25|6|2021

Intendentes de JxC juegan para CFK: reclaman IFE y ATP sin devolución

04 de mayo de 2021

04 de mayo de 2021

Con sus pedidos, tributan al kirchnerismo en la pelea que éste mantiene con Alberto Fernández por el gasto en ayuda social. Larroque vs. Arroyo, el capítulo II.

Intendentes bonaerenses de Juntos por el Cambio (JxC) reclamaron este martes al gobierno nacional que encabeza Alberto Fernández una ayuda económica destinada a los sectores más golpeados por la crisis provocada por la pandemia y las restricciones impuestas para frenar la suba de contagios, como aquellas familias que están por debajo de la línea de pobreza y los comerciantes impedidos de levantar sus persianas al 100%. El pedido de este sector de la oposición coincide y abona la mirada del ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, quien considera necesario la entrega de otro Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), y choca contra la de su par nacional, Daniel Arroyo, quien afirmó que “no es momento” de implementar esa ayuda. De esta forma, sin buscarlo, jefes comunales del PRO y la UCR sumaron ingredientes en favor del kirchnerismo en la interna oficialista que tuvo su capítulo más tenso en la pelea por los cuadros tarifarios entre el ministro Martín Guzmán (Economía) y el subsecretario de Energía, Federico Basualdo.

 

Consultados por Letra P, los intendentes de Juntos por el Cambio Néstor Grindetti (Lanús) y Julio Garro (La Plata), por el vidalismo, y Gonzalo Peluso (Magdalena) y Víctor Aiola (Chacabuco), por el radicalismo, coincidieron en que el gobierno nacional debe implementar nuevas medidas económicas para hacer frente a la crisis. En este sentido, con distintas variantes en cada caso, pidieron un nuevo IFE, al igual que la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) sin devolución para los comerciantes, y una salida a mediano plazo para reforzar el empleo. 

 

“El IFE fue una medida acertada cuando se cerró todo y hoy, también, es muy necesaria, aunque sé que el Estado no está en condiciones de afrontar nuevamente estos subsidios para todos. Por eso, se podría implementar de manera quirúrgica en aquellos lugares en los que está todo cerrado”, propuso Peluso. 

 

En este sentido, el jefe del distrito ubicado en los márgenes de la Tercera sección electoral recordó que Magdalena está en Fase 4, por lo que no considera necesario un IFE allí. “Más allá de las dificultades, la gente puede trabajar”, aclaró. De todos modos, dijo: “Si mañana hay que cerrar 15 días, esperamos que esté el Estado nacional para acompañar a aquellos a quienes se priva de trabajar (…) Esto debe implementarse rápido”, dijo.

 

Por su parte, Aiola sostuvo que “el IFE da una mano a un montón de vecinos que lo están necesitando mucho”. “El Estado nacional debe estar presente, y en este caso, debería acompañarse la medida de capacitación en trabajo para que no sea sólo una entrega de dinero, sino una contraprestación para impulsar en el futuro su propio empleo”, agregó. 

 

Garro, en tanto, consideró que “es importante que se implemente un nuevo ATP sin devolución para los comerciantes y PyMEs afectadas por las restricciones”, teniendo en cuenta que buena parte de este sector padeció las restricciones con el cierre de sus locales. “Se endeudaron para seguir con sus puertas abiertas y hoy esto es un nuevo mazazo a los que producen”, lamentó el dirigente del PRO. 

 

A su tiempo, en el Gabinete de Grindetti coinciden con esta mirada y amplían que el Presidente “debe implementar algún tipo de ayuda” en este contexto. “Lo que más se necesita hoy es ATP, sobre todo para sectores muy golpeados, como los gastronómicos, y, de esta forma, continuar con la rueda comercial para que los trabajadores cobren sus sueldos”, afirmaron.

 

El alcalde de San Miguel, Jaime Méndez, dijo también que "el IFE, como herramienta excepcional y de emergencia, puede ayudar a amortiguar en cierta medida el impacto de la pandemia y la cuarentena, en sectores sociales con alto grado de vulnerabilidad".  "Creemos que además del IFE deben disponerse medidas económicas concretas para los sectores comerciales golpeados efectivamente por la cuarentena, como el sector gastronómico, entre otros. Con todo, si bien ambas medidas servirían de ayuda, no implican una solución a la crisis que estamos atravesando. El Gobierno debe ser capaz de pensar políticas a mediano y largo plazo que impulsen la economía a través de la producción y el empleo genuino", amplió el dirigente local que responde al exministro de Gobierno, Joaquín De la Torre.

 

Los reclamos llegaron en medio de la interna de la coalición gobernante, cuyo segundo capítulo lo protagonizan Arroyo, el ministro nacional del Frente Renovador que responde al Presidente y Larroque, miembro del gabinete bonaerense que integra La Cámpora y reporta a Cristina Fernández de Kirchner. Mientras el funcionario nacional descartó la vuelta del bono masivo de $10.000, que alcanzó a unos 9 millones de argentinos y argentinas en todo el territorio el año pasado, el provincial consideró que es “indispensable” restituir el subsidio y aseguró que es necesario “reconvertirlo en una política” a largo plazo “para que no reciba ningún tipo de cuestionamiento”.