TURISMO MATA GRIETA

Transversalidad anticierre en la costa bonaerense

Intendentes de JxC y del FdT pulsearon juntos para evitar un toque de queda sanitario. Acordaron con Kicillof reforzar controles para evitar aglomeraciones.

Llegaron a la reunión con el gobernador Axel Kicillof con diagnóstico desfavorable, pero con algo en común: la necesidad de mantener a flote la temporada para oxigenar economías en terapia intensiva. Los intendentes de distritos costeros, de uno y otro color político, borraron por un momento la grieta y avanzaron juntos ante las advertencias del gobierno sobre nuevas restricciones por el aumento sostenido de contagios de coronavirus. Durante una reunión descripta como “en buenos términos”, acordaron ajustar controles y destacaron las “responsabilidades personales” de los veraneantes. Los municipios turísticos ubicados contra el mar seguirán en fase 4. Los jefes comunales preparan una resolución conjunta para regular actividades durante la noche. Puede cambiar, pero por el momento todo sigue igual. 

 

El mandatario llegó al encuentro con la misión de escuchar de primera mano el diagnóstico de los jefes comunales en un contexto desalentador, con rebrote de contagios combinado con relajamiento por parte de la sociedad, que no respeta -o respeta a medias- los cuidados personales como el uso de barbijo; además, con escasos e infectivos operativos para evitar aglomeraciones de personas.

 

Este martes, en el Partido de La Costa, Kicillof recibió junto a parte de su gabinete a los intendentes Sebastián Ianantuoni (General Alvarado), José Rodríguez Ponte (General Lavalle), Guillermo Montenegro (Mar del Plata), Cristian Cardozo (Partido de la Costa), José Paredi (Mar Chiquita), Alejandro Dichiara (Monte Hermoso), Martín Yeza (Pinamar), Sergio Bordoni (Tornquist), Carlos Santoro (General Madariaga), Juan Manuel Álvarez (General Paz), Carlos Sánchez (Tres Arroyos) y Gustavo Barrera (Villa Gesell). Con matices, los intendentes mantienen una postura: que el problema no son las actividades que están protocolizadas sino los encuentros en las playas y las fiestas clandestinas. 

 

“La mayor responsabilidad es individual, el Estado está presente y haciendo todo lo que tiene que hacer, pero hay una gran responsabilidad de la gente en todo lo que tiene que ver con fiestas que no corresponden. Estamos viendo de hacer una resolución en conjunto de la zona atlántica”, explicó a Letra P el intendente de Mar Chiquita, Paredi, al término del encuentro. La resolución podría ser una ordenanza en conjunto para evitar amontonamientos de gente y avanzar sobre festejos clandestinos. 

 

Con algunos matices, la reunión fue en “buenos términos”. Los jefes comunales celebraron por lo bajo que la Provincia no tomara medidas restrictivas -al menos por esta semana- y luego de que algunos funcionarios, entre ellos el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, sostuvieran que “no alcanza con reducir los movimientos de la noche”. 

 

Una de las herramientas que tiene a mano el gobierno provincial es el sistema de fases. En conferencia de prensa, Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, explicó: “En las últimas horas, hubo muchas consultas sobre si la provincia de Buenos Aires iba a tomar alguna definición. A partir de este sistema de fases, permanentemente estamos tomando decisiones. Es un sistema dinámico y flexible que permite realizar algunas actividades o restringir otras”. Hay nueve distritos en fase 3, 109 en fase 4 y 17 municipios en fase 5. 

 

“Como nuestro objetivo central es sostener todo lo que podamos la actividad, la producción, el trabajo y el turismo, siempre y cuando no se ponga en riesgo la salud, determinamos a partir de hoy poner más énfasis en el cumplimiento en todas las medidas, protocolos y campañas de cuidados que tenemos en funcionamiento”, dijo Kicillof luego de escuchar a los intendentes. 

 

Adelantados

En el Gobierno causó algo de malestar la actitud de los intendentes de Pinamar y de Villa Gesell, quienes a través de sus cuentas de twitter dieron a conocer el resultado de la reunión cuando la misma estaba finalizando. 

 

La intención era comunicar vía conferencia de prensa; que por esta semana todo seguía más o menos igual con la excepción de que se iban a reforzar controles en la vía pública y en emprendimientos con atención al público. “Luego de una reunión con el gobernador, tomamos la decisión de mantenernos en alerta, dar seguimiento al aumento de casos y aumentar la información y concientización. Todos coincidimos en la importancia de defender la temporada y el trabajo. Destaco la apertura del gobernador. No es una situación fácil para nadie, pensar en apertura de actividades mientras aumentan los casos es difícil, así como entendemos que no es pertinente hacer cierres hoy”, escribió Yeza en su cuenta de la red social.

 

Mientras que, antes de salir de la reunión, Barrera destacó: “Por el momento, no vamos a tomar nuevas medidas restrictivas. Pero todos debemos cumplir con las medidas de cuidado y prevención”.

 

kicillof les tira un salvavidas a intendentes de todas las tribus (menos del pro)
La caída de la industria se profundizó con Javier Milei.

También te puede interesar