12|1|2022

“Ningún gobierno tiene la decisión política de ayudar a los productores”

29 de noviembre de 2021

29 de noviembre de 2021

El titular de la cámara del sector frutícola de Río Negro y Neuquén advierte que la cosecha "viene complicada" para 2022 y reclama medidas.

El presidente de la Federación de Productores de la Fruta de Río Negro y Neuquén, Sebastián Hernández, advierte sobre la situación "complicada" que vive el sector debido al "avance de la urbanización" y da detalles de la temporada de cosecha 2022, actividad fundamental para la región más poblada de la Patagonia. En medio de la reducción de hectáreas para la plantación, lamenta la falta de un "recambio generacional", reclama la creación del Instituto de la Pera y la Manzana y asegura que "ningún gobierno tiene la decisión política de ayudar a los productores".

 

"En lugares donde estaba determinado que se iba a seguir produciendo, hoy se está loteando. Nuestra situación es débil en lo económico y, sin recambio generacional, los que producían ven con buenos ojos vender la tierra para tener una jubilación mejor", explica en diálogo con Letra P.

 

-El SENASA publicó un informe revelando que se perdieron 9 mil hectáreas de producción en el Alto Valle ¿Cómo se llegó a esta situación?

 

-Lamentablemente, hay una caída en la actividad y hay productores que no pudieron reconvertirse. Esta situación no es de un año para otro, sucede por el abandono de algunas chacras. La situación es complicada por el avance de la urbanización y es imposible competir contra eso. Otro dato importante es que los municipios, en su mayoría, no trabajan en sus planes rectores. En lugares donde estaba determinado que se iba a producir, hoy se está loteando. Nuestra situación es débil en lo económico y, sin recambio generacional, los que producían, ven con buenos ojos vender la tierra para tener una jubilación mejor.

 

-¿Cuántos pequeños y medianos productores hay en Río Negro y Neuquén?

 

-En Río Negro, hay 1700 productores y en Neuquén, hay entre 250 y 270. Esos fueron los últimos números arrojados desde SENASA. Hay que ver cuántos dejaron la actividad. Este año tendremos más novedades.

 

-¿Qué perspectivas tiene para la cosecha 2021-2022?

 

-La cosecha de peras y manzanas viene complicada. El año está terminando con un consumo menor. Todavía no sabemos cómo será el arranque de la cosecha porque la helada hizo un daño enorme. De eso depende cuánta fruta queda a disposición de los mercados, que puede modificar la oferta y la demanda.

 

-¿La creación de un Instituto de la Pera y la Manzana para regular el precio sigue en pie o fue solo una promesa de campaña?

 

-El proyecto se presentó en 2014, pero quedó en stand by. Pasaron dos gobiernos y parece que no es atractivo para nadie esta idea. El plan ingresó en el gobierno de Cristina (Kirchner), estuvo planchado durante la administración de (Mauricio) Macri y sigue así con el gobierno de Alberto Fernández. Ninguno de los tres presidentes, con sus diputados y senadores, tuvo la decisión política de avanzar en la creación. Están de acuerdo con el libre mercado, por eso los productores tenemos la debilidad legal de no poder reclamarles a las empresas.

 

Hernández, en una reunión con Arabela Carreras.

-¿Qué dicen los gobernadores y la gobernadora de la región sobre este tema?

 

-Ningún gobierno tiene la decisión política de ayudar a los productores ni de avanzar en una ley que determine valores para el producto. En cambio, hay una determinación para avanzar en temas estructurales y comerciales, pero no en una legislación promulgada. (Los dirigentes) nos escuchan, entienden la situación del pequeño y mediano productor, pero no hay una solución. No hay ningún avance en este tema. Cuando arrancó la pandemia, hubo un crecimiento del consumo de frutas y verduras. Fue atípico a los años tradicionales. Todo fue por el miedo al virus, para meterle al cuerpo más vitaminas y nutrientes. Este año, bajó el consumo. 

 

-¿Cuánto sale producir una hectárea de pera o manzana?

 

-Hoy no tenemos los costos de esta temporada, eso se resuelve en enero. El costo de 2020 es de 24 centavos de dólar por kilo de fruta. En una chacra, significan casi 40 mil kilos de fruta por hectárea. Igual, eso está distorsionado porque el dólar oficial está pisado y los costos aumentaron un 50%. La verdad es que no sabemos cuántos será.