20|11|2021

Meoni canta retruco para repeler los embates K por la Hidrovía

29 de enero de 2021

29 de enero de 2021

Doble reacción del ministro massista: aplica reserva de carga para buques locales y llama al primer plenario del Consejo Federal de la autopista fluvial. 

Sin mayores estridencias y con el apoyo explícito de los gremios del sector, el ministro de Transporte, el massista Mario Meoni, salió a contrarrestar la estocada que había recibido de referentes kirchneristas por la política desplegada en torno de la Hidrovía y el futuro de la marina mercante.

 

La reacción se materializó con dos resoluciones (21 y 23) destinadas a reforzar la centralidad de la cartera de Transporte a la hora de tomar las decisiones de fondo vinculadas con el sector naviero y portuario y la nueva concesión del dragado y balizamiento de la autopista fluvial que va desde la confluencia de los ríos Paraguay y Paraná hasta la salida atlántica.

 

Por medio de la resolución 21, Meoni estableció la “reserva de carga” para los buques de bandera argentina con el fin de asegurar la reciprocidad de trato respecto del régimen de protección a las navieras locales que aplican las autoridades de Paraguay.

 

Con esta acción, el Ministerio de Transporte apunta a que el gobierno guaraní deje de restringir las operaciones de los buques de bandera argentina que quieren operar en sus puertos y cumpla con los tratados bilaterales e internacionales de la Hidrovía Paraná-Paraguay que prohíben la aplicación de barreras proteccionistas como la reserva de carga.

 

La resolución destacó que “el actual régimen de reserva de cargas de Paraguay establece una preferencia en favor de los buques bajo su bandera para transportar la mercadería de exportación o importación desde o hacia ese país y, por lo tanto, es una medida proteccionista que va en desmedro de la marina mercante nacional y le impide la plena participación en el transporte fluvial, en igualdad de condiciones”.

 

La represalia que representa la reserva de carga “estará vigente mientras sean aplicadas medidas restrictivas por parte de Paraguay a los buques de bandera argentina y cesará su vigencia en cuanto se levanten esas normas de restricción”.

 

Con esta movida, la cartera de Meoni busca revertir las críticas que vienen efectuando los exfuncionarios kirchneristas de Puertos y Vías Navegables Horacio Tettamanti y Sergio Dorrego, los primeros en cuestionar la aplicación de la reserva de carga con el argumento de que una medida de ese tenor debía ser consensuada dentro del Mercosur en lugar de aprobarse en forma directa a través de una resolución.

 

En la práctica, cualquier buque de bandera paraguaya puede operar en los puertos de Rosario y Zárate y tomar cargas destinadas a Uruguay, Brasil y otros puertos del exterior, pero un barco de bandera argentina que arriba a Asunción no puede retornar con sus bodegas cargadas por la reserva operativa que aplica Paraguay en beneficio de las navieras que llevan su bandera.

 

A partir de ahora, la encargada de implementar la resolución, que fue gestada tras un trabajo previo y coordinado con funcionarios de Cancillería que aportaron las bases legales, será la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables que comanda Leonardo Cabrera.

 

Los funcionarios de esa repartición deberán canalizar los nuevos permisos que están obligados a tramitar los buques paraguayos que quieran trasladar cargas argentinas. Cada pedido será girado a las navieras locales para que digan si tienen bodegas y barcos disponibles para esos cargamentos. En caso de que la respuesta sea negativa, entonces las empresas guaraníes recibirán un “waiver” oficial para movilizar las cargas que no pueden atender las compañías locales.

 

Si bien actualmente hay muy pocos buques de bandera local en condiciones de verse beneficiados con esta reserva carga establecida con Paraguay; tanto el Ministerio de Transporte como los gremios del sector consideran que se trata de un primer paso para empezar a revertir la situación crítica que desde hace varios años afecta a la marina mercante local.

 

En ese sentido, el titular de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), Juan Carlos Schmid, anticipó que –según lo prometido por Meoni— en las próximas semanas el Gobierno procederá a reglamentar los aspectos pendientes de las leyes 27.418 (Industria Naval) y 27.419 (Marina Mercante) para incentivar la actividad de los astilleros locales y recuperar la participación de los buques argentinos en los fletes de cabotaje e internacionales.

 

Plenario federal

En el caso de la Hidrovía, Meoni salió a cantar retruco al embate K del senador Jorge Taiana (Frente de Todos-Buenos Aires) con la convocatoria a la primera reunión plenaria del Consejo Federal Hidrovía (CFH), el organismo creado para las  tareas de coordinación política y estratégica y el asesoramiento permanente de todo lo relativo a la nueva concesión por peaje de la vía navegable que enlaza los puertos del Litoral y bonaerenses con la salida al Atlántico.

 

Según lo estipulado en la resolución 23, el debut oficial del CFH será el 22 de febrero en Rosario. A la reunión asistirán los diez “miembros permanentes” del Consejo, que son los representantes de las carteras de Transporte, Interior y Desarrollo Productivo y los delegados de las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe.

 

En tanto, en carácter de “invitados especiales” participarán por videoconferencia representantes de 30 organismos públicos, gremios, universidades, cámaras empresariales e industriales, asociación de ingenieros, fundaciones ambientales, exportadores, operadores portuarios y compañías navieras.  A esos participantes virtuales se agregarán los productores agropecuarios que no fueron incluidos en la lista inicial de invitados.

 

En su rol de presidente del CFH, Meoni utilizará el plenario para informar el estado de situación de la hidrovía y los próximos pasos que llevará adelante para poner en marcha la licitación orientada a elegir al nuevo concesionario que remplazará a la actual sociedad operadora que integran la belga Jan de Nul y la local Emepa.

 

Con esa intervención, le saldrá al cruce a Taiana, quien la semana pasada había presentado un proyecto para citarlo al Senado con el fin de que brindara explicaciones sobre los planes en juego para la Hidrovía y las obras del Canal Magdalena.

 

El plan de acción inmediato que prevé desplegar Transporte contempla la elaboración de los pliegos licitatorios a cargo de la flamante “Unidad Ejecutora Especial Temporaria” creada a principios de enero, la prórroga por un año de la concesión actual de la Hidrovía que vence en mayo y la realización del estudio de gestión e impacto ambiental que a mediados de año deberá ser sometido a debate en audiencia pública.