19|11|2021

El FdT no quiere cometer el error de 2019, cuando presentó cinco listas. Camporista con luz de ventaja y bloque legislativo abroquelado. Un puente para 2023.

Como un mantra, la dirigencia peronista del Frente de Todos (FdT) de Tres de Febrero repite que la unidad es el camino para ganar las próximas elecciones frente al armado que plante el intendente Diego Valenzuela (PRO). Con el antecedente de 2019, cuando cinco listas disputaron la interna peronista que ungió al camporista Juan Debandi, quien a la postre perdió las generales, la oposición distrital trabaja en juntar las partes para agrandar su poder en el Concejo Deliberante, donde logró mantener unido el collage de dirigentes de diversas extracciones. La unidad para las elecciones de medio término puede significar el inicio de la construcción de un puente hacia 2023.

 

El resultado de la elección de 2015 puso fin a 24 años de supremacía peronista en Tres de Febrero, donde reinó Hugo Curto, barón parido por el sindicalismo metalúrgico. Los votos que le dieron la victoria a Valenzuela dinamitaron el espacio y la reconstrucción es una tarea en la que todavía trabaja la dirigencia opositora. Las cinco listas que se presentaron en las PASO en 2019 mostraban un panorama sombrío. Si bien la suma de las partes del Frente de Todos superó por 12 puntos la lista liderada por el intendente, Debandi, entonces diputado provincial y ganador de la interna, no pudo fidelizar el aluvión de votos de las primarias y en las generales fue superado por poco más de dos puntos.

 

Ahora, en la antesala de la elección de medio término y con la mirada puesta en la recuperación del gobierno en 2023, los distintos espacios se esfuerzan en fortalecer la unidad que supieron sostener en el Concejo Deliberante, lo que implica consensuar con los sectores minoritarios que no acompañaron la propuesta que ganó.

 

El último candidato

“En Tres de Febrero, el Frente de Todos es una fuerza política que tiene una representatividad institucional importante”, dice a Letra P Debandi, excandidato a intendente, vicepresidente del PJ local y actual vicepresidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, y destaca que el bloque de diez representantes del espacio en el Concejo Deliberante se ha mantenido unido, así como la bancada de cuatro en el Consejo Escolar.

 

En rigor, el bloque en el Concejo es una síntesis de la heterogeneidad que conforma el frente electoral en el distrito. Lo integran Diego Achilli (Frente Renovador), Ana Luz Balor (Descamisados), Andrés Espíndola y María del Carmen Vidal (Agrupación Ramón Carrillo), Facundo Lococo (La Cámpora), Lis Díaz (Movimiento Evita) y Máximo Rodríguez, Julia Chaves, Cristina Heredia y Hugo Sebastián Curto, quienes responden al espacio del exintendente Curto.

 

Debandi dice que el Frente de Todos es “un espacio que está en la discusión de la construcción de una nueva etapa” y considera que en la próxima elección tiene “muchas posibilidades de ganar el distrito y construir una representatividad lo suficientemente grande como para tener la mayoría en el Concejo Deliberante y en el Consejo Escolar”. “Eso nos permitiría generar una oposición con mucha más fuerza para trabajar sobre la agenda de gestión y, en muchos casos, frenar decisiones que creemos que no son adecuadas”, agrega el dirigente.

 

Además, menciona a las PASO como “una solución” a la falta de unidad, aunque llama a “transitar un camino con responsabilidad” para evitar la interna. “No hay lugar para los individualismos. Tiene que primar una mirada estratégica, inteligente y comprometida con la necesidad de la gente”, señaló el ex diputado y añadió: “En 2019, los vecinos votaron y le dieron la confianza a una de las listas en el Frente de Todos que ganó. Eso no es determinante para siempre, pero es una foto de un momento que se construyó con mucho trabajo continuo”, dijo y sostuvo que si le toca a volver a ser candidato en el 2021 lo será “con orgullo”.

 

Socios del Frente

En el Frente Renovador también sostienen que la salida para la victoria es la unidad. “En términos electorales, todavía no hay nada porque la pandemia es la urgencia, pero venimos trabajando muy bien desde lo legislativo, todos juntos”, indica a este portal el concejal Achiri y agrega que espera que esa unidad pueda traducirse en el armado de listas. “Hoy no hay lugar para tener cinco listas, sería un error político. Tenemos que trabajar para 2023 y tratar de ir todos juntos. Ese es el camino”, insiste.

 

En esa línea, pondera el rol de Debandi, a quien define como “un gran referente”, y considera que las diferencias deben darse “puertas adentro”. “La dispersión no nos ayudó en nada; queremos ganar esta elección y trabajamos para ser gobierno en 2023”, avisa.

 

El Movimiento Evita mantiene la misma línea. En diálogo con Letra P, la concejala Lis Díaz también pondera la unidad y remarca la existencia en el distrito de diferentes expresiones del FdT, más allá del kirchnerismo y del FR, con las que también trabajan. Se refiere a las agrupaciones de la Mesa Peronista y con las organizaciones sociales que están dentro de la UTEP.

 

La concejala del Evita no descarta la interna para dirimir diferencias y reconoce su intención de competir por la intendencia en 2023, aunque aclara: “Si hay otro candidato o candidata que sea mejor, apoyaremos, como lo hicimos en el 2019”.

 

Por afuera

La denominada “Mesa Peronista” hizo su presentación pública en septiembre de 2020. Nuclea a una veintena de agrupaciones, la mayoría locales, encabezadas por históricas figuras del pejotismo que no se encuentran representados por Debandi y que no tienen una estructura nacional que las ampare.

 

En diciembre realizaron un acto de cierre de año multitudinario donde llamaron a la unidad para “retomar la senda de triunfo”. Ante la ausencia de algunos sectores del FdT en el acto, sostuvieron que aquellos no fueron “para no toparse con una realidad que no les es favorable” y que el acto fue una “demostración concreta” de que en el peronismo de Tres de febrero “no hay candidatos naturales ni liderazgos indiscutidos”.

 

Entre sus principales referentes están Horacio Alonso, exdiputado nacional y titular de la Obra Social de Empresarios, Profesionales y Monotributistas (OSDEPYM); Cristian Tiedeman, de la agrupación Somos Tres de Febrero, e Ivana Soto, del Movimiento Octubre. Además, en la presentación del espacio estuvo presente Roberto Orellana, de la Sociedad de Fomento Remedios de Escalada, quien en 2019 le disputó la interna a Debandi.