10|11|2021

Las escuderas silenciosas de Perotti

01 de octubre de 2021

01 de octubre de 2021

Se ganaron la confianza del gobernador. Manejan las relaciones con la Nación, embajadas y organismos internacionales. Perfiles bajos, por ahora.

Silbando bajito, Candelaria González del Pino y Julieta De San Félix se convirtieron en dos de las piezas más importantes del equipo del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti. Abogada una, licenciada en Ciencia Política la otra, no vienen de la militancia partidaria, pero, a fuerza de solvencia técnica, lograron ganar la confianza del mandatario y acercarse al círculo cerrado del perottismo.

 

Nacidas fuera de Santa Fe, tienen como característica común haber transitado por años los pasillos del Congreso, ámbito al que se incorporaron durante la presidencia de Néstor Kirchner. El tiempo las llevó a trabajar junto a la por entonces diputada nacional Celia Arena (hoy ministra de Igualdad, Género y Diversidad), quien entre 2013 y 2015 fue directora de la delegación argentina del Parlamento Latinoaméricano. Entre reuniones y viajes terminaron haciendo buenas migas con el rafaelino, quien las terminó incorporando a su equipo durante su mandato como senador (2015-2019).

 

Cuando Perotti ganó la elección que lo depositó en la Casa Gris, no dudó en incorporarlas a la gestión. Nombró a González del Pino y De San Félix como responsables de dos secretarías que dependen de su tutela: Gestión Federal y Cooperación Internacional e Integración Regional, respectivamente. Una a cargo de las relaciones con la Nación, la otra para mantener línea directa con embajadas y organismos extranjeros.

 

Más allá de los roles formales, se encargaron de redactar las directrices de una gestión que, a poco de arrancar, se topó con una pandemia que puso todo patas para arriba. En tiempo récord lograron darle forma al proyecto Santa Fe + Conectada, que pretende llevar conectividad a toda la provincia con obras por u$s 125 millones que, si la Legislatura lo permite, serán financiadas por la Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). De la misma forma, en la actualidad llevan adelante el seguimiento de los temas transversales que le interesan especialmente al gobernador.

 

"Las dos pudieron conseguir algo único para Santa Fe, que es la única provincia donde la CAF financia un proyecto de manera directa", dijeron a Letra P en el primer piso de la Casa Gris, donde ambas tienen su base. "Sería demasiado llamarlo despacho, porque en realidad trabajan más tiempo afuera que acá", concedió otra fuente.

 

Dios está en todas partes, pero...

Por las tareas que tienen asignadas, tanto González del Pino como De San Félix pasan más horas en Buenos Aires de las que habitualmente lo hace el resto de las autoridades del Ejecutivo. La primera, incluso, está a cargo de la Casa de la Provincia de Santa Fe, un edificio ubicado en el microcentro porteño, a 200 metros de la Casa Rosada.

 

"Candelaria va y viene todo el tiempo. Está acostumbrada a viajar porque nació en Córdoba y por cuestiones familiares se mudó a Buenos Aires. Cuando Omar anda por allá, anda todo el día con ella. Es en quien descansa todas las gestiones con los ministros nacionales", contó un colega de la funcionaria, que recuerda los tiempos en que ella tenía activa participación en los congresos organizados por la Asociación Argentina de Derecho Constitucional, en donde se cruzaba, entre otros, al ahora ministro de Gobierno, Roberto Sukerman.

 

Aunque con un perfil eminentemente técnico, de a poco el gobernador la anima a levantar su figura. Un ejemplo de ello fue en marzo pasado, cuando, en el marco del Consejo Federal de la Hidrovía, los canales oficiales del Gobierno le dieron difusión a su exposición, donde pidió que Santa Fe tuviera un “rol central” en la discusión. Algunos consideraron que ese fue el puntapié inicial del santafesino para posicionarla en el ente nacional de Control y Gestión de la Hidrovía, creado por el decreto 556/21.

 

Al inicio de esta semana, González del Pino acompañó a Perotti en la saga de reuniones con el renovado gabinete nacional. Entre jueves y viernes, el mandatario estará acompañado por su otra guardiana, De San Félix, quien organizó la visita del embajador de Vietnam, Thanh Duong Quoc, a Santa Fe. El país asiático es el segundo socio comercial de la provincia.

 

“Es muy respetuosa con los roles que le tocan a cada uno. Se sabe manejar ante este tipo de gestiones internacionales, que requieren mucho pragmatismo para tocar las teclas justas para no generar conflictos internos”, reportó otra fuente que participará de varias de las reuniones con el diplomático.

 

Ya se dijo que no vienen de la militancia partidaria. Sin embargo, abrazaron al perottismo. Desde sus redes, González del Pino y De San Félix militaron la lista bendecida por el gobernador, que el pasado 12 de septiembre ganó la interna en el Frente de Todos santafesino.