17|1|2022

Todos gana perdiendo: da vuelta la taba en el Senado bonaerense

14 de noviembre de 2021

14 de noviembre de 2021

Con el 94% de las mesas escrutadas, se queda con 10 de las 23 bancas en juego, pero arriesga menos. Así, la Cámara quedará empatada y definirá Magario.

Pese a que Juntos ratifica el triunfo en la provincia de Buenos Aires, el gobernador Axel Kicillof festeja: con el 94 por ciento de las mesas escrutadas, consigue el objetivo central que se propuso para este año, dar vuelta la correlación de fuerzas en el Senado bonaerense, donde la oposición tiene mayoría, con 26 de las 46 butacas.

 

De las 23 sillas en juego en la Cámara Alta, el oficialismo se queda con 10 y logra recortar la diferencia y quedar igualado en bancas, 23 a 23, pero corre con la ventaja de presidir ese cuerpo, por lo que en caso de empate define la vicegobernadora Verónica Magario.

 

La clave de la levantada está en las secciones Primera, Cuarta y Séptima, donde roba una banca por región a la oposición. En el norte bonaerense, se queda con cuatro de las ocho sillas en juego, pero Juntos arriesga las cinco obtenidas en 2017.

 

En la Cuarta, noroeste bonaerense, Todos se queda con tres, pero arriesga solo dos, por lo que suma una. En la Séptima logra romper el maleficio y se queda con una de las tres bancas en juego, la que le corresponderá a Eduardo Bucca, exintendente de Bolívar.

 

En la Quinta sección, la otra región donde se eligen representantes para Senadores, el reparto es tres para Juntos y dos para el Frente de Todos, manteniéndose así el reparto de 2017.

 

El resultado de la Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) fue un baldazo de agua fría para el Ejecutivo bonaerense, que, rápidamente, puso en funcionamiento el Plan Remontar anclado, fundamentalmente, en las tres secciones donde se creía con chances de sumar los tres senadores que hacían falta.

 

El trabajo hormiga de los intendentes en la Primera y en la Séptima más el empuje que le dieron las visitas de funcionarios del gabinete provincial y dirigentes nacionales le dieron resultado. En el norte del conurbano, con el 83,78% de las mesas escrutadas, la diferencia en favor de Juntos era de menos de un punto, 39,53% a 38,68%. En el centro bonaerense, con el 95% de las mesas escrutadas, el resultado era 50,96% a 33,82% en favor de Juntos. El piso para meter un senador es 33,33.

 

En la Cuarta, el Frente de Todos se propuso mantener el caudal cosechado. Era un gran desafío en la región gobernada, en su mayoría, por jefes comunales del radicalismo y la intendencia más potente, Junín, en manos del jorgemacrista Pablo Petrecca. También alcanzaron el objetivo. Al cierre de esta nota, el resultado era 50% a 34% en favor de Juntos.