13|10|2021

A los sillazos: se picó la interna de municipales de Santa Fe

02 de septiembre de 2021

02 de septiembre de 2021

El gremio de la capital rompió relaciones con la federación provincial en una asamblea caliente y con denuncias de la oposición.

El sindicato de municipales de la ciudad de Santa Fe decidió romper relaciones con la federación provincial y convertirse en un gremio autónomo. Fue en una asamblea extraordinaria celebrada este jueves que terminó con sillas volando por los aires y la intervención de la policía.

 

Juan Medina, secretario general de la Asociación Sindical de Obreros y Empleados de la Municipalidad de Santa Fe (Asoem), decidió romper un vínculo espinoso y divorciarse sindicalmente de Claudio Leoni, secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe (Festram). En los hechos, esto se traduce en que el gremio capitalino tendrá su propia paritaria y no se regirá por la provincial. Sin embargo, la oposición denuncia que no debe validarse lo ocurrido.

 

Medina celebró la ruptura con dardos contra Leoni. "Desde hoy, Asoem decide que los aportes de los trabajadores son para los trabajadores, no para hacer campaña política", chumbó. "Dejamos de ser súbditos de la Federación que hasta hoy ha llegado a acuerdos en desmedro de los trabajadores. En estos tres años, hemos perdido un 80% de nuestro poder adquisitivo”, continuó.

 

Festram afirma que la ruptura fue llevada a cabo por Medina para privilegiar sus intereses personales. A su vez, recuerda que Medina y Pablo Casale, secretario gremial de Asoem, están denunciados por supuestos desvío de fondos ya que le habrían solicitado a la Municipalidad de Santa Fe que gire los aportes sindicales al gremio y no a la federación.

 

Se picó

La asamblea de la emancipación de Asoem se dio en un clima sumamente caldeado, con decenas de afiliados y afiliadas opositores a la conducción de Medina sin poder ingresar al recinto. Sobre el final, volaron las sillas y la policía debió intervenir para evitar una escalada de violencia. “Antes de que se abrieran las puertas había gente adentro, todo esto es una mafia y debería haberse cancelado”, denunciaron a Letra P algunas de las personas que vieron el encuentro desde afuera.

 

Asoem repudió los hechos de violencia. Se los adjucó a "un grupo minoritario que irrumpió a la fuerza en la entidad sindical y sin respetar los protocolos sanitarios estipulados para el desarrollo de la asamblea extraordinaria".

 

Alberto Sosa, integrante de la agrupación 8 de Noviembre, afirmó en Aire de Santa Fe que al momento de la votación “los afiliados no escuchaban nada, así que votaron sin saber lo que estaban votando”. Según pudo averiguar Letra P, aún no se sabe la cifra oficial de la votación. Tanto la agrupación contraria a Medina como Festram avisaron que impugnarán la asamblea ante el Ministerio de Trabajo.