20|7|2021

El capital de los intendentes del FdT para negociar la unidad en la Tercera

24 de junio de 2021

24 de junio de 2021

El peronismo del sur del conurbano cuenta los porotos de 2019 sobre la mesa de las paritarias oficialistas. La premisa: todos unidos triunfaremos.

De cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre, los principales ejes de la campaña en la Tercera sección electoral de la provincia de Buenos Aires serán la llegada de las vacunas, la generación de empleo genuino a través de la obra pública y la unidad del peronismo. Los intendentes de esa zona caliente del conurbano buscan reforzar la “unidad estratégica” que permitió la victoria electoral de 2019 y ponen sobre la mesa de negociaciones los porotos cosechados en cada distrito negociar los términos del acuerdo.

 

Este año, se renovarán 23 bancas de la Cámara de Senadores y 46 de la de Diputados de la Legislatura provincial. La distribución de las mayorías y minorías legislativas podrían llegar a definir en la Tercera sección, que pondrá en juego 18 de los 46 asientos que estarán en juego en la Cámara baja.

 

Las cámaras se renuevan por mitades cada dos años, pero la mitad de las secciones elige diputados y la otra mitad senadores, cada una por mandatos de cuatro años. Teniendo en cuenta que Buenos Aires presenta grandes asimetrías en lo jurisdiccional, el factor de que las cámaras se renueven por mitades opuestas de las secciones electorales tiene importantes consecuencias políticas. Por ejemplo, en las próximas Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), la sección que más diputados elegirá, con 18 de los 46, será la Tercera, integrada por 19 partidos del sur del conurbano. En las últimas elecciones, el oficialismo se quedó con el 59% de los votos, superando por 30 puntos a Juntos por el Cambio.

 

La distribución de las bancas que se someterán al voto popular le dará la posibilidad al oficialismo provincial de tener un buen desempeño electoral ya que el Frente de Todos cuenta con 45 asientos de los 92 que componen la Cámara baja y solo renovará la mitad, es decir, 22. Por su parte, Juntos por el Cambio someterá al escrutinio su desempeño de 2017, por lo cual 23 de sus 39 escaños deberán ser revalidados.

 

En los últimos comicios presidenciales, la dupla compuesta por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner obtuvo una buena cantidad de votos en la Tercera: en La Matanza 531.031; 235.262 en Lomas de Zamora; 213.447 en Almirante Brown; 181.625 en Quilmes; 147.674 en Lanús; 137.805 en Berazategui; 137.530 en Avellaneda y 125.150 en Florencio Varela.

 

Dichos distritos -en todos, menos en Lanús, gobierna el Frente de Todos- buscarán retener ese caudal y, para ello, serán claves los nombres que conformarán las listas, que deberán ser presentadas el 24 de julio. Sin embargo, si la discusión se alarga, cuentan con una semana más porque el 31 de julio es el vencimiento del plazo para la presentación ante la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires de las listas ya oficializadas.