07|5|2021

Denuncian a Macri por instigar a los intendentes a no cerrar las escuelas

16 de abril de 2021

16 de abril de 2021

Un fiscal de Morón pidió que se lo investigue penalmente en base a un tuit con el que arengó a la tropa amarilla del AMBA.

La profundización de la grieta política generada por las medidas de restricción dictadas por el presidente Alberto Fernández para la zona denominada Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) suma un nuevo capítulo judicial. Luego de la presentación realizada por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación para mantener las escuelas abiertas, un fiscal de la provincia de Buenos Aires denunció penalmente al expresidente Mauricio Macri por una publicación en su cuenta de Twitter en el que arengó a intendentes de la provincia de Buenos Aires a mantener la presencialidad de las clases, a contramano de los dispuesto por el gobierno de Axel Kicillof.

 

La apertura de la investigación penal fue solicitada por el fiscal Javier Baños ante la fiscal general de Morón, Karina Iuzzolino. Se trata del fiscal que imputó al exintendente de Morón Ramiro Tagliaferro y a concejales de Cambiemos por no cumplir con la orden de reinstalar un busto del expresidente Néstor Kirchner en una espacio público del distrito.

 

En el escrito al que accedió Letra P, se acusa al líder de Juntos por el Cambio de “violación de medidas para impedir la propagación de una epidemia, instigación a cometer delitos y desobediencia”. En la denuncia fue acompañada por una copia certificada de la cuenta de Twitter de Macri desde donde posteó: “Los intendentes de PBA tienen la oportunidad de imponer su liderazgo para que las pocas escuelas que están abiertas continúen así. Es fundamental preservar el vínculo entre los alumnos y la escuela y no apoyar fallidas decisiones improvisadas, basadas en la intuición o el miedo”.

 

El fiscal denunciante considera que se trata de un llamado público a desobedecer las decisiones adoptadas por los gobiernos nacional y provincial. “Es que, más allá que puedan no resultar de su agrado, todas las medidas que los Estados –el provincial y los municipales– adopten para hacer frente a la pandemia y que puedan afectar o restringir el goce y ejercicio de derechos humanos, serán siempre limitadas temporalmente, ajustadas a los objetivos definidos conforme a criterios científicos, razonables, estrictamente necesarias y proporcionales, y por lo tanto legítimas y obligatorias”, justificó en la denuncia.

 

En otro pasaje se refirió al derecho a la libre expresión y consideró que “no es absoluto en cuanto a las responsabilidades que el legislador puede determinar a raíz de los abusos producidos mediante su ejercicio, en particular, como en el caso, cuando los dichos emanan de un anterior primer mandatario y los mismos conllevan una gravedad institucional tal que invita al caos en el gobierno provincial”.

 

Baños hizo foco en el sistema de gobierno de republicano, uno de las espadas discursivas de la actual oposición: “En un régimen republicano como el que ha elegido el pueblo, la soberanía reside en ese mismo pueblo, de modo que, atento a que éste no delibera ni gobierna sino por medio de sus representantes, es un deber insoslayable de éstos que den cuenta a aquél de los fundamentos de sus actos, los que deben ser en función de las normas y constitución provincial, y la Constitución Nacional, y no una imposición de liderazgo”.

 

En la denuncia se da por sentado que Macri cometió un delito al instar públicamente a no acatar las medidas restrictivas dispuestas por el gobierno provincial

 

El planteo debe ser analizado por las autoridades del Departamento Judicial de Morón. Hay dos caminos posibles, que se remita la fiscalía en turno (UFI 5 a cargo de Claudio Oviedo) o que se decline competencia y la denuncia sea remitida a la justicia Federal.