05|9|2021

La hora de los intendentes

26 de julio de 2021

26 de julio de 2021

Salieron triunfantes en la paritaria por las listas. Van en las nóminas seccionales o pusieron representantes. La jugada que consolida el vínculo con Máximo K.

Salieron triunfantes en la paritaria por el armado de las listas con los demás sectores del Frente de Todos (FdT) y festejan. Creen que les llegó el reconocimiento que hace tiempo no le daban. Los intendentes y las intendentas bonaerenses obtuvieron gran representación para competir en la elección legislativa. Siete jefes comunales son precandidatos en las seccionales y más de una decena de postulantes ubicados en lugares a salir les responden. La avanzada -que, además, les allana el camino para una vuelta rápida a aquellos que por ley están imposibilitados de otra reelección en 2023- termina de afianzar una alianza estratégica con el jefe de La Cámpora y conductor del PJ bonaerense, Máximo Kirchner. Pondrán la cara, el cuerpo y su poder territorial al servicio de sí mismos, al tiempo que arrimarán votos clave al oficialismo, que en esta contienda se juega en gran parte su futuro, tras una primera mitad de mandato atravesada por la pandemia.

 

Con la mayoría de los jefes comunales del conurbano el vínculo ya era sólido, principalmente, a partir de la sintonía fina que el jefe de La Cámpora tiene con Martín Insaurralde, el jefe comunal de Lomas de Zamora con ascendencia sobre un grupo de alcaldes con gran poder territorial. Pero el reparto termina de afianzar también la relación con los del interior, algunos de los cuales quedaron al frente de las listas seccionales.

 

Las listas hablan por sí solas. En la Tercera, la cabeza de la nómina quedó en manos de Mariano Cascallares (Almirante Brown) y seis de los primeros diez lugares fueron para hombres y mujeres que responden a diferentes jefes y jefas comunales. En la Primera, la decisión de dejar conformes a los dueños de los territorios generó que, como adelantó Letra P, se cambiara la cabeza de la lista, inicialmente reservada para la ministra de Gobierno, Teresa García, para darles tres de los primeros cinco lugares.

 

En el interior también es notoria la estrategia de empoderar a los jefes comunales. En la Segunda, tres intendentes son candidatos a diputados nacionales: Carlos Puglielli (San Andrés de Giles), Cecilio Salazar (San Pedro) y Ricardo Alessandro (Salto).

 

En la Cuarta, Walter Torchio, que comanda Carlos Casares, encabeza la lista; en la Quinta, el tercer lugar es para Alberto Gelené, de Las Flores, y en la Sexta, el intendente de Monte Hermoso, Alejandro Dichiara, es el primer candidato.

 

La excepción se dio en la Sétima, donde los intendentes quedaron corridos tras la incorporación de Eduardo “Bali” Bucca al Frente de Todos, quien finalmente terminó quedándose con el primer lugar de la tira. Según fuentes consultadas por este medio, la mesa chica consideró que el diputado y exintendente de Bolívar era la mejor opción para una sección clave en la pelea por el Senado: se ponen en juego tres bancas y el piso para el ingreso es alto, del 33,33%. Hoy, la oposición tiene las tres diputaciones.

 

En rueda de consultas, varios jefes comunales manifestaron a Letra P su conformidad con el resultado del cierre de listas, algunos de ellos sin pedir reserva de identidad. “Se hizo un reconocimiento a los intendentes muy valioso”, afirmó Walter Torchio, de Carlos Casares. Y agregó: “Se les ha dado a los intendentes un protagonismo relevante; es muy bueno que se potencie la participación de los intendentes en la lista y tiene que ver con convalidar a quienes conducen los territorios”.

 

En la misma línea se manifestó el jefe comunal de San Pedro, Salazar: “Estamos totalmente conformes con la participación que nos dieron a los intendentes. Creo que hace mucho tiempo que no se nos tenía en cuenta y escuchaba como ahora”, aseguró. El sanpedrino fue enfático al reconocer el liderazgo del jefe de bloque de diputados del FdT en el Congreso, tras su desembarco en el Partido Justicialista bonaerense: “Respondemos total y absolutamente a la conducción del compañero presidente del PJ de la provincia de Buenos Aires”.  

 

La decisión de la sociedad M&M (Máximo – Massa) de hacerles lugar en la mesa a los jefes comunales no solo le suma al oficialismo en términos de la unidad política tan militada, le suma además en algo concreto, las urnas: los intendentes y las intendentas son quienes tienen los votos y pueden traccionar en sus territorios, clave en una elección difícil para el gobierno que plebiscita una primera mitad de la gestión atravesada por el desastre de la pandemia.