X

Estalla la UCR bonaerense: a los gritos, Salvador amenaza con expulsiones

En medio de dardos cruzados con el ala opositora, el ex vice de Vidal impuso un proceso para tachar afiliados que jugaron por fuera. Ratificó internas el 11/10.

Por 19/08/2020 19:00

Casi cuatro horas de tensión máxima se vivieron en el reciente plenario virtual del Comité bonaerense de la UCR, donde el oficialismo partidario encabezado por el saliente presidente Daniel Salvador impuso su voluntad de ratificar el 11 de octubre como fecha para la elección interna, a pesar del complejo contexto de pandemia, siempre aclarando que la misma está abierta a modificaciones. Así, descartó la propuesta opositora de correr la interna al 29 de noviembre. Pero la mecha de la discordia con el ala opositora se prendió con la inclusión de una medida que no estaba prevista en el orden del día y que fue mocionada por el oficialismo: la apertura de un proceso de detección y expulsión partidaria de los afiliados que en las últimas elecciones jugaron por fuera de Cambiemos.

No es casual esta avanzada tendiente a barrer afiliados, la cual no se registraba en el radicalismo desde los tiempos de la concertación cobista-kirchnerista. Dentro del armado opositor reportan varios dirigentes que, sin lugar en las listas de Juntos por el Cambio, apostaron por Consenso en 2019. El salvadorismo ya encomendó la confección de un listado de aquellos que no respaldaron la fórmula Macri-Pichetto, para que caiga sobre ellos el artículo 10 de la Carta Orgánica -que contempla las expulsiones para quienes apoyaron o fueron candidatos por otros partidos- y así no puedan participar de la elección interna en la que están anotados Maximiliano Abad (por el oficialismo) y Gustavo Posse (por la oposición).



Dedo acusador. Salvador a los gritos en medio del plenario donde su sector promovió la expulsión del partido para aquellos que no jugaron en JxC en 2019.
 

En este tenso Zoom plenario se entremezclaron llamados a terminar con la “puerta giratoria” partidaria, denuncias de proscripción y hasta una moción de repudio a las expresiones recientes del cofundador de Cambiemos Ernesto Sanz, por pedir intervención vidalista en la interna partidaria. "Es un escándalo", dijo al respecto el plenarista alineado a Evolución y exconcejal de Esteban Echeverría Roberto Leonis. Sin embargo, esa moción cayó en saco roto, a diferencia de los planteos del plenarista oficialista Diego Martínez, que propuso abrir el proceso de expulsión.

La réplica no tardó en llegar desde la oposición. El referente bonaerense de Evolución Pablo Domenichini sostuvo: "No me opongo a que nuestro partido cumpla con las normas, pero hay que sincerar algunas discusiones. No es este plenario el que tiene la potestad de iniciar esta acción y mucho menos en el marco de un proceso electoral que ya está iniciado”. Al aludir a la versión taquigráfica de la reciente reunión del Tribunal de Disciplina partidario a la que tuvo acceso, Domenichini advirtió "un ejercicio totalmente parcial" que "sincera la discusión y las intenciones". “Se dijo 'a este (afiliado) hay que echarlo y a este no porque es nuestro'. Parece que hay afiliados correligionarios de categoría A y B según conviene en cada ocasión", denunció.

 

SALVADOR, A LOS GRITOS. Uno de los pasajes más tensos fue cuando el plenarista opositor Roberto Leonis acusó que estaban borrando la opinión de afiliados críticos a Salvador del facebook oficial del Comité, lo que provocó un duro cruce donde el otrora vice de Vidal buscó imponerse a los gritos:
Leonis: Están borrando mensajes. Le dije a Daniel que espero que no lo haya autorizado él, porque da vergüenza que se borre la opinión de afiliados críticos.
Salvador: ¿Con qué derecho decís eso? La gente de técnica no borró un mensaje. Es la búsqueda de tu show.
L: Tengo pruebas documentales y lo puse en el grupo de los plenaristas.
S: El show para vos ya terminó, Roberto.
L: Siento que para vos sea un show.
S: Lo único que hacés es ofender a gente que no tiene la posibilidad de defenderse y utilizar la pantalla para hacer acusaciones sin sustento (…) Estás muy, pero muy fuera de la mínima conducta de lo que se espera de un radical.
L: Si vos tenés el medidor de conducta, me quedo tranquilo.
S: Quedate tranquilo que cuando quieras la podemos comparar.


Sobre la pretensión oficialista de barrer a los afiliados que jugaron por fuera, el vice del partido y diputado nacional Carlos Fernández afirmó: “En algún momento hay que terminar la puerta giratoria de este partido y llegó el momento. El que decidió ser candidato por otro partido es porque optó por otra idea".

“Quiero un partido que busque transformarle la vida a la gente, no que se entregue al socio de turno a cambio de poner un hijo en alguna lista.” (Fernando Pérez)

“Me llama la atención que muchos correligionarios estén defendiendo a personas que han participado abiertamente en listas por fuera de lo que establece nuestra convención y que además ocupan cargos de representación y han roto un bloque”, descargó en la misma línea la diputada provincial Sandra París.

Esas características descriptas por la legisladora salvadorista apuntan a una figura en particular: el también diputado bonaerense Fernando Pérez, que fue candidato a intendente de Quilmes por Consenso y hoy reporta en la bancada de Cambio Federal.

 


En diálogo con Letra P, Pérez aseveró: “Me vedaron la posibilidad de competir en Quilmes en 2015 y 2019, siempre avalado por el Comité Provincia. Cuando el partido te veda la posibilidad de ser candidato está vulnerando no solo el principal espíritu democrático que es la competencia, sino también derechos constitucionales de ser candidato si sos parte de un partido”.

Al remarcar que lo mismo sucedió con otros dirigentes “que fueron excluidos” de las listas de Cambiemos por la conducción salvadorista, Pérez apuntó directo al ex vice de Vidal: “Quiero un partido que busque transformarle la vida a la gente, no que se entregue al socio de turno a cambio de poner un hijo en alguna lista a legislador nacional”. Alineado a la estructura de Evolución, el quilmeño concluyó: “El salvadorismo quiere que el afiliado no se exprese, por eso quiere votar en medio de la pandemia. Le tienen pánico a la opinión del afiliado, a la competencia interna y electoral porque no pueden dar la cara”.
 


ELECCIONES Y PANDEMIA. A medida que avanzaba, el plenario creció en tensión. Sobre la fecha fijada para la interna, Domenichini enfatizó: “Las condiciones objetivas de la pandemia no solo se han aliviado, sino que se han agravado todas. Nuestra responsabilidad tiene que ser modificar la fecha del comicio, ratificar la presentación de listas para el 11 de septiembre si queremos tener claridad política, pero el acto electoral se tiene que llevar a cabo sin riesgo sanitario”. Al pedir que la UCR no se muestre “como un partido que se mira para adentro, alejado de los problemas reales”, el dirigente de Evolución sugirió trasladar la interna al 29/11 donde -dijo- "quizás las condiciones sean otras”, aunque sujeta a volver a ser corrida por la crisis sanitaria.

Visiblemente alterado, Salvador interrumpió: “¿Y para noviembre está resuelta la pandemia? Quiero imaginar que tendrán un informe". E insistió con que la interna del 11/10 “quedó en manos del plenario, (con) la alternativa de modificar y prorrogarla”, por lo que detalló que en los últimos días de agosto “todos los sectores” abordarán el tema. “Nadie piensa que esa fecha sea de posible realización", refutó Leonis para disparar: "El PJ es más coherente que nosotros, ellos ya suspendieron la interna porque hay una pandemia".