10|9|2021

Tres, el número mágico del FdT para la Séptima

11 de julio de 2021

11 de julio de 2021

Se ponen en juego tres senadurías, todas en manos de la oposición. Objetivo uno, superar el 33,3%. Tres lugares para tres sectores del oficialismo. Nombres.

La Séptima es una de las cuatro secciones clave para el Frente de Todos (FdT) en las legislativas de este año: allí se elegirán representantes para la Cámara de Senadores, el talón de Aquiles del gobernador Axel Kicillof. El tres, parece ser el número mágico para el oficialismo, que tiene como primer objetivo alcanzar el 33,33% de los votos para asegurarse al menos una de las tres bancas que se ponen en juego, hoy todas en manos de Juntos por el Cambio. Son, también tres, los sectores del FdT que se sentarán a diseñar el armado de la lista: La Cámpora, los intendentes y el Gobernador. La discusión pasará por el orden de los factores, que, en este caso, sí puede alterar el resultado.

 

El grupo de intendentes peronistas de la región buscará poner un representante y para eso ya hay mesas de diálogo entre ellos en las que empiezan a anotarse algunos nombres. También participa de esa rosca el diputado Walter Abarca. Por el armado del gobernador, suena fuerte Alejo Supply, subsecretario de Transporte provincial, hombre oriundo de Azul. La Cámpora tendrá un rol central en las negociaciones a través del diputado César Valicenti. Si bien el Frente Renovador tiene referentes en la sección, se espera que su negociación pase por candidaturas locales.

 

Es una incógnita el futuro de los dirigentes del peronismo con asiento en la sección Eduardo “Bali” Bucca y José Eseverri. El exintendente de Bolívar mantiene muy buen vínculo con su sucesor, Marcos Pisano, quien pese al acompañamiento de Bucca a Florencio Randazzo nunca sacó los pies del Frente de Todos. Por su parte, el ex jefe comunal de Olavarría mantiene conversaciones con el Frente de Todos a través del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.  

 

El piso para lograr representantes por la Séptima en el Senado es del 33,3%. Si sólo una fuerza supera ese porcentaje se queda con las tres bancas. Es lo que ocurrió en las últimas cuatro elecciones legislativas. En 2017, Cambiemos obtuvo el 51% de los votos; Unidad Ciudadana el 26%; y 1 País (liderado por Sergio Massa) 12%. La división del peronismo colaboró con el triunfo de la oposición.

 

En 2019, con el peronismo unido, Cambiemos volvió a ganar, obtuvo el 50%; sin embargo, el Frente de Todos llegó al 42% mejorando considerablemente la elección anterior. En esta ocasión, cada fuerza logró el ingreso de tres diputados cada una.

 

“Siempre el objetivo es ganar y trabajamos para eso”, afirma a Letra P un referente seccional, aunque reconoce que esa es una tarea difícil y que el objetivo más cercano a las posibilidades es superar el 33,3% de los votos para ingresar al menos un representante. “Las legislativas son más complicadas para nosotros, pero, aunque perdamos votos respecto de 2019, podemos llegar a pasar el piso y torcer la balanza en el Senado”, se entusiasma.

 

El oficialismo sabe que no podrá evitar que Juntos por el Cambio supere el 33,3% de los votos. Por lo que aspiran a que, superando ambas fuerzas el piso, el cociente sea beneficioso para el FdT y así obtener -en el mejor de los casos- dos de las tres bancas. Es por eso que la discusión por los lugares en la nómina será central.

 

En la sección, el FdT tiene cuatro intendentes: Marcos Pisano (Bolívar), Juan Carlos Gasparini (Roque Pérez), Gustavo Cocconi (Tapalqué) y Hernán Ralinqueo (25 de Mayo). Sin embargo, Juntos por el Cambio gobierna los dos distritos más importantes por su cantidad de electores: Azul, en manos de Hernán Bartellys y Olavarría, comandado por Ezequiel Galli. También gobierna Saladillo, con José Luis Salomón.

 

Sin figuras en el Senado, la representación legislativa de la Séptima sección está en la Cámara de Diputados provincial con el camporista Valicenti; Abarca, cercano a los intendentes y a la vicegobernadora Verónica Magario, y Luciana Padulo, del Frente Renovador.

 

Para lograr una buena elección, el FdT necesita obtener buenos resultados en Azul y Olavarría. En 2019, los candidatos a intendente de esos distritos fueron Nelson Sombra y Federico Aguilera, ambos referentes de La Cámpora. Desde el intendentismo no descartan una interna en esos territorios. “Hay que sumar de todos lados”, sostienen. “Si no se llega a acuerdos para lista única, hay que ir a interna en las PASO y llegar juntos a la general”, agregan.

 

“En esta elección no hay candidatos que traccionen a nivel nacional o provincial como lo fueron en 2019 Alberto Fernández o Kicillof, por eso en esta hay que traccionar de abajo y tratar de tener a los mejores candidatos y candidatas seccionales y locales”, afirma un dirigente de Olavarría.