RUIDO EN TODOS

Otro derrape de Berni golpea a Kicillof: tensión con la Casa Rosada

Frederic recibió el apoyo del Presidente y de Cafiero. El Gobierno dice que la provincia debe responder por los ataques del jefe de Seguridad bonaerense.

La Casa Rosada se abroqueló en defensa de la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, tras el nuevo ataque que sufrió por parte de su par bonaerense, Sergio Berni, y le tiró la pelota al gobernador de la provincia, Axel Kicillof, para que tome cartas en lo que considera que fue “una lamentable actitud” y “un show” más del ministro.

 

“Es un delirante, un loco”, calificaron a Berni en la mesa chica del presidente Alberto Fernández, que este jueves habló desde Olivos con Frederic luego del escándalo que el ministro protagonizó en Luján, al expulsar al secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, de una conferencia de prensa que había sido anunciada en Luján luego de la aparición de Maia Beloso, la niña de 7 años que estaba desaparecida.

 

“¿Qué venís a hacer acá de trajecito, hijo de puta? Vos y tu ministra, que es una inútil, le hacen mal a la policía, no me llamaste en todo el día y ahora venís acá a sacarte la foto, hijo de puta, te voy a cagar a trompadas”, le gritó Berni al secretario. Después, trató de “hipócritas” a los funcionarios nacionales y afirmó que los dejaron “solos” en la búsqueda, en referencia a las áreas de Seguridad de la provincia y de la Ciudad, que conduce Diego Santilli. En la Casa Rosada aseguran que, además, el ministro maltrató a las fiscales Laura Belloqui, que interviene en la causa, y a Alejandra Mangano, de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas.

 

“Que a Berni lo explique el gobierno provincial. Al único que favoreció con lo que hizo fue a Santilli. El foco es Maia, la familia y la situación de vulnerabilidad que viven en la Ciudad”, dijeron en Casa Rosada. Por su parte, Frederic reaccionó sin demora. “Me parece que hay una gran ignorancia en lo que se hace y no se televisa. Es un problema de ego”, dijo la ministra al mediodía en diálogo con Radio Con Vos. Frederic también marcó la línea que mantuvo luego la Rosada: “De lo que haga el ministro se tendrá que ocupar el gobernador”, dijo. Para entonces, ya había chateado con el Presidente.

 

Un par de horas más tarde, Frederic ingresó a la Casa Rosada para reunirse con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. El encuentro duró cerca de 40 minutos y fue un claro gesto de respaldo a Frederic, más allá de la excusa formal, que fue la presentación, por parte de la ministra, de un informe con el desarrollo realizado por la Nación con el programa “Alerta Sofía”, que permitió que toda la población estuviera enterada de la desaparición de Maia. “Eso fue lo que con la participación de una vecina permitió precisar la búsqueda a las fuerzas de seguridad”, explicaron en el Gobierno. Además de Frederic, otros funcionarios de Seguridad pasaron este jueves por la Rosada.

 

“Es principalmente un problema de Axel”, le dijo a Letra P un funcionario de máxima confianza del Presidente. El gobernador compartió este mediodía una reunión virtual con Fernández y los demás mandatarios provinciales para hablar sobre la pandemia del Covid-19, pero tanto en Olivos como en el entorno de Kicillof aseguran que no hablaron sobre el cruce entre los ministros de Seguridad.

 

El gobernador estuvo este jueves en Pehuajó, donde participó de una reunión junto a intendentes e intendentas de la Cuarta sección electoral, y esperaba volver a La Plata para tener más detalles de lo sucedido y sacar conclusiones. “Todavía no tenemos ni precisiones ni contexto”, respondieron cerca de Kicillof.

 

El de este jueves es un capítulo más en la mala relación que Berni mantiene con Frederic desde el comienzo de su mandato. El primero fue a los pocos meses de la asunción, en febrero de 2020, cuando el bonaerense cruzó a la ministra por el envío de fuerzas federales al distrito. Berni se quejó entonces por una carta que hizo pública.

 

Los episodios se sucedieron por la coordinación de la seguridad durante la cuarentena, definiciones sobre política criminal y diferencias por el uso de las pistolas Taser, entre otras cuestiones. Las discusiones llegaron al punto tal que, en julio del año pasado, mantuvieron un cruce cara a cara en el que Frederic lo frenó con un tajante: “¿Vas a desenfundar o me vas a atacar por ser mujer?”. Días antes, Berni también se había enfrentado a Villalba, cuando irrumpió en un control que estaba haciendo la Policía Federal, en Puente 12. "Si hacés una cosa así de nuevo vas a ir detenido", le dijo el secretario.

 

En distintas ocasiones, los enfrentamientos forzaron la intervención del Presidente, el gobernador Kicillof, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a quien Berni reconoce como su única conductora. De cada cortocircuito se salió con una foto o conjunta o reunión de trabajo, pero la tensión escaló esta vez con la agresión física a Villalba y parece no tener retorno.

 

En la Casa Rosada esperan que la situación se descomprima si, efectivamente, en un par de meses, Berni sale del Ministerio de Seguridad para ser candidato en las próximas elecciones legislativas.

 

Maximiliano Pullaro a los abrazos, aquí y allá. 
Paoltroni, en la negociación por la ley ómnibus

Las Más Leídas

También te puede interesar