07|5|2021

La rebelión que no va a ser: Macri instiga, los Dorrego tranquilizan

16 de abril de 2021

16 de abril de 2021

Intendentes amarillos piden clases presenciales y van a la Justicia, pero respetan la institucionalidad. El expresidente llamó a dejar abiertas las escuelas.

El llamado a rebelión que hizo el expresidente Mauricio Macri a los intendentes de Juntos por el Cambio que gobiernan en el conurbano, a quienes instó a desconocer las medidas de restricción impuestas por el gobierno de Buenos Aires, no tuvo éxito: si bien defienden la presencialidad escolar e incluso recurrieron a la Justicia y presentaron un proyecto en la Legislatura, jefes comunales del Grupo Dorrego respetarán la institucionalidad y lo dispuesto por el gobernador Axel Kicillof, a quienes le reprochan falta de diálogo y le reclaman una convocatoria.

 

Luego del anuncio de medidas del presidente Alberto Fernández, que, entre otras restricciones, dispuso la suspensión de clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Macri publicó en su cuenta de Twitter un mensaje que le valió una denuncia penal de un fiscal de Morón. Escribió Macri: “La improvisación e ineptitud, también en el manejo de la pandemia, han generado angustia y enojo en los argentinos. No hay dudas de que las escuelas deben seguir abiertas (…) Los intendentes de PBA tienen la oportunidad de imponer su liderazgo para que las pocas escuelas que están abiertas continúen así. Es fundamental preservar el vínculo entre los alumnos y la escuela y no apoyar fallidas decisiones improvisadas, basadas en la intuición o el miedo”.

 

Fuentes de tres intendencias gobernadas por el PRO dijeron ante Letra P que el camino “siempre es institucional” y descartaron la posibilidad de contradecir lo dispuesto por el Gobierno, pese a que en todos los casos dijeron no estar de acuerdo con la suspensión de las clases presenciales argumentando que el aula no es el lugar donde se producen los contagios.

 

Jorge Macri (Vicente López) dijo que va a “hacer lo posible para que los chicos el lunes estén en las escuelas”. Y anunció que presentó un amparo en la justicia para que en el distrito que conduce no cierren las escuelas. “Estoy convencido de que es el lugar donde los chicos tienen que estar”. Así mismo, le pidió a Kicillof que “convoque a los intendentes de la oposición a discutir las medidas adoptadas”. “Gobernador, haga como Alberto Fernández, que recibe a Rodríguez Larreta. Logremos acuerdos para cuidar la salud de los bonaerenses, pero con las escuelas abiertas”, indicó. Al mismo tiempo, pide a la población que apoye un proyecto de ley para declarar esencial la educación presencial en todo el territorio bonaerense.

 

El mensaje fue replicado por el intendente de Lanús, Néstor Grindetti. En la tarde-noche de este viernes, el lanusense encabezó una reunión de dirigentes de Juntos por el Cambio de la Tercera sección. De allí también salieron expresiones en el mismo sentido: “Expresamos nuestro desacuerdo frente a la suspensión de clases presenciales. Está demostrado que las escuelas no son focos de contagios”, dijo el mandatario.

 

Estoy apegado a la institucionalidad. Pero, sin dudas, con los dichos del Gobernador el diálogo se rompió. Hay una intencionalidad ideológica de la Provincia” por el modo en que se dieron las cosas, dijo a este portal un jefe comunal del conurbano. Alude a una reunión del miércoles pasado entre el gobernador y los jefes comunales peronistas donde conversaron sobre las restricciones que estaban por aplicarse, aunque no se conocía el detalle del DNU que finalmente anunció Fernández horas después.

 

Por otra parte, para atemperar el impacto económico de las restricciones al sector comercial, los jefes comunales del conurbano y del interior activaron mecanismos a través de sus concejos deliberantes para otorgar beneficios, al tiempo que pidieron a la administración bonaerense apoyo para comerciantes y gastronómicos que bajarán sus persianas.

 

Los intendentes de JxC y el expresidente mostraron una foto juntos días atrás, durante un encuentro que beneficia a las dos partes. Los primeros sumaron una figurita importante al frondoso álbum que vienen construyendo, mientras que Macri mostró sintonía con el poder real en la madre de todas las batallas.