18|1|2022

Empate con sabor a victoria del FdT en la Primera: cuatro bancas por lado

15 de noviembre de 2021

15 de noviembre de 2021

El oficialismo achicó la diferencia sufrida en las PASO: quedó a medio punto de Juntos. Reparto igualitario de las ocho senadurías. El Plan Remontar, clave.

El Frente de Todos logró achicar la diferencia con Juntos en la Primera sección electoral y llegó al objetivo de sumar un representante para el Senado. La región era compleja para el oficialismo por la cercanía con la Ciudad de Buenos Aires y el consecuente impacto de la agenda de los medios porteños y el poderío de los intendentes de Juntos en la región como Jorge Macri (Vicente López) y Gustavo Posse (San Isidro). Sin embargo, el oficialismo logró reducir la diferencia de cuatro puntos de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y dividir en partes iguales las ocho bancas para la Cámara Alta que se ponían en juego.

 

Con el 97,62% de las mesas escrutadas, Juntos se imponía al Frente de Todos con el 39,33% de los votos frente al 38,89% de Todos. Pese a no haber ganado la sección, en la noche de este domingo en el oficialismo había clima triunfalista. Es que logró reducir considerablemente la brecha del 4,16% que los separó de la oposición en las PASO y cumplió con el objetivo de sumar un representante para la cámara que conduce Verónica Magario.

 

En esta elección legislativa, la Primera puso en juego ocho senadurías, de las cuales cinco son de Juntos y tres del Frente de Todos. Con este resultado, cada fuerza ingresará el próximo 10 de diciembre cuatro representantes cada uno. Era el objetivo de mínima de la coalición de gobierno para lograr empardar la correlación de fuerzas. El oficialismo lo logró, ya que además del representante por la Primera sumó uno más por la Cuarta y otro por la Séptima.

 

Por Juntos, desembarcarán en el Senado bonaerense Christian Gribaudo, Daniela Reich, Joaquín De la Torre y Aldana Ahumada. Por el Frente de Todos, Luis Vivona, Teresa García, Gustavo Soos y Sofía Vannelli.

 

Al igual que en la Tercera, el Plan Remontar del oficialismo estuvo basado en el trabajo territorial de los intendentes e intendentas, quienes se concentraron en una campaña de cercanía en los barrios buscando principalmente a aquel votante que no concurrió a las urnas el 12 de septiembre y que había confiado en el espacio en 2019. Además, el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, se involucró en la campaña en esa región, que es donde tiene su mayor despliegue territorial y la banca que estaba en juego es para una referente de su espacio, Vannelli.

 

Sin embargo, pese a los esfuerzos y la mejora en los resultados, el Frente de Todos sólo logró revertir la derrota en uno de los cuatro distritos que gobierna en la sección y perdió en las PASO. La victoria se dio en San Martín, gobernado por Fernando Moreira, donde el jefe político es el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis. Allí, el oficialismo logró dar vuelta la derrota por cuatro puntos de las PASO (39% a 35%) y ganó por un punto (39,46% a 37,64%). No corrieron la misma suerte Tigre, Ituzaingó y Morón, aunque en algunos casos se achicó la brecha.