13|11|2021

Lifting y diversidad en el PJ del subcomandante Máximo

19 de febrero de 2021

19 de febrero de 2021

Los intendentes tendrán presencia en el interior. Compensación a Menéndez y guiño a movimientos sociales. Paridad y juventud. Otro casillero para Kicillof.

En los próximos días comenzará el ordenamiento “hacia abajo” en el PJ bonaerense que presidirá el diputado nacional y líder de La Cámpora Máximo Kirchner. Los intendentes díscolos e indecisos que resisten el desembarco del hijo de CFK en el trono del principal partido de gobierno serán compensados. Habrá lugares para los movimientos sociales, será con paridad y más juventud y el gobernador Axel Kicillof tendría representantes con algunos de sus funcionarios y funcionarias ocupando lugares en las consejerías.

 

Una vez cerrada la lista del PJ nacional, que tendrá al gobernador de Buenos Aires como vicepresidente, empezó a tomar forma el borrador del esquema bonaerense que contempla, que contempla diversidad y amplitud en el reparto de cargos. Primero, se garantizaría para los intendentes del interior la cabeza en las consejerías por sección. Ese fue un factor clave para sumar voluntades al desembarco de Máximo. 

 

Además de la paridad de género que empezará a funcionar con la nueva estructura, también habrá lugares para las intendentas en la rama de mujeres. En principio, surgen dos nombres: Mayra Mendoza y Mariel Fernández, intendentas de Quilmes y Moreno, respectivamente. Ambas transitan su primer mandato y tienen sintonía fina y línea directa con Máximo K. 

 

La renovación es otra de las apuestas, según le confió a Letra P un dirigente que trabaja en el nuevo organigrama. Dijo que hay varios consejeros con recorrido y es hora de darle paso al trasvasamiento generacional que pedía Juan Domingo Perón.  

 

El intendente Gustavo Menéndez (Merlo) que preside el partido tiene lugar asegurado: él o alguien de su confianza ocuparía la vicepresidencia o secretaría general del congreso provincial, hoy comandado por el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. Es la forma para terminar de convencer a Menéndez, tras el empujón del presidente Alberto Fernández para que Máximo K asuma en el orden provincial. 

 

El intendente Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) no figuraría en la nómina, pese a que fue clave en la búsqueda de consensos para el desembarco del diputado nacional. Fue el nexo con los y las consejeras del partido para llegar al acuerdo final que comenzó a tomar fuerza en diciembre. 

 

Es un misterio el futuro del intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, quien debía hacerse cargo de la presidencia rotativa este año y resiste casi en soledad el desembarco camporista. Así lo entiende el espacio que acompaña al diputado nacional. Otra fuente consultada por este medio fue más vehemente: “Puede haber diferencias –con Gray–, pero si no acepta seguiremos adelante y quedará al margen”. La misma fuente aclara que el peronismo siempre termina poniéndose de acuerdo. 

 

Un gesto a Kicillof

También habría representatividad del Poder Ejecutivo. Funcionarios del gabinete de Kicillof tendrían lugares reservados en las consejerías del partido. 

 

Rankean dos nombres. De buen diálogo con los intendentes, trayectoria en la militancia y línea con CFK, la ministra Teresa García (Gobierno) podría convertirse en una de las consejeras por la rama de la mujer. La vicegobernadora Verónica Magario ocupa actualmente un lugar en el consejo de la mujer. Tendría algún lugar preponderante en el nuevo esquema del PJ.

 

Otro que mantiene diálogo frecuente con los intendentes es el secretario general de Gobernación, Federico Thea. Como contó Letra P, Thea se consolida como una de las patas políticas en el armado de Kicillof junto con García y el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco. 

 

También podría formar parte del nuevo esquema el ministro de Justicia bonaerense, Julio César Alak, exintendente de La Plata y principal enlace entre el peronismo platense y el ejecutivo provincial. Fue quien fundó la sede oficial del PJ en la capital bonaerense, en 1998, durante su tercer mandato, emplazada en calle 54 entre 7 y 8, a metros de la Gobernación y la Legislatura. 

 

Gremios

Las fuentes le seguraron a Letra P que el gremialismo también tendrá representación, sector que no mostró reticencias a la llegada de Máximo. El Movimiento Evita es una de las patas principales que el peronismo tiene dentro de los movimientos sociales y desde hace un tiempo se mueve cerca del Frente Sindical por el Modelo Nacional (FreSiMoNa) que conduce Hugo Moyano, por fuera de la CGT. Hoy, Pablo Moyano y Omar Plaini integran la rama gremial.

 

Si bien se viene dilatando la oficialización de la coronación de Máximo Kirchner al frente del PJ bonaerense, distintas fuentes consultadas por Letra P sostienen que se concretará durante marzo, una vez que quede conformado y ordenado el PJ nacional.