X

El canciller dijo que lo sorprendió el respaldo al candidato norteamericano de países que habían prometido apoyo a la candidatura de Béliz. El futuro con China.

Redacción 20/09/2020 10:35

A pocos días de que un funcionario norteamericano llegara a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el canciller argentino Felipe Solá se refirió al revés que significó para el país el triunfo de Mauricio Claver-Carone y también a la relación con China y a la posibilidad de que Argentina se sume al plan internacional de promoción de inversiones que impulsa Pekín: la Ruta de la Seda.

"No vimos venir el aluvión (de votos al candidato norteamericano). Ni (Gustavo) Béliz, ni Jorge Argüello, ni yo", se sinceró Solá en una entrevista con el diario Clarín en la que, además, expresó la frustración de que "varios países, sin comunicarse con nosotros, se relacionaron con el candidato norteamericano y le dieron su apoyo" al candidato de Donald Trump.

Desde fines del año pasado, el Gobierno nacional desplegó una ofensiva diplomática con la intención de colocar al secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, al frente del BID, que incluyó un acuerdo con México para recoger adhesiones. En el camino, Estados Unidos, que tradicionalmente se guarda para sí la vicepresidencia del organismo multilateral, se lanzó para posicionar a Claver-Carone como presidente del BID, algo que consiguió concretar la semana pasada.

Solá reconoció que la Argentina se anotició del respaldo mayoritario al candidato estadounidense el 16 de junio, cuando se hizo pública la carta de respaldos a Claver-Carone.

"Nos sorprendió el 16 de junio. El anuncio de Claver Carone se hizo ya con el apoyo de 16 o 17 países", dijo el diplomático, que apuntó a Washington y Brasilia como los impulsores de la maniobra: "sabemos que fue combinado entre Estados Unidos y Brasil, entre le presidente Trump y el presidente Jair Bolsonaro".

Sin embargo, el funcionario argentino desestimó que se tratara de una derrota para el país. "No le adjudico a la Argentina esa derrota, sino que es un hecho más trascendente que la Argentina, y es el continente más desigual del mundo, es un continente que se ha quedado en el desarrollo, muchísimo, es el que menos ha crecido, y que está claramente desunido por razones ideológicas", sostuvo.

El jefe de la diplomacia argentina también se explayó sobre la expansión de la influencia de China en la región, una preocupación particular de Estados Unidos y del flamante titular del BID.

"Estados Unidos está alerta por la relación de China con toda Latinoamérica, no hay una relación especial con Argentina… Estados Unidos nos ha mencionado por la vía de Claver-Carone y creo que alguna vez más, que hay una base para el estudio del espacio profundo, en Neuquén. También dijo que vería muy mal que nosotros hiciéramos un acuerdo sobre la tecnología 5G con China, con Huawei, en concreto", dijo.

No obstante, Solá consideró "posible" una adhesión del país a la Ruta de la Seda china, el ambicioso plan de expansión global desplegado por China que implica la promoción de importantes inversiones en numerosos países del mundo.