30|11|2021

Rosa marchita y dividida: el socialismo va de punto contra Javkin 

09 de julio de 2021

09 de julio de 2021

El PS no logró unificar sus tribus. Irizar vuelve a competir a dos años de perder la intendencia. Capiello, de la vieja guardia, juega suelto.

El socialismo referenciado en el fallecido Miguel Lifschitz vuelve a las urnas después de las derrotas que lo alejaron del poder en la gobernación y en Rosario y encarará con lista propia las elecciones para el Concejo municipal de esa ciudad. Sin chances de armonía con el intendente Pablo Javkin y con la lista del socialismo díscolo de Miguel Ángel Cappiello, va a encarar una contienda compleja como nunca en su bastión histórico. 

 

Con la lista Más para Rosario, la candidata será Verónica Irizar, quien perdió la interna por la intendencia a manos de Javkin, hoy de nuevo robustecido de cara a la disputa en la alianza. Fue una de las razones por las cuales no se definió tan fácilmente que volviera a encabezar la lista y se sondearon alternativas. Hasta llegó a pensarse en una tira unificada, pero el intendente optó por jugar a aislar al partido de la rosa. 

 

El Partido Socialista tiene dos bancas de las 28 del Concejo y sólo Irizar renueva. Sin muchas opciones para encabezar, la excandidata a intendenta era el único nombre de recorrido, pero con el riesgo de saturar con una nueva campaña en la calle. La acompañarán el militante de políticas LGTB+ Esteban Paulón y la médica referente del sistema de salud local Analía Chumpitaz. Completan la lista Gino Sveglian, María Cecilia Mijich, Cristian Sebastiani, Ana Saucedo, Esteban Sicicliani y Romina Chan

 

Una de las opciones que se barajó era armar una lista unificada de las diferentes vertientes del socialismo y sumar a Cappiello, el médico de la vieja guardia del partido de la rosa que vuelve con su sello interno, Bases, secundado por la actual concejala Lorena Carbajal. El socialismo necesita reivindicarse después de las derrotas ejecutivas. Ganó la conducción provincial y nacional, pero no le alcanzó para recuperarse del golpe de la muerte de Lifschitz.