X

El Presidente presentó así a Larreta, paloma amarilla top, y pidió tener coraje en vez de angustia en la crisis, alusión a un discurso de su antecesor halcón.

Por 09/07/2020 11:48

El presidente Alberto Fernández usó la tribuna televisada del acto por Día de la Independencia para meterse de cabeza en la interna incandescente de la oposición, que por estas horas exhibe la profundización de las diferencias entre halcones y palomas. "Mi amigo Horacio Rodríguez Larreta", presentó el jefe de Estado al jefe de Gobierno porteño en la ronda de menciones de los 22 gobernadores y las dos gobernadores presentes de manera virtual en la Quinta de Olivos. Minutos después, en su discurso, pidió tener "coraje" ante la crisis en vez de "angustia" y, de esa manera, recordó un polémico discurso que pronunció su antecesor inmediato, Mauricio Macri, cuando encabezó la ceremonia del 9 de julio de 2016. 

Fernández destacó este jueves la presencia, aunque fuera virtual, de los jefes y las jefas de los estados provinciales. Y mencionó a cada uno y a cada una. Presentó como amigo y amiga a un gobernador y a una gobernadora peronistas, el formoseño Gildo Insfran y la santacruceña Alicia Kirchner, y a uno del PRO: Rodríguez Larreta, referente con mayor peso político institucional del ala opositora que propone conducir a la alianza Juntos por el Cambio hacia un centro moderado.

 

  

"En los tiempos difíciles, debemos ser como esos hombres", dijo Fernández en alusión a los héroes de la lucha por la independencia y pidió que sea "el coraje lo que nos llene el alma, no la angustia", porque, "si ellos hubieran estado angustiados, habrían quedado paralizados".

Teléfono para Macri.

 

 

Hace cuatro años, el entonces presidente encendió una intensa controversia cuando le dijo al rey de España, presente en el acto, que los constituyentes de Tucumán "claramente deberían haber sentido angustia de tomar la decisión de separarse de España".

Las palabras de Fernández no tienen nada de casuales. El exmandatario por la alianza Cambiemos reapareció este miércoles, después de cuatro meses de silencio, con críticas al gobierno del Frente de Todos.

A través de esos cuestionamientos, Macri le habló a su base electoral para recrear su liderazgo como jefe opositor en momentos en que su figura se ve desdibujada por su ausencia de la discusión pública y, justamente, por la emergencia del foco de resistencia y competencia que representa el ala referenciada en Larreta.