”, dijo el suipachense a Letra P.

 

Y ahondó: “Reconozco la problemática del conurbano, pero me parece que nos estamos yendo al otro extremo, estamos teniendo dificultades para tener personal acorde para toda la tarea que hay que realizar, tanto en el caso mío como en el de otros distritos de la provincia”.

 

Federico dio cuenta del retiro de un patrullero “para entregar a La Matanza” al inicio de la actual gestión que “nunca” recuperaron. Al admitir la existencia este año de un fondo de seguridad, el intendente radical expresó que desconoce aún si podrá tener libre disposición para manejar esos recursos en materia de seguridad o si tendrá que ser afectados solamente a la compra de patrulleros. De ser esta última opción, opinó: “No me parecería justo, pretende volcarlo a la Secretaría de Seguridad nuestra. Si eso ya lo tenemos que invertir en algo que corresponde a la Provincia, como la entrega de móviles, no se aprovecharía bien el recurso”.

 

En una reciente entrevista con Letra P, Berni expresó que el manejo de la Policía Comunal es del jefe policial y que los intendentes deben involucrarse en generar políticas de inclusión. Consultado sobre esas declaraciones, Federico expuso: “Reconozco la autoridad de la Policía como fuerza, no soy de los que se entrometen en las decisiones de las autoridades policiales; sí considero que la Secretaría de Seguridad ofrece un acompañamiento y armado de una estructura necesaria para brindar seguridad a mis vecinos. Yo soy quien conoce cómo se maneja Suipacha, el que entiende cómo se debería hacer, pero sería incapaz de pasar por sobre la autoridad de una fuerza como la Policía de la Provincia”.