X

Un sector ligado al secretario de Energía sostiene que Rioseco busca instalar a Miras Trabalón. El otro contendiente es Carnaghi. El precedente judicial.

Por 18/09/2020 12:45

Las diferencias entre el Partido Justicialista (PJ) y el kirchnerismo de Neuquén marcan a fuego la sucesión de Darío Martínez en la Cámara de Diputados. El elegido secretario de Energía de la Nación observa cómo se define su reemplazo en una discusión atravesada por las reivindicaciones del movimiento feminista pero con una pelea de fondo: quién manda en el Frente de Todos (FdT) de su provincia. Las principales voces del espacio analizan este desenlace como antesala a la contienda del 2021, donde el parlamentario del Mercosur Ramón Rioseco buscaría encabezar la nómina. Y algunos se animan a más, con vistas a 2023.

Desde que se supo que Martínez no continuará en su banca, se desató una carrera entre Guillermo Carnaghi y Asunción Miras Trabalón. Ambos fueron inscriptos en la lista de consenso que unificó a los sectores peronistas y kirchneristas en Neuquén. Miras Trabalón, de Nuevo Encuentro, judicializó la sucesión, obtuvo apoyo de dirigentes nacionales, se presentaron amicus curiaes en la Cámara Nacional Electoral y abrió el debate en la fuerza. De igual forma, agrupaciones, consejos locales del partido, como buena parte de la militancia, emitieron comunicados a favor de Carnaghi.

 

 

“La ley de paridad es para el acceso real de las mujeres, no al revés”, destacaba Miras Trabalón apenas inició su periplo en tribunales. La decisión de disputar el lugar demuestra que las diferencias entre los principales sectores, que tienen a Martínez, a Oscar Parrilli y a Rioseco, florecieron con el debate de la paridad en el Congreso.     

Al mismo tiempo, una serie de expresiones del PJ abrieron otro debate sobre el respaldo unánime a Trabalón. En el medio, un fallo en contra de la jueza María Romilda Servini le puso otro escollo en el camino y denegó la medida cautelar que buscaba declarar inconstitucional el artículo 164 del Código Electoral, modificado por la ley 27.412.

 

Entre los argumentos de la acción legal de Trabalón, se planteaba que “(…) Surge evidente de la lectura del artículo que debe agotarse la lista de titulares para cubrir la banca vacante. Si y solo si esto no es posible, entonces se cubre con suplentes. En nuestro caso, la 2ª Titular agota la lista de titulares (…)”.

 

En los justificativos de Servini, se plantea que “la Ley 27.412 ya se encontraba vigente al momento de la celebración del acto eleccionario en el cual participó la lista 503 Frente de Todos del distrito Neuquén que postuló al diputado presuntamente renunciante” y “no puede reclamar luego sobre las consecuencias que genera la aplicación de ese mismo régimen legal que consintió en su oportunidad”.

La comparación más cercana es el caso de Lucila Crexell, una ex MPN. La senadora que ingresó por Juntos por el Cambio llegó luego de una contienda judicial con el empresario frutícola Pablo Cervi. Este antecedente fue citado por la demandante y desestimado en la Justicia por ser situaciones diferentes.

El último revés fue interno, surgió desde Plottier, encabezado por la titular del consejo partidario de esa localidad y concejala, Andrea Tubio.

 

 

ANTECEDENTE. Lo que pasó en Plottier involucró a la Junta Electoral neuquina. El Frente de Todos, en función de la unidad para frenar a Cambiemos, cerró un acuerdo en el que se presentó como lista colectora del Frente Neuquino, el espacio de Rioseco, con Gabriel Valenzuela (Nuevo Encuentro, el espacio de Trabalón) de candidato a intendente. En ese momento, el peronismo eligió a Tubio como cabeza de lista a primera concejala, en la contienda municipal. En esa localidad de la Confluencia, la carta orgánica permite que el candidato a intendente pueda ocupar el primer lugar a concejal, pero por la lista que se presenta. Valenzuela, que sacó menos votos que el FdT, buscó la banca de su colectora y la instancia se judicializó; al final Tubio se hizo de su lugar en el legislativo distrital.

“Fui nombrada en muchas de las instancias de las disputas de la banca. Hay acuerdos previos, hay una ley en vigencia en el momento que se definieron las listas de diputados y diputadas. Por eso sentimos la necesidad de dar el respaldo (a Carnaghi) ”, contó Tubio a Letra P. Y continuó: “En 2019, estuvimos involucrados en una situación similar. La Justicia determina una cosa, pero hay sectores (por Nuevo Encuentro) que pretenden otra. No respetan los acuerdos previos, cuando se consolida un frente”.

En las últimas horas, Lorena Barabini, delegada del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y secretaria de género del PJ de Neuquén, también planteó que “el acuerdo se construyó con la normativa que nos rige hasta acá, todos sabíamos las reglas de juego” que plasma la ley. “De ningún modo confrontamos (con la paridad), sólo planteamos que vamos a militar por la paridad real pero, en esta instancia, corresponde que se resuelva tal está explicitado en la ley porque fue el encuadre utilizado para resolver las candidaturas”.