SANTA FE | PJ EN LLAMAS

Perotti juega con dos menos y no logra hacer pie en la Legislatura

Berra y Rosconi habían confiado su integración al bloque perottista en el Senado, pero retrocedieron por “cuestiones puntuales”. Extraordinarias, parada clave.

Pasaron cosas y el bloque del PJ santafesino en el Senado sigue partido en tres. Pese al anuncio de los legisladores Cristina Berra y Eduardo Rosconi, quienes luego de Navidad informaron que se sumaban a las filas de los leales perottistas, el ministro de Gestión Pública Marcos Corach confirmó que, para la Casa Gris, los oficialistas son cuatro y no seis. “Estamos en un momento de transición”, le admitió Rosconi a Letra P. La decisión le añade una dificultad más al peronismo en el gobierno provincial, que padece una debilidad legislativa patente en la mayoría opositora en Diputados y en la atomización de la tropa propia en la Cámara Alta.

 

 

Quienes quedaron pedaleando en el aire fueron Rosconi y Berra. En esa ocasión, el primero le dijo a Letra P que la resolución de integrarse a Lealtad se daría antes de fin de año. En rigor, Berra le confirmó a este medio el 26 de diciembre: “Nos sumamos al bloque Lealtad”. Pero el pase todavía no se concretó y, según los dichos de Rosconi, “faltan cuestiones puntuales”.

 

En diálogo con Letra P, el cacique del Departamento Caseros garantizó votar “todos los proyectos que pida el gobernador”, pero dijo que restan detalles para el salto a Lealtad. “Estamos en un momento de transición”, explicó y cuando se le consultó el motivo, esquivó la respuesta.

 

No obstante, aseguró que el affaire Traferri y los constantes palos que el ministro de Seguridad Marcelo Sain le propinó al Senado en su conjunto no son parte de las deliberaciones para definir el cambio de bloque. “Van a votar igual a nosotros, pero por el momento no están. Tarde o temprano van a sumarse”, confió por su parte un integrante del bloque oficialista.

 

Extraordinarias, primer round

Perotti, por estas horas, avanza en el temario para convocar a sesiones extraordinarias, la primera parada para observar cuál será la conducta del bloque PJ. El gobernador ansía con énfasis la sanción de la Ley de Conectividad, uno de los motores de su gestión, y la modificación de una Sociedad del Estado para la prestación de servicio de gas natural.

 

Por otro lado, desde la oposición sospechan que los movimientos de Rosconi y Berra obedecen a la intención de no quedarse huérfanos en la Cámara. Es que la comisión de Gestión del Senado, que se encarga de administrar todo el presupuesto, quedó bajo el control de los sectores que comandan Traferri y el radical Felipe Michlig. “Si Berra y Rosconi se hacen soldados de Perotti pierden mucho, lo cual los hace mucho más dependientes del gobernador”, reveló una fuente legislativa.

 

La integración del dúo al oficialismo no es menor. Perotti tiene hoy cuatro legisladores propios de 19 senadores. Es poco para toda la composición de la Cámara, pero también es poco para la interna del PJ. Con Traferri, que conduce un grupo homogéneo de seis, no hay puentes y, por el momento, en el oficialismo no hay interés en tenerlos.

 

El socialismo llenó Metropolitano en Rosario. 
El gobernador Pullaro y el ministro de Economía Pablo Olivares.

También te puede interesar