14|1|2022

Pinamar, la meca de la rosca amarilla que espera a Rodríguez Larreta

La dirigencia PRO coincide en la ciudad gobernada por Yeza. El asado de los tres, la juntada ampliada que no fue y los mates de la paloma y el halcón.

(PINAMAR) Esta ciudad sigue siendo una de las plazas bonaerenses por excelencia de la rosca política de enero. El intendente Martín Yeza saca chapa de anfitrión, sobre todo, de la dirigencia opositora con la que comparte espacio. Dice recibir a representantes “de los dos extremos de la grieta”, aunque tiene pocas fotos con oficialistas.

 

Esperaba poder repetir el encuentro que en enero de 2021 mantuvo con el jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pero no fue posible. El dirigente suspendió la visita por el aluvión de contagios y Yeza debió reordenar la agenda. Había postergado hasta último momento extender invitaciones, pero la suspensión le alteró el plan. Se esperaba que el alcalde porteño desembarcara en Pinamar el viernes próximo, pero cambió destino y viajará unos kilómetros más hasta Mar del Plata, donde se reunirá con Guillermo Montenegro para encabezar una actividad turística.    

 

Suspendida la visita estrella, Yeza no desistió del asado programado e invitó a cenar a su par de Olavarría, Ezequiel Galli, y al secretario de Desarrollo Ciudadano en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Agustín Forchieri. Son amigos. Los intendentes llegaron al poder en 2015 y comenzaron a frecuentarse más allá de los encuentros partidarios. Con Fornieri pasó lo mismo, pero más tarde.

 

El encuentro fue informal, pero no faltó la charla de rosca política. Galli volvió a sus pagos porque debía acompañar a su hijo a un recital de un youtuber. Forchieri regresó a trabajar a suelo porteño, pero el próximo fin de semana volverá a disfrutar de las playas de Pinamar, esta vez junto a su familia, después de tres años de no tomarse vacaciones en tiempos en que era vicepresidente primero de la Legislatura de la Ciudad.  

 

Por aquellas costas también veranea el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, el vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Adrián Urreli, el diputado nacional del PRO Hernán Lombardi y, por estos días, desembarcaba su par de bancada Cristian Ritondo. En el balneario Cocodrilo vacaciona el líder de Republicanos Unidos Ricardo López Murphy. El fin de semana, en la carpa lo escoltaban dos de sus contadores. Amigable, se pasea entre los turistas y acepta los pedidos de fotos de los veraneantes que lo reconocen. En ese lugar coincidió con el diputado nacional Rogelio Frigerio, con quien compartió charla y mates versión pandemia, cada cual con el suyo.

 

El presidente del bloque de diputados y diputadas del PRO ya estuvo en Villa Gesell el martes a instancias de la inauguración de un local partidario. Durante el acto, Ritondo destacó el crecimiento del partido amarillo en toda la provincia y señaló que son “una oposición constructiva que marcha hacia la alternancia en 2023 y que se planta ante los atropellos institucionales”. Lo acompañaron varios referentes vidalistas como el senador Walter Lanaro y los diputados Sergio Siciliano y Alex Campbell

 

El exdiputado bonaerense César Torres, hoy flamante subsecretario de Gobierno porteño, se alojará también una noche en Costa Esmeralda y regresará a la costa junto su jefe político, Jorge Macri, una semana después. Es que el intendente de Vicente López en uso de licencia y ministro de Rodríguez Larreta estará el jueves de la semana próxima en Mar del Pata y el viernes, en Pinamar, como anticipo de la reunión de la mesa ampliada de conducción del PRO. Incluso, se espera la presencia de legisladores y legisladoras.