13|5|2022

Fernández: "En JxC hay una disputa por ver quién es más feroz con el Gobierno"

19 de diciembre de 2021

19 de diciembre de 2021

El Presidente volvió a cargar contra la oposición por el Presupuesto y defendió a Kirchner. "No estoy, estuve ni estaré sometido a Cristina", dijo.

El presidente Alberto Fernández calificó como “un retroceso muy grave” el rechazo de la oposición al Presupuesto 2022 en la Cámara de Diputados y apuntó contra la alianza Juntos por el Cambio (JxC), a la que acusó de emprender “una disputa por ver quién es más feroz contra el Gobierno”. “La actitud fue tan incomprensible que uno se pregunta si quieren hablar”, declaró.

 

“Lo que pasó con el Presupuesto es difícil de explicar”, afirmó el jefe de Estado en una entrevista publicada este domingo por el diario Perfil donde también relató la disputa política de la última sesión de la Cámara baja. “Les propuse volver a comisión para dialogar y ver qué querían, pero evidentemente el problema no era ese. Era otro. Se trataba de algún tipo de posicionamiento político interno”, agregó.

 

En este sentido, sostuvo que “no es serio” el argumento opositor que intentó justificar su negativa al proyecto al acusar como "violento" el discurso del jefe de la bancada del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner. “En una sesión parlamentaria hay voces más altisonantes que otras. Pueden gustar más o menos, pero nadie puede darse por ofendido al punto de dejar a un país sin Presupuesto”, declaró y profundizó: “Les podrá gustar más o menos lo que dijo Máximo, pero, la verdad, es una enorme excusa”.

 

Por otro lado, Fernández se refirió a la relación que mantiene con la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, al asegurar que no tiene “ninguna jefatura” política y al acusar a “los medios y la oposición” de tratar de “mostrarla a ella prevaleciendo” sobre la figura presidencial. “Buscan que nos dividamos, nos separemos, nos peleemos y que cada uno haga su juego”, manifestó y agregó: “Hubo un esfuerzo para mostrarme como sometido a Cristina; no lo estuve, no lo estoy y no lo estaré”.

 

“Definitivamente no pensamos igual en todo, pero tenemos un común denominador sobre el que no tenemos discusión”, aseguró el jefe de Estado al destacar que la dupla que comanda al país no discute “tanto el modelo como los modales”. “Podemos tener diferencias en cómo llevamos adelante algunas acciones”, manifestó al resaltar que en ese punto la escucha con atención, pero que las decisiones finales recaen sobre su lapicera. “Tiene ocho años de experiencia de presidente, pero el que decide soy yo”, profundizó.  

 

Además, recordó su salida del Gobierno, en 2008, y su distanciamiento con CFK. “Los años que estuve distanciado de Cristina no fueron lindos para mí. Fueron feos porque me distanciaba de alguien a quien quería”, agregó y ejemplificó: “Muchas veces los hermanos se quieren mucho y aun así discuten. Eso puede ser lo que nos pasa con Cristina”. “Nunca recibí de Cristina una actitud que me dañara. Propone un debate político, pero no personal”, ahondó.

 

De todas maneras, el Presidente reconoció que en el interior del Frente de Todos (FdT) existen “extremos” y que hay “desconfianza” entre los mismos, un punto sobre el cual declaró no tener “la solución”. “Son los que me criticaban haber estado en la cumbre de líderes democráticos que organizó (el presidente de los Estados Unidos) Joe Biden al mismo tiempo que (el expresidente de Bolivia) Evo Morales y (actual mandatario de Bolivia) Luis Arce, presidente de Bolivia, publicaban tuits agradeciéndome por lo que había dicho”, completó.