28|9|2022

Murió Carlos Menem

14 de febrero de 2021

14 de febrero de 2021

Lo confirmó su familia. Fue presidente entre 1989 y 1999. Estaba internado desde el 15 de diciembre.

El expresidente de la Nación Carlos Saúl Menem murió este domingo a los 90 años después de una larga internación, confirmó su familia.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

El peronista, que gobernó el país entre 1989 y 1999, estaba internado desde el 15 de diciembre debido a una infección urinaria que terminó complicándose y generando una falla renal. El 8 de enero había salido del coma, pero no pudo superar el deterioro general de su salud.

 

Carismático y políticamente hábil, Menem marcó una época en la política argentina de fin del siglo XX.

 

Fue  gobernador de La Rioja entre 1973 y 1976 y, después del retorno de la democracia, entre 1983 y 1989.

 

El dirigente estuvo detenido durante Proceso de Reorganización Nacional entre 1976 y 1978, tras lo cual sufrió prisión domiciliaria en Mar del Plata hasta 1980.

 

En su segunda etapa al frente de la gobernación riojana y después de la derrota peronista de 1983, se sumó a la corriente renovadora del movimiento. Sorprendió a propios y extraños al vencer a Antonio Cafiero, gobernador bonaerense y gran referente de la Renovación, en la interna peronista de 1988 y, en la elección general del año siguiente, al radical Eduardo Angeloz. Sus promesas de "salariazo y revolución productiva" terminaron derivando en una práctica de gobierno que privilegió la liberalización de la economía.

 

En el plano externo, el reflejo fue un alineamiento fuerte con los Estados Unidos, política definida por el entonces canciller Guido Di Tella como de "relaciones carnales".

 

Su ascenso al gobierno fue accidentado. En medio de una grave crisis, que derivó en una hiperinflación, fue convocado por el entonces presidente Raúl Alfonsín para pactar una entrega anticipada del poder el 8 de julio de 1989.

 

En el primer tramo de su gestión, la hiperinflación volvió a recrudecer, situación que encontró un freno brusco con el plan de convertibilidad de 1991 del ministro de Economía Domingo Cavallo, que inauguró una etapa de estabilidad no exenta de polémicas, por haber fijado en uno a uno la paridad entre peso (surgido tras la quita de cuatro ceros al austral) y el dólar.

 

La inflación prácticamente desapareció y la economía experimentó una etapa de fuerte crecimiento, acompañada por un proceso amplio de privatización de empresas estatales, desde la telefonía hasta la distribución eléctrica y de gas, pasando por el servicio de agua y saneamiento, entre otros.

 

Sin embargo, el desempleo se empinó y la economía experimentó crecientes problemas de competitividad, que se hicieron evidentes tras la crisis mexicana de 1994, conocida como "efecto tequila". 

 

Asimismo, el país acumuló una creciente deuda pública, proceso que terminaría haciendo eclosión en la gran crisis de 2001.

 

Menem ya no estaba entonces en el gobierno. Había sido sucedido por el radical Fernando de la Rúa el 10 de diciembre de 1999.

 

Esos no fueron los únicos aspectos controvertidos de su gestión. Los indultos a los jefes militares condenados por violaciones de los derechos humanos, así como a los responsables de la guerrilla, entran en esa categoría.

 

A eso se sumaron varios escándalos de corrupción y los atentados terroristas de 1992 y 1994 contra la embajada de Israel y la AMIA, respectivamente. Menem y varios miembros de su entorno fueron acusados de encubrimiento del ataque a la mutual de la comunidad judía argentina.

 

Fue condenado en primera y segunda segunda instancia por un caso de tráfico de armas a Ecuador y a Croacia durante su administración. La Corte Suprema ordenó que la Cámara de Casación revisara la condena a siete años medio de prisión, lo que terminó en su absolución en 2018.

 

Su hijo Carlos Menem Jr. murió el 15 de marzo de 1995 mientras volaba en su helicóptero sobre la localidad de Ramallo. Ese episodio, oficialmente atribuido a un accidente, se tornó oscuro con el tiempo debido a las denuncias de la exesposa del entonces presidente, Zulema, sobre un supuesto atentado, teoría de la que el propio Menem se hico eco en algún momento.

 

Un año antes había concretado la reforma de la constitución de 1953, con lo que habilitó su reelección.

 

Intentó regresar al poder en los comicios de 2003, pero, dados los malos pronósticos de las encuestas, desistió de competir en el balotaje, lo que terminó consagrando a  Néstor Kirchner.

 

En los últimos años se desempeñó como senador nacional.