31|8|2021

“Tienen miedo de que la Convención decida que la UCR debe salir de JxC”

17 de junio de 2021

17 de junio de 2021

El exdiputado radical y convencional entrerriano se anota en la carrera de 2023, quiere discutir qué hacer con el PRO y habla de la candidatura de Frigerio. 

El exdiputado nacional y convencional de la Unión Cívica Radical (UCR) por Entre Rios, Fabián Rogel, planteó sus diferencias con la actual conducción del partido, a cargo de Alfredo Cornejo, confirmó que será candidato a gobernador en 2023 y aseguró que hay dirigentes que "tienen miedo" de que la Convención decida romper la alianza con Juntos por el Cambio de cara a las elecciones legislativas. 

 

En tono crítico, el dirigente lamentó "la falta de identidad y la incapacidad de generar una vocación de poder" que tiene el radicalismo y consideró que es "inadmisible" que el partido no llevara candidatos a presidente y a vicepresidente en las últimas dos elecciones generales. En este sentido, respaldó una eventual candidatura presidencial de Gerardo Morales y dijo estar "dispuesto" a competir electoralmente para ser el próximo gobernador entrerriano. 

 

En diálogo con Letra P, Rogel también se refirió al exministro de Cambiemos Rogelio Frigerio -que ya recorre la provincia como cabeza de lista de JxC- y afirmó que su candidatura se debe a "su cercanía con Buenos Aires" y a "la relación con intendentes, incluso del peronismo".

 

-El radicalismo aparece, otra vez, como un actor de reparto dentro de la alianza Juntos por el Cambio, ¿por qué no hay una decisión de pelear por encabezar una propuesta electoral?

 

-El radicalismo tiene dos problemas desde hace un tiempo: la falta de identidad y la incapacidad de generar una vocación de poder. Hace 20 años, el radicalismo representaba la ética, la moral pública, la defensa de los recursos naturales al servicio del desarrollo nacional y, en materia internacional, tenía una posición que luego el peronismo llamó tercera posición. Ser radical significaba poner a la educación y a la salud como políticas públicas fundamentales en los procesos igualadores. El radicalismo perdió esa identidad a partir de la convención de Gualeguaychú cuando hizo la alianza con los conservadores. El otro gran problema de la UCR es la incapacidad de generar una vocación de poder. Es inadmisible que el radicalismo no llevara candidatos a presidente y a vice en las últimas dos elecciones. Eso es admitirse como una fuerza minoritaria. Encima, en la última (elección) pusieron de vice a un peronista. El radicalismo tiene que tener un candidato a presidente y a gobernador en Entre Ríos.

 

-¿Quiénes debería ser candidato a presidente y a gobernador en las elecciones de 2023?

 

-Gerardo Morales me dijo que está dispuesto ser candidato a presidente. Y yo estoy dispuesto a ser candidato a gobernador porque no puedo sostener una diatriba y después en los hechos hacer otra cosa.

 

-¿Cómo debe seguir la alianza de Juntos por el Cambio?

 

-Primero, hay que convocar a la Convención Nacional de la UCR, que es el órgano donde se debate este tema. Hace más de un año y medio que no se convoca. ¿Por qué no la convocan?  Quizás alguno tenga algún intereses personales por sobre la deliberación. No debatir debilita. Hay dirigentes que deben tener miedo que la Convención diga que nos tenemos que ir de la alianza.

 

-¿Por qué los medios nacionales muestran más a los posibles candidatos y candidatas del PRO, que del radicalismo?

 

-Hay una prensa oficial que está dirigida a mostrar al radicalismo como un sidecar del PRO. Hace tiempo, los medios bregan para que haya dos grandes fuerzas: una de centroderecha, en este caso el PRO; y otra de centro populista, que sería el peronismo. En ese esquema la UCR va de sidecar. Hay un ejercicio que le propongo a los correligionarios, sobre todo a los jóvenes. Les digo que agarren un diario de domingo y con una birome marquen las veces que se nombra al PJ y al PRO. Se van a encontrar con que el radicalismo solo aparece mencionado en el marco de un problema interno. Es decir, no está en la escena, y lo peor que le puede pasar es que no esté en la discusión. La decisión de Morales de ser candidato a presidente le va a cambiar la dinámica a la discusión y le sacará la mirada a la interna berreta del PRO.

 

 -¿Por qué la oposición no debate los temas importantes?

 

-Creer que políticamente es correcto no confrontar con los sectores de poder es ignorar la historia del radicalismo y de la política misma. Al poder no lo inventaron los partidos políticos. Lo que reina hoy, y los medios de comunicación ayudan mucho en esto, es que hay que ser correcto, no confrontar, no hay que hablar de temas controversiales y económicos. El poder, a través de los medios, ha puesto en fila a buena parte de la dirigencia política.

 

-¿Frigerio es el único candidato de Juntos por el Cambio que puede sacar al peronismo del poder después de 20 años en Entre Ríos?

 

-No. Yo voy a ser candidato a gobernador por el radicalismo, así lo decidió el espacio. Lo de Frigerio tiene que ver con su cercanía a Buenos Aires, por su residencia en Villa Paranacito, y por su relación con intendentes, incluso los peronistas. Tuvo una presencia importante que lo anima a ser una expresión y candidato. Pero bueno, iremos a una interna y en mi caso representaré la idea radical. Conozco la provincia y sus problemas.