18|5|2021

Urtubey: "Nunca estuve ni estaré en Juntos por el Cambio"

02 de mayo de 2021

02 de mayo de 2021

El exgobernador de Salta dijo que "no va a ser candidato a ningún cargo" en las legislativas y pidió "salir de la trampa" de la polarización. 

El exgobernador de Salta Juan Manuel Urtubey dijo que "nunca" estuvo ni estará en Juntos por el Cambio, porque considera que el problema del país es la "polarización perfecta" entre oficialismo y oposición y "el desafío es construir algo por afuera de eso".

 

Asimismo, dijo que "no va a ser candidato a ningún cargo" en las próximas elecciones legislativas.

 

En diálogo con Radio 10, Urtubey fue terminante: "Nunca estuve ni estaré en Juntos por el Cambio, no tengo nada que ver con eso". También sostuvo que "el problema no es solo el Gobierno, sino la polarización perfecta" con Juntos por el Cambio (JXC).

 

"El desafío es construir algo por afuera de eso", dijo Urtubey, que así descartó que sus diálogos con referentes peronistas de ese espacio opositor pudieran terminar en su incorporación.

 

En cambio, afirmó que se necesita "encontrar canales de expresión para los argentinos que creen que la actual situación de polarización extrema entre el Frente de Todos y JXC no nos hace bien". 

 

Sobre su futuro para este año, aseguró: "No voy a ser candidato a ningún cargo", pero opinó que hay otros dirigentes, como él, que "creen que hay que salir de la trampa de esta polarización cada vez más acentuada".

 

Para Urtubey hay una "lógica de construcción política que se basa en el enfrentamiento y la confrontación" de la que se debe salir.

 

Y dijo que busca "generar una oferta electoral para este año", pero no sabe si lo logrará o no, aunque se negó a dar nombres en ese sentido.

 

"Como no hay fechas de elecciones ni nada me parece demasiado prematuro" hablar de candidatos, sostuvo, y añadió que "el problema es salir de la lógica testimonial".

 

En una mirada más global, el excandidato a vicepresidente de Roberto Lavagna sostuvo que "la sociedad ha dejado de delegar en el poder todas sus facultades y las reserva para sí" y eso "obliga a actuar de una manera diferente" a la dirigencia.

 

"Uno puede decir 'tengo tantos millones de votos', y es todo líquido, al otro día los perdiste", consideró. Y opinó que "la tendencia a ir a agendas de discutir poder está agravando aún más la crisis".