19|10|2021

"De ambos lados de la grieta cambian su discurso según quién gobierna"

06 de septiembre de 2021

06 de septiembre de 2021

Ministro de Economía de la era Lifschitz, secunda a Fein en una de las listas para Diputados del FAP. Defensa de Santa Fe sin padrinos porteños..

Gonzalo Saglione, exministro de Economía de la provincia de Santa Fe y actual precandidato a diputado nacional por el FAP, integra la lista que encabeza la exintendenta de Rosario Mónica Fein y lleva a Clara García en la nómina para el Senado. Con un perfil más técnico que político, a la campaña tradicional le suma meticulosos posteos en Twitter donde muestra, con datos oficiales, el impacto de las distintas políticas públicas para la provincia.

 

En diálogo con Letra P, enumera decisiones nacionales que, considera, están afectando negativamente la economía santafesina y dice que, en la distribución de recursos, Santa Fe quedó “claramente perjudicada”. Esquiva meterse en la rosca del FAP,  pero le contesta al periodista y precandidato a concejal por el espacio de Pablo Javkin que apuntó al socialismo por no abrir el juego en el Frente: “Yo no estoy afiliado al PS e integré los tres gobiernos frentistas, el último como ministro”, contrastó.  

 

-¿Qué voto salen a buscar en el último tramo de la campaña?

 

-Venimos transmitiendo siempre el mismo mensaje desde que arrancó la campaña, de defensa de los intereses de la provincia. Estamos eligiendo representantes de Santa Fe en el Congreso de la Nación y hay temas que tienen que ser puestos en agenda, porque hay decisiones nacionales que están afectando negativamente la economía de Santa Fe. Necesitamos voces que defiendan los intereses de Santa Fe antes que responder a liderazgo de Buenos Aires, como sucede en los dos espacios de la grieta de nuestra mirada.

 

-¿De quién hay que defenderlos?

 

-Estamos hablando de cómo se distribuyen recursos nacionales y nos encontramos con que Santa Fe quedó claramente perjudicada. Hay otras provincias que han logrado obtener más beneficios para su población, para sus sectores productivos, cosa que no ha sucedido en Santa Fe. Hoy hay cuatro medidas muy puntuales del gobierno nacional que impactan en la economía santafesina en forma negativa: la restricción a las exportaciones de carne, la hidrovía, los biocombustibles y las retenciones a las exportaciones. Y podemos sumar también la histórica deuda que la Nación tiene con Santa Fe por el fallo de la Corte Suprema de Justicia. Los dirigentes del PJ dan los mismos argumentos de por qué la Nación no paga que daban hace tres años los legisladores de Cambiemos. Desde ambos lados de la grieta van cambiando su discurso en función de quién sea gobierno nacional, en lugar de tener la defensa de Santa Fe como premisa al momento de actuar legislativamente. Cuando uno ve la campaña política, no veo que los otros espacios estén planteando estos temas, se los ve sacarse fotos con quien los apadrina y eso claramente después los condiciona.

 

-¿Qué opina de la frase de Ciro Seisas de que al socialismo siempre le costó abrir lugares a otros partidos?

 

-Puedo hablar más que nada a título personal. No soy afiliado al Partido Socialista y tuve la oportunidad de formar parte de la tres gestiones del gobierno frentista, la de Hermes Binner, la de Antonio Bonfatti y la de Miguel Lifschitz, esta última como ministro de Economía. En este caso acompaño a Mónica Fein en el segundo lugar de la lista. Creo que mi caso es un ejemplo que demuestra que el Partido Socialista ha sido generoso con quienes no son afiliados.

 

-¿Qué cambia hacia dentro del FAP después del 12 de septiembre?

 

-Estaremos los diferentes espacios trabajando en una dirección. Insisto en que no hay que desviar la discusión de lo importante, que es que estamos eligiendo senadores y diputados nacionales y es una buena oportunidad para que la gente meritúe las propuestas que tenemos de cada uno de los diferentes espacios. Estas elecciones no tienen que usarse para definir uno u otro liderazgo, sino para elegir a quienes mejor nos pueden representar.

 

«No soy afiliado al Partido Socialista y tuve la oportunidad de formar parte de la tres gestiones del gobierno frentista»

-¿Se imagina de vuelta trabajando en la Casa Gris en 2023?

 

-No tenemos que poner el carro delante del caballo. En 2023 se elegirán autoridades municipales, provinciales y veremos quiénes son los candidatos que en cada espacio están mejores posicionados.

 

-¿Cómo ve la gestión de Perotti?

 

-En una economía recesiva como tenemos en nuestro país, no es conveniente que el gobierno provincial capte vía impuestos recursos de la economía privada y luego los acumule vía superávit en lugar de volcarlos a través de la inversión pública en esa misma economía privada. En 2019 había 40 mil trabajadores aproximadamente registrados en el sector privado de la construcción en la provincia de Santa Fe y hoy hay menos de 33.000. Eso no le hace bien a la economía santafesina, no solo porque hay 7.000 trabajadores menos que tienen todos los meses un salario final, sino por el efecto dinamizador que eso podría generar sobre la economía provincial.