15|9|2021

Aunque duela la interna, operativo Todos por los votos propios

14 de septiembre de 2021

14 de septiembre de 2021

Mientras no se detienen las versiones de cambios en el Gobierno, Fernández apunta al electorado ausente el domingo y a un shock en los bolsillos populares.

Con “mil teorías sobre la mesa” y mientras intenta calmar los ruidos internos, el Frente de Todos (FdT) reunió este martes en territorio bonaerense al presidente Alberto Fernández, Máximo Kirchner, Sergio Massa, parte del gabinete e intendentes para analizar el resultado de las elecciones y definir acciones concretas para salir a la caza de los votos que faltaron en las elecciones primarias.

 

“Queremos ganar y creemos que se puede”, dicen cerca del Presidente. Ese fue el espíritu que rodeó el asado que compartió Fernández este mediodía en Almirante Brown con Kirchner, Massa, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, sus pares Jorge Ferraresi (Desarrollo Territorial y Hábitat), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Gabriel Katopodis (Obras Públicas), con una decena de intendentes, las intendentas Mayra Mendoza (Quilmes) y Marisa Fassi (Cañuelas) y la primera candidata a diputada por la provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz.

 

Dar vuelta la elección, recuperar “entre ocho y nueve puntos” en la Tercera sección electoral, salir a militar y buscar los votos que se fugaron o estuvieron ausentes el domingo es el mandato que se llevaron quienes participaron del encuentro en el que hubo coincidencias en el diagnóstico y también en las medidas de salida.

 

“Muchos votantes nuestros no fueron o se inclinaron por otras opciones, como la izquierda. Hay que ir a buscar esos votos”, apuntan en la Casa Rosada, donde también señalan que el Gobierno tomó durante la pandemia varias medidas positivas y no supo “cómo contarlas”.

 

Los pases de factura quedaron en el búnker de Chacarita. En el albertismo admiten que el domingo a la noche se vivió un clima áspero en el tercer piso del complejo C, donde se reunieron en privado el presidente Fernández, Cristina Fernández de Kirchner, Massa, Kirchner y Axel Kicillof. Pero aseguran que las discusiones “están saldadas” y que ahora el foco está puesto solamente en dar vuelta la elección.

 

“Todos queremos ganar y vamos a trabajar para eso”, afirman cerca del Presidente. Para dar señales claras, el oficialismo preparó cuidadosamente la foto de este martes, en la que se acordó la presencia de Kirchner, Massa y De Pedro junto a Fernández. Además, estuvieron los intendentes Nicolás Mantegazza (San Vicente), Alejandro Granados (Ezeiza), Andrés Watson (Florencio Varela), Mario Secco (Ensenada), Fabián Cagliardi (Berisso), Hernán Yzurieta (Punta Indio), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Mendoza y Fassi. 

 

La foto conjunta buscó apagar el fuego cruzado entre el Instituto Patria, el albertismo y el massismo, que desde el domingo se facturan mutuamente las razones de la derrota. Este lunes, cada cual hizo rancho aparte en su territorio. Cristina estuvo en el Senado junto a De Pedro, Kicillof y Andrés Larroque. El Presidente llegó temprano a Casa Rosada donde se mostró junto a Cafiero y dos de sus ministros más cuestionados por los socios de la coalición, Kulfas y el ministro de Economía, Martín Guzmán. En tanto, Massa mantuvo reuniones en su casa de Tigre.

 

De los cónclaves separados salieron rumores que indicaban que Cristina había enviado mensajes concretos al Presidente para pedirle cambios en el Gabinete. Las versiones fueron desmentidas ante Letra P por colaboradores de la vicepresidenta y por fuentes de la Casa Rosada. Este martes, el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y secretario general de La Cámpora, Larroque, pidió "no repartir culpas" pero recordó los cambios de gabinete que hizo Cristina tras perder las elecciones, en 2009 y 2013. Fernández y la vicepresidenta mantuvieron conversaciones este lunes y están “en contacto permanente”.

 

“No va a haber cambios”, cerró, tajante, un hombre de confianza del Presidente. Al menos, hasta las elecciones de noviembre. En el Instituto Patria afirmaron que son solo versiones mediáticas. Tras el asado del martes, Massa estuvo en la Casa Rosada junto a Cafiero, con quien trabajó en la presentación de la ley de hidrocarburos, prevista para este miércoles junto a autoridades provinciales. 

 

En ese clima, Fernández anunció en el asado a intendentas e intendentes que el jueves habrá anuncios económicos concretos para atender las demandas de la clase media y media baja, que todavía no sienten en el bolsillo la recuperación que reflejan las estadísticas en la macro. La prioridad es inyectarle “velocidad” a la gestión y acelerar programas de gobierno ya existentes. No habrá nueva edición del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). "Fue algo extraordinario por la pandemia", explicaron en la Rosada. 

 

En tanto, el Presidente se prepara para un viernes con agenda internacional. Primero estará junto al presidente norteamericano Joe Biden, en el Foro de Grandes Economías sobre Energía y Clima. La actividad será virtual. Luego, viajará rumbo a México para asumir la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).