31|8|2021

Hay búnker: visita guiada al comando randazzista de Puerto Madero

01 de julio de 2021

01 de julio de 2021

Ocupa un dúplex en el octavo piso de una torre de Manso y Peñaloza. Oficinas, sala de reuniones y terraza. Comunicación 2.0, rosca hasta tarde y frío anticovid.

Florencio Randazzo se lanzó -primero en Clarín, despupés en Twitter y después en TN- y ya tiene funcionando el primer búnker de la campaña 2021. En el octavo piso de un coqueto edificio de Puerto Madero, montó su centro de operaciones. Con oficinas propias para los equipos y la tropa del exministro de Transporte del gobierno de CFK, por allí pasan las principales figuras de los diferentes sectores que lo acompañarán en su decisión de insistir con una tercera vía que le quite votos al peronismo. El departamento, de dos pisos, tiene oficinas, centro de reuniones y balcón aterrazado.

 

Randazzo suele pasar sus días dentro de ese dúplex, ubicado a metros de la intersección de Juana Manso y Rosario Peñaloza, en el barrio más caro de la ciudad de Buenos Aires. Allí mantiene reuniones presenciales con los miembros de sus equipos y con sus aliados y hace las reuniones virtuales más multitudinarias a raíz de los protocolos por la pandemia. Ahí hizo el lanzamiento televisivo en Clarín, antes de anunciarlo en sus redes sociales.

 

El departamento es amplio. Tiene dos pisos que se conectan internamente, varias oficinas, entre ellas la principal, que ocupa Randazzo; sala de reuniones; un salón amplio al que las visitas habituales llaman "búnker político"; una cocina “autoservicio” y un balcón aterrazado que da al pulmón de manzana.

 

En el primer piso se encuentran las oficinas principales. Entres ellas, la que ocupa Randazzo. Del equipo político que acompaña al exfuncionario de Cristina Kirchner tienen oficina permanente su compañera de fórmula en 2017, Florencia Casamiquela; Martín Jofre, armador bonaerense de Tercera Posición, el partido que lidera Graciela Camaño, y el hombre de Consenso Federal, Topo Rodríguez. También ocupa una oficina allí el vocero de Randazzo, Juan Belén. Por otra parte, la dirigencia del interior reparte su tiempo entre sus distritos y el búnker randazzista, por donde circulan, por ejemplo, el dirigente socialista Jorge Illia y el exintendente marplatense Gustavo Pulti.

 

En el segundo piso están las oficinas técnicas. En lo que uno de los habitúes del lugar denominó como un “SUM” de trabajo, funcionan equipos de campaña, comunicación y redes sociales.

 

En la ronda de consultas realizadas por Letra P, todas las fuentes coincidieron en remarcar la exigencia en los cuidados para evitar contagios de covid. “A veces queda antipático decirles a algunos que no vengan, pero no podemos llevar tanta gente”, cuenta un abonado del lugar. “En estos días, los que estamos ahí nos morimos de frío porque se mantienen todas las ventanas abiertas”, agrega. Incluso, algunas de las reuniones se trasladan a la Costanera, al aire libre. También buscan dividir y recibir grupos en lo que llaman el “sub-búnker”, ubicado en Florencio Varela y comandado por Casamiquela.

 

Las oficinas abren temprano por la mañana y las luces se apagan tarde, a veces más allá de la medianoche. Como anticipó Letra P, aunque aún no confirmó su poyo definitivo a Randazzo, los equipos de Joaquín de la Torre también pululan por el lugar. El pasado miércoles, en un plenario realizado en San Martín, el exministro de Vidal aseguró que el lunes hará pública su decisión.