X

El Gobierno decidió traspasarle a Daniel Arroyo los cuantiosos recursos que manejaba la ministra de Hábitat, de gestión desdibujada.

Redacción 28/09/2020 9:53

A través del decreto 777/2020, el Gobierno nacional decidió traspasar el área encargada de la urbanización de barrios populares, que estaba a cargo del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, que conduce María Eugenia Bielsa, a la órbita del Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Daniel Arroyo. De esa manera, la funcionaria santafesina, cuestionada por una gestión morosa, pierde peso en el gabinete del presidente Alberto Fernández. 

"Compete a la cartera conducida por Daniel Arroyo en todo lo inherente a la política social orientada a la asistencia, promoción, cuidados e inclusión social y el desarrollo humano, la seguridad alimentaria, la reducción de la pobreza, el desarrollo de igualdad de oportunidades para los sectores más vulnerables, la protección de las familias y el fortalecimiento de las organizaciones comunitarias, así como en lo relativo al acceso a la vivienda y el hábitat dignos y a la integración socio urbana", señala uno de los artículos de la Ley de Ministerios que fue modificado.

 

Ley de Ministerios by Susana Maidana on Scribd

 

De esta manera, el ministerio estará facultado para "entender, en coordinación con las demás áreas de la Administración Pública Nacional con competencia específica, en la ejecución de las gestiones y obras relativas a la implementación de los programas de integración socio urbanos de los Barrios Populares identificados en el Registro Nacional de Barrios Populares en Proceso de Integración Urbana".

Dentro de la transferencia, se contempla también la entrega de un fideicomiso por 8.800 millones de pesos para financiar la tarea.

Desde el área de Arroyo también esperan que se destine a esos fines el 15% del aporte extraordinario de las grandes fortunas del país si es aprobado en el Congreso.

De esta manera, quedará a cargo del Ministerio de Desarrollo Social la misión de urbanizar los 4.400 barrios populares que existen en el país.

Esta tarea contempla la apertura de calles para reemplazar los "pasillos", el desarrollo de infraestructura de los servicios básicos, como cloacas y la red de gas, el establecimiento de espacios públicos y el mejoramiento de las viviendas ya existentes.

A partir de este decreto, la cartera que conduce Bielsa se abocará a "la formulación, desarrollo y coordinación de políticas de regularización de suelo, mejoramiento y construcción de viviendas e integración urbana, destinadas a los sectores populares con excepción de los Barrios Populares identificados en el RENABAP".