24|10|2021

Intendentes voceros en campaña

11 de julio de 2021

11 de julio de 2021

La pandemia los dejó con poco para mostrar de sus distritos. Militarán banderas prestadas: vacunación y reactivación económica. Virtualidad y visitas ilustres.

Con la pandemia y las consecuencias económicas que esta acarreó, a quienes conducen intendencias bonaerenses del Frente de Todos no les queda mucho por mostrar de sus distritos. Por eso, en esta campaña 2021 agitarán la vacunación y la anunciada reactivación económica, dos banderas prestadas. Destacarán su gestión local en lo sanitario, las medidas para paliar la crisis y algunas pequeñas obras, pero, fundamentalmente, se convertirán en vocerías de medidas tomadas por el presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof. Además, el coronavirus les plantea el desafío inédito de enfrentar una campaña basada en la virtualidad, aunque proyectan recibir visitas ilustres y se esperanzan con que un exitoso plan vacunatorio les abra las puertas a una presencialidad cuidada.

 

“Más allá de lo que hagamos localmente, la campaña se va a nacionalizar con las vacunas y la economía”, afirma a este medio el vocero de un intendente FdT de la Tercera sección electoral. En línea con la estrategia de la Nación y del Gobierno bonaerense, los municipios van a ponderar la gestión durante la pandemia y, centralmente, la inversión en infraestructura hospitalaria y la vacunación, además de la prometida reactivación económica que, esperan, empiece a repercutir en el bolsillo de la gente.

 

Para un intendente del norte del conurbano con el que habló Letra P, “tiene lógica” que así sea. “La pandemia se llevó puesto todo, fue el tema central durante este año y medio de gestión y de eso tenemos que hablar, de lo que hicimos y estamos haciendo junto al gobierno nacional y provincial”, aseguró.

 

En un año y medio atravesado por el covid-19, es poco lo que las autoridades municipales pueden mostrar como logros propios, más allá de la gestión local de la crisis sanitaria. En esta campaña están obligados a colgarse, más que nunca, de las banderas que blanden la administración central y el gobernador de Buenos Aires. La crisis sanitaria forzó a enfocar allí todos los recursos económicos y humanos.

 

Si bien la campaña de Kicillof tendrá entre sus ejes la recorrida por algunas obras avanzadas, estas no abundan y las realizadas no son de envergadura.

 

Virtualidad

Todas las fuentes consultadas por este medio destacaron la excepcionalidad de la campaña 2021, que estará atravesada por la virtualidad en función de las restricciones. Quedaron lejos los actos proselitistas multitudinarios y las recorridas con liturgia peronista, aunque muchos se esperanzan con una flexibilización de los modos de militar para mediados de agosto con el avance de la vacunación.

 

“Hay que olvidarse en esta elección de la campaña tradicional con grandes actos, eso no va a pasar”, sostiene resignado un funcionario distrital. Y agrega: “Para las grandes convocatorias, vamos a usar las herramientas virtuales, y lo presencial tendrá que ser mucho más cuidado por más baja de casos que haya”.

 

Visitas

Los jefes y jefas comunales esperan, además, una fuerte y constante presencia de miembros de Gabinete nacional y del Gabinete provincial, y las bajadas a territorio del propio Kicillof y, aunque en menor medida, del Presidente. Ya está establecido que el gobernador se dedicará a recorrer la provincia y lo harán también sus funcionarios y funcionarias. La consigna es que, donde gobierna el Frente de Todos, el visitante ilustre se muestre con las máximas autoridades municipales. Estarán expectantes, principalmente en el conurbano, a un posible desembarco de la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

 

Pese al panorama descripto, los funcionarios distritales harán el esfuerzo de mostrar las virtudes de la gestión local. En ese marco, con sus más y sus menos, mostrarán que pese a la pandemia hay obras (aunque pequeñas) que pudieron concretar. Harán hincapié en la inversión en seguridad, destacarán los programas municipales llevados adelante durante la crisis y la eficiencia en la prestación de servicios.