10|4|2021

"El atentado a la división de poderes es muy grande"

03 de marzo de 2021

03 de marzo de 2021

El fiscal que investiga al senador Armando Traferri calificó duramente las resoluciones que firmó la vicegobernadora Rodenas "porque pueden influir en el juez".

Los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra volvieron a quedar bajo presión con un nuevo avance disciplinario de la Cámara de Senadores de Santa Fe en su intento de imputar a uno de sus miembros, el justicialista Armando Traferri, como jefe de una organización de juego ilegal. Esta vez se desató un escándalo institucional por la creación de una comisión de seguimiento del desempeño de fiscales, y un expreso pedido a la presidenta del Senado, la vicegobernadora Alejandra Rodenas, para que “haga saber” al juez competente que “no puede avanzar en el proceso judicial” contra el legislador.

 

Esto simuló un pedido de archivo de la causa y generó cuestionamientos sobre la propia vicegobernadora que firmó la resolución. Incluso desató una interna en el oficialismo, desde donde observan que Rodenas mantiene el vínculo político con Traferri, posicionado como opositor del gobernador Omar Perotti.

 

Letra P conversó sobre el impacto que tuvo la situación con el fiscal Edery, quien junto a Schiappa Pietra vienen dando golpes contra delitos pesados de narcos, policías, políticos y empresarios desde la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

 

- ¿Se sintieron condicionados con la creación de la comisión de seguimiento de fiscales y la resolución que pide frenar la investigación contra Traferri?

 

- Sentimos que era una reacción ante nuestra voluntad de continuar la investigación. Es coincidente con nuestra presentación de inconstitucionalidad del artículo 27° del Código Procesal Penal que traba el desafuero y, por ende, la chance de imputarlo. Claramente es un elemento de presión porque las personas que resuelven esto son los mismos que nos pueden remover. No recuerdo una situación que atente tan claramente contra la división de poderes.

 

- El fiscal general Jorge Baclini calificó de amenaza a la creación de una comisión de seguimiento de causas, ¿lo comparte?

 

- Por empezar son facultades ilegales que eran imposibles de cumplir en la práctica. Nunca un fiscal hubiese entregado un legajo o investigación para que lo analicen. Entonces, si es de imposible cumplimiento, el único fin es amenazar a quien investiga. En tanto, los jueces se deben sentir amedrentados porque recordemos que Traferri preside la comisión de jury

 

- ¿Cómo analizan el rol de la presidenta del Senado, Alejandra Rodenas, en estas resoluciones?

 

- En ese punto se complejiza más la trama institucional porque es una integrante del Poder Ejecutivo que le dice a un juez qué hacer para beneficiar a un miembro del Poder Legislativo. El atentado a la división de poderes es muy grande.

 

- Rodenas negó que haya solicitado el archivo de la causa penal

 

- Lo que Rodenas explica en su comunicado sobre "querer brindarle elementos al juez", los debe presentar Traferri, no el Senado. No hay nada que deba decir el Senado ni la vicegobernadora en el proceso porque cualquier cosa puede influir con cuestiones extrajurídicas en el juez. Ese es el atentado que señalo.

 

Edery y Schiappa Pietra (izquierda) solicitando el desafuero de Traferri a los senadores

- ¿Qué sucede con la causa si no avanza la imputación de Traferri?

 

- La causa no se agota con uno de los investigados. Tenemos 20 imputados y seguimos realizando allanamientos. Debemos imputar la pata económica, es decir, qué hacía la organización con el dinero.

 

- En su momento se sostuvo que el material que le presentaron al Senado para que avance con el desafuero de Traferri no fue contundente. ¿Les faltó fuerza probatoria para convencerlos?  

 

- Sabíamos que la defensa corporativa ya estaba realizada de antemano. Se notó mucho en la reunión. Ellos no debían evaluar la contundencia de la prueba, eso lo hace un juez. Debían entender que había elementos para avanzar. Con el mismo tipo de evidencia (escuchas telefónicas, análisis de teléfonos, etc), tenemos preso a un fiscal regional y un fiscal de grado.

 

- ¿Presumían que iba a ser complejo avanzar con un político del peso del senador Traferri? ¿Por qué se complejiza investigar a ciertas personas en Santa Fe?

 

- Sabíamos que iba a haber obstáculos, de la influencia de Traferri y que se iba a politizar. Es complicado investigar ciertas estructuras porque generan estas respuestas corporativas; te difaman, te amenazan. Hay muchas personas con cierto grado de poder que piensan que nunca se sentarán ante un juez, y, cuando ven que puede sucederle, tienen estas reacciones.