PRETEMPORADA 2021

La doble agenda del oficialismo rionegrino

La gobernadora Carreras, entre la cordillera y el valle, con la marcha del covid y el turismo. Weretilneck reactiva la política partidaria: “Salimos con todo”.

El disparo de casos por covid-19 no altera el plan de gestión para la primera etapa del año en el gobierno de Arabela Carreras. Instalada en su ciudad, San Carlos de Bariloche, la gobernadora mantiene comunicación con los integrantes de su gabinete antes de la primera reunión del año. Atenta al llamado del presidente Alberto Fernández, monitorea lo que sucede en los principales centros turísticos y el arribo de casi 20 mil trabajadores migrantes a la región de los valles. También prepara una nueva reunión con intendentes, preocupados por la segunda ola de contagios. El conductor del espacio que integra, Alberto Weretilneck, les anunció a sus colaboradores que en febrero se reactiva la política partidaria. “Salimos con todo”, le dijo a su entorno. Se espera que levante el perfil opositor al gobierno nacional, respetando el contexto sanitario.

 

La cordillera y el Alto Valle son los primeros puntos que Carreras caminará. Con la misma agenda de 2020, hace base en su reducto para iniciar el nuevo año. La tarea vuelve a presentar un gran desafío ante el movimiento incesante en los principales centros urbanos, que sienten la segunda ola de contagios.

 

Migrantes-covid-turismo acaparan la agenda. “Nunca cambiamos nuestro horizonte, seguimos como hace unos meses”, dijo el ministro de Gobierno y Comunidad, Rodrigo Buteler, ante la consulta de Letra P. Lo que cuenta el cipoleño no varía en lo que en Río Negro es monotemático, a pesar del respiro de unos meses.

 

Por lo bajo, otro sector del oficialismo piensa en el año electoral. Las elecciones en concejos deliberantes y la partida que definirá dos bancas para el Congreso ocupan a los armadores de Juntos Somos Río Negro. En modo verano, Weretilneck espera que baje la espuma de la votación a favor de la legalización del aborto, una instancia que forjó una mini-grieta en la tropa. Como contó Letra P, el ala celeste de JSRN demostró las diferencias con una votación en la Legislatura que se trasladó a los medios cuando el sector verde del bloque envió un comunicado a favor, previo al voto del exgobernador en el Congreso. El juego de palabras enardeció a aliados en el territorio como las mil iglesias evangélicas distribuidas en la provincia.

 

La idea es reactivar la actividad partidaria desde el segundo mes del verano 2021. Con un ojo puesto en el ascenso de casos, pero en proceso de la instancia electoral con o sin PASO, Weretilneck ya comunicó que se debe revivir a las mesas de conducción en diferentes localidades que habían tenido acción en la previa del inicio del aislamiento social obligatorio, en marzo pasado.

 

Los órganos de JSRN son la Mesa Ejecutiva, la Asamblea General, la Comisión de Ética y Disciplina, la Comisión Fiscalizadora y la Junta Electoral. Weretilneck es el presidente del partido. Ejerce la vicepresidencia el intendente de Viedma, Pedro Pesatti, y el jefe de bloque en la Legislatura, Facundo López, es el titular de la asamblea partidaria. En este año, se renovarán las autoridades y eso mantiene expectativa.

 

Este proceso aplacará las diferencias con la gobernadora, que se manifestaron a lo largo del primer año de gestión. “Se buscará darles un rol a todos, minimizar las diferencias y no dejar crecer rencillas”, resumió un armador del partido provincial a este medio.

 

Con la re-re en el aire, Gustavo Melella trabaja en la letra chica de su reforma constitucional
Vaca Muerta lado B: las tres inversiones del petróleo no convencional que esperanzan a la Patagonia

Las Más Leídas

También te puede interesar