21|7|2021

Pereyra apuntó contra el PJ y JxC y encendió el clima electoral en Neuquén

17 de junio de 2021

17 de junio de 2021

El vicepresidente del MPN dijo que los partidos nacionales buscan "debilitar" al gobierno de Gutiérrez. El PRO recogió el guante y salió a responderle. 

La traba al proyecto de endeudamiento, que impulsa el gobierno de Omar Gutiérrez para afrontar el gasto que implica el aumento salarial a profesionales de la salud, agitó las aguas en la Legislatura provincial y encendió el clima electoral en Neuquén. El titular del sindicato de petroleros y vicepresidente del Movimiento Popular Neuquino (MPN), Guillermo Pereyra, denunció que los partidos nacionales buscan "debilitar" a la actual gestión y la diputada Leticia Esteves (PRO) salió a cruzarlo: "No respondemos a los tiempos de los patoteros", disparó. 

 

“Es insólito verlos tan unidos (al PJ y al PRO) oponiéndose a un proyecto que busca reparar un justo reclamo, lo que ellos decían que había que hacer. Están siempre del lado opuesto a las soluciones”, se quejó Pereyra a través de un comunicado titulado “las elecciones se ganan en las urnas”.

 

De esta manera, le apuntó al Frente de Todos (FdT) y a Juntos por el Cambio (JxC), las fuerzas opositoras que competirán en las elecciones legislativas por las tres bancas neuquinas en la Cámara de Diputados. En sintonía con la entrevista que Jorge Sapag le concedió a Letra P, Pereyra recordó cómo el macrismo “les robó el futuro a millones de argentinos” cuando “endeudó e hipotecó al país en más de 54 mil millones de dólares”, y cómo el kirchnerismo tuvo “mansa complicidad del entonces Frente para la Victoria, que solo gritó en los medios de comunicación, lejos de cualquier intento de diálogo”.

 

“Afortunadamente se acercan las elecciones. Será entonces cuando verán que el respaldo y la fuerza de la militancia del MPN se volcará -una vez más- a las urnas para ratificar el destino de una provincia, que siempre está a la vanguardia del crecimiento y lejos de los ventajeros que quieren conseguir de manera sinuosa lo que no pueden lograr mediante el ejercicio del voto”, lanzó el petrolero.

 

Las definiciones de Pereyra muestran el complejo escenario para Gutiérrez, que todavía negocia en la Legislatura la deuda para hacerle frente a los gastos prometidos en los 22 días de piquetes a los yacimientos de Vaca Muerta. Como informó este medio, el mentor de la liga de gobernadores patagónicos sorteó los reclamos con la promesa de un aumento considerable en el salario, que depende exclusivamente de un nuevo endeudamiento que está trabado en la Legislatura. En la última sesión, en la que el bloque oficialista intentó tratar sobre tablas el endeudamiento, no obtuvo los votos para aprobarlo: necesitaba 24, pero alcanzó 18.

 

Las palabras de Pereyra no cayeron bien. La diputada Leticia Esteves (PRO) advirtió que el gremialista “desconoce absolutamente” como trabaja el macrismo en la Legislatura. “Acompañamos muchas iniciativas del gobierno provincial, como por ejemplo la ley de emergencia sanitaria que incluía un endeudamiento de 140 millones de dólares”, dijo Esteves.

 

“Los que le deben dar explicaciones a los neuquinos son ellos, el MPN tiene que explicar por qué la deuda en los últimos años aumentó. Desde el 2007 al 2020, la deuda pública de la provincia se incrementó 32 veces”, sostuvo la legisladora.

 

“Ahora se está trabajando en una cláusula gatillo, si los ingresos aumentan automáticamente se cae la autorización. Estamos trabajando, buscando la mejor forma entre todos los bloques, no respondemos a los tiempos de los patoteros”, le respondió.

 

Del lado del peronismo, el silencio es contundente. El bloque del FdT espera coordenadas nacionales para moverse, aunque las diferencias internas son notorias: Mariano Mansilla, que responde a Ramón Rioseco, acompañó al MPN en la votación.