16|1|2022

Inflado de optimismo, JxC cerró en la Ciudad y se relame pensando en 2023

10 de noviembre de 2021

10 de noviembre de 2021

En plan 100% grieta, Vidal puso punto final a la campaña más compleja de su carrera, de retorno a Capital. Larreta bastonero. Bullrich ATR. Macri, el renacido. 

Al pie de la Flor Mecánica, el monumento icónico de la plaza Naciones Unidas del barrio de Recoleta, María Eugenia Vidal cerró este miércoles una de las campañas electorales menos riesgosas pero más complejas de su carrera política, por el cambio de domicilio que concretó este año de la provincia a la capital. Con el último acto que encabezó rodeada de la dirigencia de Juntos por el Cambio, la exgobernadora bonaerense concluyó su peregrinación electoral para regresar a la Ciudad de Buenos Aires, esta vez como primera candidata a diputada nacional. La escena también fue elegida por Horacio Rodríguez Larreta para repetir, casi como un candidato, una frase que lanzó este martes en Lugano: "Volveremos en 2023", arengó el alcalde porteño. Lo hizo delante del expresidente Mauricio Macri y de la titular del PRO, Patricia Bulrich, dos de los posibles contendientes que tendrá dentro de dos años.

 

A diferencia del cierre de las PASO, la lluvia no obligó al equipo de campaña a mudar el cierre a uno de los pabellones de la Rural. La diferencia se notó en medio de la tarde de primavera. En los alrededores de la Facultad de Derecho se concentraron columnas de la UCR, el PRO y el Partido Socialista, que responde a Roy Cortina. Los tres partidos movilizaron a sus aparatos territoriales para darle un tono multitudinario que no tuvieron las clausuras de las primarias. 

 

Con ese clima, el evento arrancó diez minutos antes de las 20. Para entonces el escenario circular previsto para repetir una escena 360° estaba rodeado por unas 1.500 personas. Estalló en aplausos cuando comenzaron a ingresar todos los candidatos, encabezados por Vidal. Estuvo toda la lista y sus integrantes se fueron sentando en la primera, segunda y tercera fila. Por segunda vez, Rodríguez Larreta se sentó rodeado por dos posibles competidores por su sucesión  en 2023: la exgobernadora y el senador nacional Martín Lousteau. A la izquierda de los tres se ubicó Bullrich, mientras que Macri quedó a la derecha de Vidal. El expresidente fue el único de los principales dirigentes que no habló, pero fue calurosamente recibido apenas llegó por Emmanuel Ferrario, primer candidato a legislador y encargado de abrir la puesta en escena. 

 

No fue el único gesto que le prodigaron para equilibrar la ausencia de discurso. Tanto Bullrich, Lousteau y la diputada Paula Oliveto trataron en distintos tramos de sus discursos a Macri como "presidente". La primera oradora fue la titular del PRO y habló casi la misma cantidad de tiempo que Vidal, pero se concentró en anunciar, como si fuera una candidata, que venía de cerrar la recorrida por distintos puntos del país que anunció la noche del 12 de septiembre, cuando JxC se impuso en 17 distritos. Envalentonada en ese resultado Bulrich recorrió distintas provincias para sumar cinco senadores y quitarle el cuórum propio al oficialismo. "Tenemos que prepararnos para que la gente nos vote y venga un cambio profundo y valiente", arengó la exministra de Seguridad. 

 

Luego fue el turno de Lousteau, que apenas vio a Macri, le dijo distante: "Hola Presidente, cómo estás" lanzó el dirigente radical y luego se sumó al libreto de la recta final de la campaña: "Necesitamos ser la primera minoría en Diputados", dijo. El exministro de la Alianza, Ricardo López Murphy, cuarto candidato en la lista, convocó a "poner una pared al proyecto demencial, hegemónico y totalitario que ha asolado a la República para construir una alternativa que le devuelva al país la esperanza, el optimismo y la alegría". También habló de las elecciones presidenciales en su alocución: estamos "generando la más grande coalición que vio la Argentina, una coalición que va a ser capaz de darle a los argentinos ese rumbo y ese camino que empieza este 14 de noviembre pero que va a culminar en diciembre de 2023, cuando termine esta pesadilla", disparó el dirigente de Republicanos Unidos, nuevo socio de JxC en la Ciudad, cuya incorporación estuvo directamente enfocada en reducir la fuga de votos por derecha hacia el economista de ultraderecha Javier Milei, que lidera la lista de candidatos a diputados nacionales de "La Libertad Avanza". 

 

En nombre de la Coalición Cívica, Oliveto propuso ir "unidos como una piña para sacarlos en el 2023". La diputada nacional, que busca un nuevo mandato también le ofrendó un elogio al fundador del PRO: "Presidente Macri, confiamos en Usted", lanzó la candidata y luego aseguró: "Les cueste lo que les cueste, nos verán volver". 

 

Cuando el economista ultraliberal Martín Tetaz se subió al escenario las columnas del radicalismo hicieron resonar su ovación. El candidato impulsado por la UCR repitió su discurso de campaña y le dejó el lugar a los dos principales oradores. Rodriguez Larreta, además de arengar por el 2023 buscó hablarle a Milei: "Con todo respeto,  los que podemos frenar al kirchnerismo somos nosotros en el Congreso. Les pedimos el apoyo para construir un proyecto para volver a gobernar la Argentina y construir un país para todos", lanzó el alcalde. 

 

La última en hablar fue Vidal que, apenas tomó el micrófono, agradeció a la fundadora de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, que no estaba en el evento. "Le mandamos todo nuestro amor a Lilita, alguien que me bancó para volver a ser candidata", dijo la exgobernadora. Detrás suyo estaban sentados Bullrich y Macri, dos de los principales críticos del cambio de su cambio de domicilio. 

 

En la misma línea de sus recorridas proselitista, Vidal habló de enojo, tristeza y preocupación, pero apeló a "salir adelante" con "la fuerza poderosa" del apoyo que había recibido. Llamó a "convertir los gritos en millones de votos en las urnas". Luego repasó su libreto del último envión de campaña. "El 12 de septiembre, después del cierre de escuelas, del vacunatorio VIP y la fiesta de Olivos, millones le dijimos basta y no escucharon, fueron con el plan platita, buscando excusas, diciendo ah, pero Macri y eso no es un error: es lo que son", acusó. 

 

En otra apuesta a profundizar la polarización con el oficialismo, Vidal habló de "construir un equipo en el Congreso de 120 diputados que le ponga sensatez y sentido común a tanto caos y falta de planificación". Sin embargo habló de "un bloque con experiencia, que gobernó y aprendió, que atravesó crisis, y donde no hay ninguna estrella". 

 

Antes de cerrar, Vidal elogió a los "adultos mayores", como otra forma de movilizar a quienes no votaron en las PASO. "Lo que pase el 15 de noviembre depende de lo vos hagas el 14, no no podés no elegir y no ir a votar", insistió la exgobernadora cuando el telón se su último acto de campaña estaba por bajar. En su equipo confiaron a este portal que este jueves tendrá un cierre virtual por Facebook Live y luego entrará en la veda hasta el domingo, donde aguarda mantener el 48% obtenido en las PASO.